PURE: sustancias chungas, religión y mafias mexicanas

Así funcionamos nosotros y cero remordimientos. Serie que se estrena, serie a la que nos vemos obligados por una serie de principios (más o menos cuestionables) a echarle un ojito. Ni más ni menos, señoría. Porque ya sabéis que nuestras tres cosas favoritas en la vida son: almacenar memes de Belén Esteban en la galería, las croquetas y las series. Choices.

En esta ocasión, y gracias a COSMO, venimos a hablarte de Pure, una serie que la cadena estrena hoy mismo a las diez de la noche. O sea, que yo que tú no me la perdería porque se viene bien candente la cosa. Ya no es porque tengamos entre manos una historia basada en hechos reales, que también, sino porque la historia nos ha dejado «alocaos» (como el último bop de la siempre todopoderosa Bad Gyal).

Pure nos adentra en ̶u̶n̶a̶ ̶s̶e̶c̶t̶a̶ en una comunidad religiosa (un poco turbia, todo hay que decirlo) que hacen vida como si se encontraran en el siglo XIX. O sea, que se abra un agujero negro y me lleve porque, chica, ni un wifi, un poquito de calefacción para este invierno que se viene, un desodorante para cuando salgas del metro… Fatal todo.

Resultado de imagen de pure serie COSMO
«Ella es calladita pero en el sexo es atrevida» – Platón 409 A.C

Pero más fatal se van a poner las cosas cuando Noah Funk (Ryan Robbins), nuestro protagonista, se da cuenta de que miembros de los cárteles mexicanos más chungos se encuentran infiltrados en su ̶s̶e̶c̶t̶a̶ comunidad. ¡TACHÁN! ¿Con qué fin? ¿El de venderte unos robots de cocina por unos eurines? Pues no precisamente, amiga. El trapicheo de sustancias perjudiciales, chica, que está a la orden del día.

Ante este hermoso pastel de crema y nata con el que se ha topado Noah, el mandamás de la ̶s̶e̶c̶t̶a̶ comunidad, toma una radical decisión para proteger a su familia. ¿Que de qué narices estamos hablando? Pues de que este buen señor pasa a ser el enlace entre sus seguidores y los traficantes. Como el que decide un día comprar chapata en lugar de barra, básicamente.

Sin embargo, no lo tendrá nada fácil ya que el detective Novak, amigo de la adolescencia de Noah, muy pronto comenzará a realizar su trabajo para llegar hasta el cabecilla real de la banda. O sea, que las cosas prometen seguir poniéndose complicadas para todos los implicados. Sobre todo para Noah, quién evidentemente no está preparado para hacer el trabajo sucio que se le ha encomendado.

Resultado de imagen de pure serie COSMO
«No seáis mal pensados. Vengo de la Tomatina»

Entre toda la trama del narcotráfico también habrá tiempo de conocer las costumbres de este peculiar grupo religioso basado en Los Menonitas de la Antigua Orden. Éste es una comunidad religiosa real con un idioma propio apoyada en la disciplina, el pacifismo, el rechazo a las nuevas tecnologías y las antiguas formas de adoración. En el año 2008 los miembros de este grupo sumaban más de 27000. Casi nada.

Tendremos que esperar para comprobar por nosotros mismos como evoluciona la historia de Noah porque parece que las cosas estarán bastante complicadas durante las próximas entregas tanto en el plano profesional como en el familiar. Ojito, que me estoy mordiendo la lengua para no soltar lo que quiero soltar. Bomba de spoiler: neutralizada con éxito.

En fin, chica, una maravilla de serie a la que yo no dudaría en hincarle el diente esta misma noche en COSMO. Así que prepara las palomitas y déjate llevar por estos casi cuarenta y dos minutos del capítulo piloto que te van a dejar con el corazón bastante regulinchi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: