HTGAWM: Cómo defender una última temporada

¡Hola seriéfil@s! La sexta y última temporada de How to get away with murder ha llegado a su parón otoñal y no podemos hacer nada más que mordernos las uñas hasta su regreso. Pero antes de nada, vamos a ponernos en contexto.

¡Espera! SI la muerte de un personaje vital en la tercera temporada te impidió seguir la serie hasta el día de hoy y todavía no estás al día, no te recomiendo que sigas ya que esta entrada contiene spoilers… ¡Avisado quedas!

Fue un poco antes del regreso de la serie cuando se confirmó que la sexta temporada iba a ser la última. Muchos nos alegramos porque aunque creyésemos que la serie estaba funcionando bien, hay que saber cuando terminar para que las tramas no nos frían el cerebro. Y con HTGAWM, siempre ha habido que estar muy atentos. No conviene olvidar ningún personaje ni ninguna trama secundaria puesto que uno puede perder el hilo rápidamente. De hecho, ese parón de abril a septiembre a veces es muy malo para que podamos recordarlo todo.

How to get away with murder podría haberse llamado How to get away with flashforwards porque ha sido la técnica implacable que hemos tenido a lo largo de las 6 temporadas. Y mirad que yo me he propuesto siempre adivinar lo que pasaba, pero en todas he sido burlado (¡lo cual me encanta!).

En el primer capítulo de esta temporada vemos a una Annalise que está intentando centrar sus chacras mientras evita a quien ha sido su mayor enemigo durante toda la serie. Y no, no hablamos de una persona en concreto, sino del alcohol. Esos golpes en la almohada como desahogo nos confirman una y otra vez el gran personaje que encarna Viola Davis.

No obstante, en cuanto vemos el flashforward es cuando nos damos cuenta de que esta vez hay una muerte un poco más importante, la de ella, la gran protagonista: Annalise Keating. Es por ello que empezamos a ser conscientes de que esto se acaba de verdad pero HTGAWM siempre esconde sorpresas y en este último capítulo del jueves todo ha salido a la luz.

En el final del capítulo 6×08, se nos mostraba un concepto que no tenía que pasar desapercibido: la muerte fingida. Annalise proponía a su alumnado un crimen en torno a la figura de Blancanieves donde era la acusada por matar a la reina. La mejor hipótesis que Annalise intenta que los demás tracen es que si no hay cadaver, podemos pensar que la reina realmente no murió. ¿Debemos trasladar esto a la situación real de nuestros protagonistas? ¿Debemos creer entonces que Annalise orquesta su propia muerte para salvarles de nuevo a todos?

El episodio final está lleno de reproches. Reproches en torno al pasado y a todas las traiciones cometidas. Los alumnos descubrirán que Asher tiene un trato con el FBI porque se ha llegado a un punto en el que importa mirar por el bien de cada uno. Parece que Annalise está haciendo lo mismo y que está escapando de todos sus problemas.

Por su parte, Laurel Castillo no ha pasado desapercibida a lo largo de la primera parte de la temporada. A mí personalmente que ninguna de sus tramas me ha llamado la atención a lo largo de las temporadas, sí que me ha chocado su ausencia durante todos estos capítulos aunque la causa estuviese más que justificada.

El final nos deja todavía con más dudas que cuando empezamos… y es que Asher ha muerto y no sabemos quien le ha matado. Y por si eso fuera poco, HTGAWM saca el as que llevaba guardandose tanto tiempo. Un as en el que yo personalmente nunca me permití dejar de creer. Un as que tiene que ver con ese concepto de la muerte fingida al que Annalise interesaba tanto. Y es que parece que un viejo conocido vuelve para quedarse

¿Que opináis seriéfilos? ¿Os lo esperabais? ¿Vais a aguantar con vida al regreso final de la serie? ¡Os leo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: