The Flash 6×09 Review: Crisis on Infinite Earths: Hour Three

¡Llegamos al final de la primera tanda de Crisis! Después de la primera y segunda parte de Crisis, llega la tercera y última de esta tanda que se despide del crossover hasta el 14 de enero. “Crisis on Infinite Earths: Hour Three” nos deja el mejor episodio hasta ahora de lo que llevamos de crossover. Con conflictos emocionales enormes, una buena ración de sacrificios,  y de cameos realmente interesantes pero con algunos agujeros en el guión que deslucen el resultado final. ¡A comentarlo todo!

AVISO SPOILERS NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO EL CAPÍTULO 6×09 DE THE FLASH 

El episodio comienza en medio de la investigación sobre los Paragones. El artilugio inventado por Ray hace que descubramos quiénes son los que quedan. Solo uno de ellos está ausente así que Iris y Ralph van en su busca. 

Mientras tanto, Diggle y Mia, junto con Constantine van en una misión para rescatar el alma de Oliver; Kate y Kara se encargan del Libro del Destino y Barry, junto con Caitlin y Cisco hacen lo propio para intentar derrotar al Antimonitor. Así, las tramas del episodio son repartidas en diferentes direcciones que más tarde convergerán en una sola.

Vamos a empezar analizando los Paragones. Al parecer, ni Oliver ni Mia lo son. Esto es algo que me escama porque Monitor dejó claro que necesitaban a Mia y no paran de hacernos saber que el destino de Oliver es mucho más grande de lo que pueda parecer ahora mismo. Así que estoy segura de que si no son Paragones, van a ser vitales para la resolución de esta Crisis. En otro orden de cosas, ¿Barry el Paragón del amor? ¿En serio? Ojos en blanco aquí, en serio.

Monitor le devuelve sus poderes a Cisco, lo que hace posible que él pueda cumplir su misión dentro de Crisis. Me parece realmente interesante la actitud de Cisco ya que al principio no quería sus poderes de vuelta. Es como si los estuviera rechazando. 

No sigo Flash desde hace algunas temporadas pero creo que toda esa actitud se debe al miedo de volver a fallar y de no poder completar su misión ni retener sus poderes. Perder esos poderes fue como si le arrancaran una parte de sí mismo y ahora que se ha acostumbrado a ese vacío, la posibilidad de volver a sentir todo de nuevo le da terror porque no podría soportarlo. 

Al final, Cisco da ese gran salto de fe…y acepta tanto sus poderes como su destino, lo que hace posible que acompañe a Barry y Caitlin en su misión en solitario. 

Amo a John Diggle. Esa es la frase que lo resume todo. Sabía que se iba a sentir culpable por no haber estado al lado de Oliver en el momento de su muerte, por no haber evitado que sucediera. Es como si le hubiese fallado a su hermano. Y eso lo está matando, lo carcome de dentro hacia fuera y casi no puede ni respirar cuando piensa que Oliver ya no está. Es como un puñetazo en pleno estómago que lo ha dejado sin respiración. Una respiración que no podrá recuperar si no recupera a Oliver. 

Por si fuera poco, también ha perdido a Lyla. Nadie sabe dónde está. Pero él no está dispuesto a que nadie le dé largas, eso se acabó. No va a perder a su hermano Oliver y a su mujer. No piensa permitirlo. Va a hacer lo que sea para recuperarlos. Así que hace que Monitor le cuente qué está sucediendo realmente con Lyla y se pone manos a la obra para recuperar a Oliver. Por eso lo amamos. Da absolutamente todo por su familia, sea lo que sea. 

El que desaparece de la lista de la misión “salvemos a Oliver” sin previo aviso ni explicación es Barry. En el episodio anterior estaba decidido a traerlo de vuelta pero en este, se pone a otra cosa sin explicar por qué. A lo largo del episodio, vemos estos agujeros en la trama, que nos sacan bastante de contexto, la verdad. Deberían de haberse tomado un tiempo para explicarlos. Cuidar esos detalles es lo que hace la diferencia. 

