‘Parot’, la doctrina de la discordia

La doctrina Parot se refiere a la jurisprudencia por la cual las reducciones de condena son aplicadas a la totalidad de la pena y no al máximo permitido por ley. Con la derogación de esta sentencia el 21 de Octubre de 2013, los beneficios penitenciarios son aplicados a la pena máxima establecida en España. Consecuentemente, decenas de presos fueron puestos en libertad en los días posteriores. Y aquí es donde empieza esta historia.

Parot se estrenó el pasado 28 de mayo en Amazon Prime Video y nosotros ya hemos visto los primeros episodios de la serie. Esta reseña contiene mínimos spoilers de la trama principal.

La derogación de la doctrina Parot y sus consecuencias

¿La más directa?, la ya explicada liberación de presos a diestro y siniestro. ¿La que centra la trama, al menos en los primeros compases de la serie?, la aparición de un verdugo justiciero. En efecto, la trama policial se centra en la investigación del, para muchos, héroe del barrio. Los liberados están siendo asesinados en las mismas condiciones en las que ellos cometieron sus atrocidades. Y aquí es donde empieza el conflicto principal de la serie. Mientras que el agente Nieto se niega a coger el caso por cuestiones morales, Isabel considera que el asesino de asesinos debe pagar por sus crímenes, como cualquier otro criminal.

Adriana Ugarte se mete en el papel de Isabel Mora, una agente de policía rígida en su posición de cumplir la ley a rajatabla. Esto crea bastantes roces con su compañero Nieto, interpretado por Javier Albalá, que tiene una visión más amplia sobre el término justicia. Lo que no sabe su compañero, es el terrible sufrimiento por el cual tuvo que pasar Isabel, y que volverá a revivir con la derogación de la doctrina Parot. Más concretamente con la liberación de uno de los presos, Haro.

Estupendamente interpretado por Ivan Massagué, Haro es el antagonista principal de esta historia. Violador, acosador, machista… son solo algunos de los adjetivos que se me ocurren a priori para describir a este personaje. Un terrorista de las emociones que no ha dudado ni un segundo en atacar a mujeres jóvenes y desprotegidas con tan solo el deseo de poseer sus cuerpos y sus mentes. Lo que hizo es imperdonable, pero a fecha de 21 de Octubre de 2013, Haro vuelve a ser un hombre libre.

Completan el reparto Blanca Portillo, Michel Brown, Patricia Vico, Antonio Dechent y Nicole Wallace, tal como os contamos aquí.

El machismo, la trama más importante

Y es que Isabel no solo tendrá que investigar el caso mientras continua ese tira y afloja con su compañero. Haro se cuela en la vida de Isabel sin ella saberlo (vamos a dejar de lado la increíble suerte que tiene en cada una de sus escenas). Sus intenciones son claras: hacer creer a sus allegados que Isabel está loca. ¿Y cómo lo hace? Con pequeñas acciones que echan por tierra la confianza de Isabel en ella misma, o lo que es lo mismo, hacer un luz de gas: un tipo de maltrato psicológico que afecta de manera muy sutil, pero que poco a poco va desgastando la estima de la mujer hasta el punto de anularla. Y lo consigue.

En los primeros episodios vemos como Isabel va perdiendo el rumbo de su vida. Su hija adolescente pasa de ella; la sobreprotección de su madre hace que esté día sí, día también cuestionando sus acciones; su compañero de trabajo critica cada uno de sus pasos… Ya no está al timón del barco.

Por otro lado, no podemos dejar de obviar la doble moral de hablar de machismo en la serie usando como baza principal la superación personal del personaje femenino para crear un empoderamiento surgido de los traumas pasados. Quizás es hora de dar un pasito más en la concepción de los personajes de ficción y poder mostrar a una protagonista femenina, potente, empoderada por ella misma, sin un pasado traumático y basado en las acciones de un personaje masculino que se realizaron sobre ella.

Parot se estrenó el pasado 28 de mayo en Amazon Prime Video, os dejo link al tráiler.

The following two tabs change content below.

Paco

Productor audiovisual cuando me dejan, seriéfilo 24/7. Me gustaría escribir más, pero siempre lo dejo para mañana. Lost es mi religión y a quién le pique que se "arrasque". Littlefinger deserved better.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

‘Parot’, la doctrina de la discordia

de Paco Tiempo de lectura: 3 min