Pequeñas joyas de Netflix XIX: Rumbo al infierno

Rumbo al infierno es la nueva propuesta coreana del inmenso catálogo de nuestra plataforma de streaming de confianza. Basada en el webtoon homónimo que se publicó a lo largo de 2019 y 2020, por fin en noviembre de 2021 dio el salto a la pequeña pantalla.

¿Rumbo al infierno o el infierno rumbo a nosotros?

Más que una travesía hacia el infierno, la serie nos muestra como el infierno viene hacia nosotros, en forma de tres perros monstruos del ídem. Pongámonos en situación. Si eres uno de los afortunados que va a ser carbonizados por estos simpáticos gorilas, recibirás un aviso. Porque el que avisa no es traidor. En este aviso, una calavera gigante anuncia la fecha de tu muerte. Savage. Pueden ser unos días, unos meses o, incluso, unos años. Pero lo que está claro es que si recibes el mensaje, muerdes el polvo.

¿Qué son estos monstruos? ¿por qué atacan a gente random? ¿Quién decide tú no, tú no, tú no, tú no, tú sí? Pues no lo llegamos a saber. Ese no es el punto de la serie. Es un hándicap más con el que la sociedad tiene que vivir. Pero un grupo de iluminados que se hacen llamar La Nueva Verdad aprovechan la situación para esparcir su mierda mensaje. Atribuyen estas elecciones a un mensaje de Dios. Tal cual. No es que sea la causa más original del mundo, pero eso que te llevas.

Según el mensaje de La Nueva Verdad, Dios en su grandeza decide exterminar a los pecadores del mundo de los vivos. Pues imaginad lo que implica esta afirmación. Caos. Es lo que deriva de la creciente popularidad de La Nueva Verdad. El caos irrumpe en el mundo y la gente sale en busca de pecadores cual día de la Purga. Por suerte, un pequeño grupo de personas intentará poner fin a estas falacias, entre los que se incluyen un policía, una abogada y un productor de televisión.

¿Merece la pena?

Sí, la verdad es que la serie está bien. A pesar de que no encuentras explicación a absolutamente nada, la deconstrucción que se realiza de la sociedad es brutal. Desde el todo vale hasta la evolución en lo totalmente opuesto, la población sufre un cambio a medida que las injusticias suceden y la violencia aumenta. Además, ocurre un cliffhanger que pronostica una posible segunda temporada.

La serie consta de 6 episodios en esta primera temporada donde cierran todas las tramas principales. Pero, como ya hemos comentado, surge un giro final que se entiende que podría tener continuación. Aunque según unas declaraciones de su autor, antes sería publicada en formato webtoon, por lo que no se espera que veamos la segunda temporada a corto plazo.

Os dejo por aquí el tráiler.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Paco

Productor audiovisual cuando me dejan, seriéfilo 24/7. Me gustaría escribir más, pero siempre lo dejo para mañana. Lost es mi religión y a quién le pique que se "arrasque". Littlefinger deserved better.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pequeñas joyas de Netflix XIX: Rumbo al infierno

de Paco Tiempo de lectura: 2 min