La misión para salvar a Oliver trae consigo una nueva tanda de cameos. Empezando por el mismísimo Tom Ellis como Lucifer. ¡ADORO A ESTE HOMBRE! Y al personaje también. Lo han escrito perfecto. Esa vena tan pícara y atrevida, a la vez que divertida que caracteriza al personaje. Ese flirteo con Mia, el uso de sus poderes, esa voz tan bajita…he sentido que estaba dentro de la serie de Lucifer y me ha encantado. ¡Gracias por mostrarnos esta joya de hombre y de personaje! Los que no veáis la serie no sé a qué estáis esperando. 

Eso sí, la pega es que, los que hemos visto el final de la season 5, sabemos que no encaja ese final con lo que han mostrado aquí. Pero bueno, hay que hacer algunas concesiones por el bien de la trama. 

El siguiente cameo que vemos es uno muy importante en este episodio: Flash de Tierra 90. Él está atrapado y descubrimos que Antimonitor está utilizando su súper velocidad como arma. Este personaje siempre ha sido importante para Barry ya que no sólo tiene sus mismos poderes si no que tiene que el aspecto de su padre. Eso hace que Barry siempre lo haya visto como una figura paterna. Y lo cierto es que se comporta como tal. Cuando Barry siente que no puede hacer nada para salvarlo, es él su voz de la razón, su guía y quién le hace ver las cosas con la cabeza fría para encontrar una solución. 

Y, por último, tenemos otra aparición interesante: Jefferson, otro superhéroe de otra Tierra que, a pesar de haberlo perdido todo, es necesario para acabar con ese arma de Antimonitor. Personalmente, no veo su serie, pero por lo que vemos de él a lo largo del episodio, parece un personaje interesante. Ahora, está en su peor momento porque debido a la Crisis ha perdido a toda su familia y está enfadado, furioso, frustrado y…roto. 

Una vez analizados los cameos más importantes, seguimos con la misión “salvemos a Oliver”. El alma de Oliver se encuentra en el Purgatorio (mi pobre bebé ni siquiera en la  muerte ha podido tener paz) que, como si propio nombre indica, se parece sospechosamente a Lian Yu. Sin embargo, como nada puede ser tan fácil como recuperar su alma y se acabó, descubrimos que seguramente la memoria de Oliver estará dañada y no recordará a Diggle ni Mia ni nada de su historia. Mia y Diggle están decididos a hacerle recordar, saben que pueden hacerlo. 

Mia empieza a tener dudas…no parecen encontrar a Oliver y está ansiosa. En su cabeza solo puede pensar en todo lo que puede ir mal. ¿Qué pasa si no consiguen encontrarlo? ¿Qué sucede si él no consigue recordarlos? Eso le rompería el corazón. Sería cómo volver a perder a Oliver pero mil veces peor porque para él sería una extraña mientras que para ella…él lo sería todo. Pero Diggle consigue tranquilizarla. Conoce a Oliver y sabe que para él, su familia significa el mundo entero, su vida, no hay forma de que no vuelva a ellos. 

Como siempre, Diggle tiene razón y consiguen encontrar a Oliver. Al principio, él no los reconoce, los ataca, los ve como enemigos pero John es rápido y consigue pararlo. Así, con Oliver retenido entre sus brazos, le pide perdón por no haber estado a su lado. Eso lo está carcomiendo desde que descubrió todo lo que ha sucedido en su ausencia. Diggle siente que le falló, de nuevo, y que no estuvo al lado de Oliver cuando más lo necesitaba. 

Pero ahora lo está, con la voz rota y desesperada le deja claro que él es su hermano y no lo puede perder, no otra vez, simplemente sería demasiado. Demasiado dolor, algo que rompería su corazón y su alma en dos. Perdería para siempre una parte de sí mismo, la mitad de sí mismo. 

Oliver recuerda. Consigue recordar a John, a su hija, su historia, lo que significan para él…absolutamente todo. Solo puede abrazarlo con todo lo que tiene. Igual que a Mia, se aferra a ella con desesperación y con una preocupación inmensa al saber todo lo que ha arriesgado al ir a por él. Pero ella no lo iba a dejar, lo pensaba simplemente dejarlo ir como si nada. Iba a luchar por recuperarlo. Tenía que hacerlo. 

