¿Merece la pena ‘Pacific Rim: The black’?

El pasado día 4 de marzo se estrenó en Netflix Pacific Rim: The Black. Esta serie de animación explora el universo creado hace casi una década por Guillermo del Toro (la primera película salió en 2013, de nada). Ahora tenemos más Jaegers, Kaijus, personajes y escenarios en este nuevo producto de 7 episodios de momento. Sin embargo, ¿merece la pena Pacific Rim: The Black? Vamos a comentar sus puntos a destacar y donde flojea más.

Música y animación

La banda sonora de la serie recuerda mucho a las de las películas, sobre todo a la primera. Música cañera que acompaña muy bien las escenas de batallas de robots gigantes contra monstruos gigantes.

Respecto a la animación hay un poquito más que desgranar. En su conjunto, toda la serie está desarrollada en 3D: escenarios, personajes, Jaegers y Kaijus. No sé de quién fue la idea pero me gustaría tener más que palabras con esta mente pensante. Este estilo no desentona tanto durante las escenas de combate, que suelen ser fluidas y cuidadas teniendo en cuenta el tipo de producto que nos ofrece Netflix. Ahora bien, la misma animación en personajes humanos es un poquito mediocre. Parecía que le hubieran pegado tijeretazos a la cinta y faltaran frames cuando hablan o se mueven. Le han puesto esfuerzo y tiempo a las peleas y es lógico; sin embargo, la mayor parte del tiempo nuestros protagonistas no están subidos al robot. Hablan entre ellos, interactúan con el entorno y otros personajes durante gran parte de la serie y se nota que está hecho regulinchi.

Trama y personajes

Empecemos por lo primero: ¿de qué trata The Black? El anime narra la historia de dos hermanos, Hayley y Taylor, en una Australia desolada por la invasión Kaiju. Cuando por pura casualidad encuentran el Jaeger Atlas Destroyer, la vida de estos dos hermanos cambia radicalmente. Más o menos esta podría ser la sinopsis de la serie. En un principio puede tirar más por tintes adolescentes como Uprising, la segunda película (que no voy a nombrar más porque menudo mojón) pero desde el primer episodio te dejan claro que es más adulta de lo que aparenta.

El elenco es un arquetipo detrás de otro que funciona relativamente bien. Tenemos el hermano mayor protector, la hermana pequeña aventurera, el malo malísimo que es malo malísimo porque tiene que haber uno y la soldado con estrés postraumático. Todos sirven a su propósito y The Black nos regala inlcuso un poquito de evolución personal, la justa que nos puede dar dada la duración la serie.

Algo a destacar negativamente en este aspecto es el doblaje en versión original, no sé cómo será en las demás versiones. El caso es que el doblaje está hecho, para mí, con desgana. Sí es verdad que conforme avanzan los capítulos parece que esta desgana desaparece (o se diluye porque uno se acostumbra) pero al comienzo es como muy plano. Eso sí, ni punto de comparación con el doblaje de Memorias de Idhún.

¿Merece la pena Pacific Rim: The Black?

Si te gustó la primera película (la segunda no existe) te hace la tarde. En un par de horas te las ves, te entretiene el tiempo que dura y hasta luego, Maricarmen. Expande el universo de Kaijus y Jaegers, nos presenta nuevos conceptos no antes vistos y tenemos algún que otro easter egg para la más avispada. Pero más allá de todo esto no es algo que recomendaría a alguien a menos que haya visto/leído productos anteriores. Le pasa lo mismo que a Jurassic World: Camp Cretceous, es sencilla, rápida y para un nicho muy concreto que, si la sacas de ahí, es un pestiño.

Y hasta aquí la serie de Pacific Rim hasta que Netflix decida si continuarla o no. ¿La habéis visto? ¿Qué pensáis de ella? Siempre podéis comentarlo abajo o decirnos en nuestro Twitter qué os ha parecido.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Merece la pena ‘Pacific Rim: The black’?

de Rubén Tiempo de lectura: 3 min