Pequeñas joyas de Netflix IX: Bridgerton

Shondaland aterriza en Netflix el día 25, y lo hace vestida de época.

Hola queridos lectores, si estáis leyendo este artículo, no me queda más remedio que recomendaros que cerréis la página sin mirar atrás. Y es que, una vez entras en la temporada de bodas londinense, te será muy difícil escapar de ella.

Shondaland lo ha vuelto a hacer, Bridgerton ha venido para quedarse.


Pongámonos en situación, darlings

Bridgerton es una historia caballeresca de toda la vida.

Las mujeres aspiran a encontrar un buen marido, mientras que ellos se van de putas y festejan sus triunfos. Las damiselas que deciden vivir su vida a su manera son tratadas de fulanas para siempre. Los hombres, en cambio, son llamados vividores con opciones a sentar la cabeza.

La matriarca es la encargada de enseñar valores y responsabilidad ante los posibles pretendientes que se sucedan. El cabeza de familia, varón, por supuesto, de elegir los esposos de sus hijas.

Podríamos decir que estamos ante una especie de First Dates de época, pero con Luís Tosar como jurado. Si él no aprueba esa boda, estás jodida.

Bridgerton

La trama

Dentro de este marco, seguimos los pasos de Daphne Bridgerton, debutante en esto de las bodas concertadas. Es el primer día de carrera y las pretendientas tienen que pasar por el control de la reina, Charlotte. Ella decide si eres un diamante en bruto o la ponzoña más nauseabunda del lugar. A partir de sus decisiones, las bellas damiselas inician un tour por las casas más importantes del país en busca de su futuro esposo, de cuánta más alta clase mejor, por supuesto.

¿Qué pasa cuando estás en lo más alto del cielo y caes sin paracaídas y sin red? Pues que la hostia es mayor de lo que puedes aguantar. Sin embargo, a nuestra protagonista, no le tiembla el pulso para dar un golpe en la mesa y tomar las riendas de su propio cuento de hadas.

Eso sí, con la inestimable ayuda de Simon, el duque de Hastings, que harto de ser el soltero más cotizado, encuentra en Daphne una vía de escape.

Bridgerton

Pero no todo iba a ser de color de rosa, pues aparece una misteriosa columnista llamada Mrs. Whistledown que promete revolucionar la vida de toda la High Society, publicando en prensa los cotilleos de todas y cada una de las familias más importantes del lugar.

Una fantasía de señora, vamos.

Lo que está por venir

Establecidas las bases, la serie arranca a toda pastilla en el minuto 1 de carrera.

La gran cantidad de historias paralelas a la trama principal no paran de sucederse. Nos encontramos ante un abanico inmenso de personajes secundarios, cada uno con una historia que contar.

Tenemos a la damisela en peligro, que sabe defenderse muy bien solita; el cuento de la cenicienta, con abuelastra incluida; vuelve a nuestras vidas Arya Stark, esta vez con vestidos de diseño y con la lengua más suelta que nunca; ¡incluso ha pasado Chiqui a saludarnos!

Bridgerton

Estamos ante una serie que se ríe de las típicas historias de amor. A Chris Van Dusen y el equipo de Shondaland no le tiembla nada el pulso a la hora de caricaturizar las viejas costumbres y darle una vuelta de tuerca al cuento de la damisela en peligro.

Y la verdad es que se agradece.

Valoración

Si os gusta una buena serie de mentiras, traiciones y cotilleos, subíos al barco. Si os gusta el salseo, las conspiraciones y los shippeos, subíos al barco. Si os gustaron series como Gossip Girl, Revenge o Donwtown Abbey, subíos al barco.

En definitivo, si queréis que vuestra peluca vuele hasta marte, DEBERÍAIS subiros al barco.

Palabra de cotilla.

Los Bridgerton se estrena el próximo 25 de diciembre en Netflix


Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

*Click en las imágenes para acceder

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-5-edited.png

The following two tabs change content below.

Paco

Productor audiovisual cuando me dejan, seriéfilo 24/7. Me gustaría escribir más, pero siempre lo dejo para mañana. Lost es mi religión y a quién le pique que se "arrasque". Littlefinger deserved better.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pequeñas joyas de Netflix IX: Bridgerton

de Paco Tiempo de lectura: 3 min
0