En medio de este abrazo, Mia rompe a llorar. Por un momento, había pensado que no lo recuperaría. Había tantas cosas que podían salir mal…temía que se le escurriera de nuevo entre los dedos. Estaba aterrorizada de lo poder salvarlo y volver a perder lo único que le quedaba: la esperanza. Pero esta ahí, junto a ella. Lo han logrado. Y ahora puede dejar salir todo el dolor de su pérdida, el miedo, la impotencia, el nudo de su corazón…y lo hace en brazos de quién más la quiere: su padre. Es precioso. 

Pero la felicidad no dura mucho cuando se trata de Oliver y su familia. Cuando él está a punto de irse con ellos, aparece Spectre y le habla sobre su destino. No es volver a la vida…es salvarlos a todos para que todos los que ama, su familia, pueda tener un futuro, un mundo en el que vivir. Oliver sacrifica todo por su familia. Siempre lo ha hecho y siempre lo hará. Así que no lo duda. Con todo el dolor de su corazón, sabe que no puede volver y debe quedarse allí. 

Con lágrimas en los ojos, que son un reflejo de las de Mia, se vuelve a despedir de su hija. Ese “¡papá, no!” Me ha roto el corazón en mil pedazos…con la voz emocionada, Oliver la tranquiliza, sabe que todo estará bien. Todo está bien. Él acepta su destino y no tiene miedo ni pesar de sacrificarse por ellos. 

En ese momento, se comunica sin palabras con Diggle. Le encarga con la mirada y con ese toque a Mia, a William, a Felicity, a todos. Sabe que él los protegerá y Diggle sabe que Oliver tiene que hacer esto, por todos ellos. Así que acepta que lo va a volver a perder mientras siente que su alma se desgarra de forma enormemente dolorosa. 

Igual que el alma de Mia que también se parte al comprender que ha pasado Justo lo que temía: su padre se ha escurrido entre sus dedos justo cuando lo iba q recuperar. Y solo puede llorar desconsolada ante lo inevitable. Una parte de ella se romperá y se perderá para siempre y parece…imposible que consiga recuperarse de esto. Pero Oliver debe hacerlo, Mia lo sabe y lo comprende, sabe que lo hace por ellos. Así que solo le queda una cosa: dejarle claro que lo ama. 

Es la primera vez que se lo dice. Hasta ahora no se había atrevido, había tanta incertidumbre entre ellos, tanto miedo, tantas cosas no dichas…pero ahora ya no es así. Mia lo entiende, lo ama, esta orgullosa de él y sólo quiere que su padre sepa, que sienta, que lo quiere y que nunca lo olvide esté donde esté. 

Ha sido un momento tan precioso…y casi perfecto. Mia se queda a medio de decirlo cuando desaparece y creo que deberían haberla dejado decirlo. Al menos, les podían haber dado eso a Mia y Oliver. 

Mia vuelve destrozada, como una muñeca rota sin posibilidades de reparación, Diggle no está mejor y Sara se siente igual. Todos están tan sacudidos por dentro, tan rotos que ni siquiera pueden hablar porque no hay palabras para expresar su sufrimiento. 

A pesar de esto, creo que nos tienen preparado algo muy bueno. Ahora, Oliver ha tomado los poderes de Spectre. Se los ha ganado con creces y va a ser el único que pueda vencer al Antimonitor. Ese es su destino. Y estoy segura de que, como os he comentado varias veces, eso no será lo único que veamos de él. No sé cómo pero Oliver sobrevivirá a esto y volverá junto a su familia. Su hija podrá decirle que lo quiere y abrazarlo sin miedo a perderlo. 

Iris, por su parte, consigue encontrar al último Paragón pero no es tan cooperativo como espera. Al enterarse de lo que está sucediendo, lo único en lo que piensa es ir con su familia y protegerlos de alguna forma. Esta actitud es lógica, todos somos humanos y esa es una reacción humana pero se supone que los Paragones son algo más que humanos, son como héroes en su interior. Por ello, no entiendo demasiado esta actitud sobre todo porque se mantiene en el tiempo. 

No es sólo la primera reacción, si no que cuando Iris intenta hacerle ver que esa Crisis es más grande que todo y que muchos, incluida ella, ha tenido que sacrificar a su propia familia y otros muchos han muerto al desaparecer las Tierras, el chico sigue sin querer ayudarlos. 

