Crítica de «El Internado: Las Cumbres»

Ya hemos visto El Internado: Las Cumbres, serie que estrenará Amazon Prime Video el próximo 19 de febrero en su plataforma. Y aquí os traemos la crítica a esta primera temporada… ¡Y sin spoilers!

Ya os hablamos en su momento de ella: se trata de una primera temporada (porque ya ha sido renovada) con un total de ocho capítulos que duran una media de 50 minutos. Y esta reducción de tiempo, lejos de ser algo malo, ha hecho posible que quiten mucha morralla y tramas innecesarias.

Pero vayamos por partes con esta crítica.

La serie comienza con un cameo muy interesante que nos hace entender que todo lo que sucederá, acontecerá en el mismo universo que lo que pasó en el Laguna Negra. Y así comienza la rueda de misterios, fantasmas y confusión que nos acompañará durante toda la temporada.  

Mucha pero que mucha confusión

Al contrario que el Laguna Negra, Las Cumbres se trata de un internado para adolescentes “problemáticos”, donde se les corrige muchas veces a base de violencia y disciplina. Ya lo dicen en el propio trailer: “esos chavales son alimañas sin sentimientos”. 

Con el paso de los capítulos nos iremos dando cuenta que lo más peligroso no se trata del propio Internado… Si no de los misterios que aguardan tanto dentro de este como fuera.

¿Os suena esta premisa?

Pues sí, El Internado: Las Cumbres ha aprovechado todo aquello que hizo tan grande y misteriosa a su predecesora y lo ha explotado. Dando lugar a una serie de suspense, misterio y terror donde nunca sabes realmente lo que está sucediendo y las tramas secundarias giran en torno a la principal porque tienen que ver con ella.

Además, como mencionaba antes, el hecho de que se haya reducido la duración de los capítulos hace que se nos permita conocer antes a los nuevos personajes que se colarán en nuestro corazón como en su momento hicieron Fermín, María, Iván, Julia o Marcos (por nombrar a unos cuantos).

El Internado: Las Cumbres

Y es que los nuevos protagonistas como Amaia (Asia Ortega), Inés (Claudia Riera), Paul (Albert Salazar) sin ninguna duda, mantienen el nivel interpretativo que ya dejó Laguna Negra. ¡Y menos mal! Porque ya lo dice el dicho: las comparaciones son odiosas y si encima los elegidos no hubieran estado siquiera a la altura de los del primer internado…

¿Mis personajes favoritos? Yo diría que son Inés y Elías… Y hasta aquí puedo escribir, porque no quiero hacer ningún spoiler.

Sin ningún atisbo de duda: si te gustó El Internado: Laguna Negra, tienes que ver Las Cumbres. Si pasaste miedo con el primero (¿cómo olvidar al gnomo?) yo te recomendaría verlo de día o al menos con la luz encendida.

Porque algún sustillo sí que te vas a llevar.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

María López

Escribo, diseño y, a veces, también dibujo. Friki con experiencia, fangirl en aumento, y quejica profesional de cualquier ámbito. Un día descubrí las series y desde entonces vivo mi vida en temporadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crítica de «El Internado: Las Cumbres»

de María López Tiempo de lectura: 2 min
0