cuento-criada

Guilty Displeasure: cuando la serie no te gusta

“¿Qué es el guilty displeasure?” os preguntaréis. Pues es un término que se me acaba de ocurrir mientras me como un plato de macarrones, la verdad. Igual existe y me estoy anotando un tanto que no me corresponde, pero ojos que no ven, corazón que no siente. ¿Y a qué corresponde exactamente este guilty displeasure? Pues según el diccionario Paco-Rae, Rae-Paco, describe la sensación de culpabilidad que recae sobre nosotros al no gustarte una serie (tiene que ser una serie, lo siento cinéfilos, buscaos vuestro propio término) positivamente aclamada por jurado, crítica, familia, amigos y hasta compañero de trabajo cansino que no para de recomendarte la misma serie desde hace 358 años.

Una serie premiada te puede parecer una castaña

Tú también habrás intentado ver una serie que se ha llevado el Emmy a mejor guion, mejor interpretación femenina, mejor ambientación, mejor banda sonora, mejor cliffhanger, mejor muerte principal y mejor camioneta de reparto que en verdad es un puesto de monitorización policial, sin erótico resultado, ¿verdad? Pues a tomar viento. ¿Quién c*** es el señor Emmy para decirte lo que tienes que ver? Pasa de todo, querido enfu. Tú sigue tus instintos y no te dejes influenciar por 4 críticos pollaviejers que se creen por encima del bien y del mal. ¿Que te mueres porque vuelva Élite y, en cambio, te duermes con The Crown? Pues no te sientas culpable y adelante con ello. Shame on you, Emmys. Sé dueño de tu tiempo.

Una y mil veces he intentado que me gustara Succession, ganadora del Emmy a mejor serie dramática en 2020. Y sí, tuve esa sensación de estar viendo una supuesta obra de arte altamente sobrevalorada por la crítica. Pues no me entra, tía. No tiene ritmo, los personajes me parecen muy estereotipados, no ha conseguido captar mi atención por muchos intentos que le he dado. Desistí. Toda suya señores críticos, yo paso. Un guilty displeasure en toda regla.

guilty displeasure

Las redes sociales, tu talón de aquiles

Conversaciones por whatsapp, stories en instagram, youtubers, tus tuiteros de confianza (@nooigo guiño guiño, seguidme). ¿Qué pasa cuando de repente todos tus amigos están viendo esa serie de moda que tú ni conocías de su existencia? Pues que la buscas, la añades a tu wishlist y te la pones. Y ante el hype creado por todos, o ante tu excelentísimo criterio, de repente te despiertas al día siguiente, con el señor Netflix preguntándote si sigues ahí y con la sensación de haber consumido 10 horas de luz innecesariamente (con suerte, en el tramo “barato” de facturación). Y tú piensas, ¿pa qué tanto revuelo por Killing Eve? MENUDO SANTO COÑAZO. Ea, ya lo he dicho.

guilty displeasure

Segundas temporadas nunca fueron buenas

También es posible que hayas visto la primera temporada de una serie y te haya parecido una joya. Luego empiezas la segunda y…gñé, no es lo mismo. Pero la gente te dice, sí, la segunda es un truño, pero tú síguela que mejora (cuántas veces habré dicho yo mismo eso). Y lo intentas, una y otra vez. Venga, que esta serie te ha dado muchas alegrías, una última oportunidad. Pues si no te entra la segunda temporada, no te fuerces. No suele merecer la pena, cuando algo se te ha caído, es muy difícil que vuelvas a cogerle el punto.

Say hi, June de El cuento de la criada. Lo siento, me enganché a la primera temporada, pero la segunda no ha conseguido lo mismo, sino todo lo contrario. Aburrimiento constante ante lo que debería ser el subidón de SPOILERS SPOILERS SPOILERS la huida de June de casa de sus señores.

guilty displeasure

Porque, ¿y qué pasa si no me gustan los macarrones? ¿Te digo yo lo que tienes que comer? Por muy popular que sean, a mí no me gusta comer macarrones, eh lo que hay Patrisia.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Paco

Productor audiovisual cuando me dejan, seriéfilo 24/7. Me gustaría escribir más, pero siempre lo dejo para mañana. Lost es mi religión y a quién le pique que se "arrasque". Littlefinger deserved better.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Guilty Displeasure: cuando la serie no te gusta

de Paco Tiempo de lectura: 3 min