Después, de repente aparece en escena para ayudar sin ningún tipo de explicación. Este tipo de cosas inexplicables que se repiten a lo largo del episodio te sacan mucho de contexto. No tiene sentido que lo último que viéramos fuera la negativa de este chico de ayudar y al segundo siguiente esté en la nave dispuesto a todo como si nada. 

Otra cosa un poco inexplicable es que Iris hable de su propio sacrificio (que realmente luego se descubre que no es tal) pero no mencione el de Oliver, por ejemplo, que no sólo dejó a su familia para sacrificarse por su marido Barry si no que literalmente ha muerto por él. 

De repente y sin que sepamos cómo, Iris aparece delante de Barry y ambos mantienen una conversación crucial. Durante su misión, Barry se ha dado cuenta de que el momento ha llegado: debe sacrificarse por todos. Está dispuesto a hacerlo pero antes…necesita despedirse de Iris. Ella lo es todo para él, lo ha sido siempre, incluso cuando era invisible para ella. No puede irse sin decirle adiós. 

Iris está dispuesta a morir junto a Barry pero él no va a permitir que eso suceda. Ella es la única que puede recoger los restos de lo que quede de su familia cuando él se vaya. Su corazón será el que los mantenga a todos cuerdos, el que hará que puedan seguir. Ella tiene que vivir. 

Iris simplemente no puede…pensar en perderlo o en vivir en un mundo donde él no exista. Es demasiado doloroso. Es demasiado horrible. Pero Barry le deja claro que, aunque no sea físicamente, siempre estará a su lado. Esa fue su promesa. El juramento que le hizo cuando se casó con ella y no lo va a romper. Pero llegó la hora de decirse adiós.

Sin embargo, Barry, contra todo pronóstico, vuelve a su lado de una pieza. Flash de Tierra 90 se ha sacrificado por él (otro para su cuenta personal). Aquí la actitud de Iris me desconcierta un poco. Ella está feliz del regreso de Barry. Es normal que lo esté, es el amor de su vida y, aunque sea a costa de otra persona, somos humanos y es inevitable sentir alegría porque la persona que amas vuelva a tu lado cuando lo dabas por perdido, por muy horrible que pueda ser y sonar algo así. 

Sin embargo, empiezo a tener problemas cuando no noto a Iris realmente afectada por el sacrificio de una persona por su marido. Máxime cuando es una persona a la que ella conocía y tenía cariño. Está como si nada, mientras que Barry sí se ve afectado e incluso culpable, Iris parece no sentir…nada. Solo alegría por la vuelta de su marido. Pero, ¿y ese agradecimiento y el dolor por un amigo perdido? Esta falta de consideración, por decir lo menos, me parece poco realista y le hace un flaco favor al personaje. De este modo, las escenas Westallen han sido bonitas pero han terminado deslucidas por esta escritura de Iris.

En relación a esto, tal y como predijo Monitor, hemos visto la muerte de Flash. Pero no del Flash que todos pensábamos. Si no el de Tierra 90 que se sacrifica – otro más – por Barry. 

Cuando Barry se da cuenta de que solo su sacrificio podrá salvar lo que queda de Multiverso está dispuesto a hacerlo. De hecho, se despide de Caitlin y Cisco. Me ha gustado mucho la despedida entre ellos. Barry ha reconocido que no podía haber sido un héroe sin ellos. Es totalmente cierto. Ellos lo han acompañado desde el principio y le enseñaron algunas duras lecciones que le han ayudado a convertirse en quién es.

Sin embargo, Flash de Tierra 90 no pretende dejar que Barry se sacrifique. Él le tiene aprecio a Barry y cree en él lo suficiente como para sacrificar su propia vida. 

Ha vivido tantos años…y Barry tiene toda la vida por delante. Además, ya no tiene nada que perder, no tiene una familia que dejar atrás mientras que Barry apenas está empezando la suya. Para él, llegó la hora de dejarse ir para siempre y sacrificarse en pos de alguien a quién considera merecedor de ese sacrificio y de todo el Multiverso. Al fin y al cabo, es lo que deben hacer los héroes, darlo todo, incluso a sí mismos, por el bien de los demás. 

Barry y Cisco se intentan resistir a lo inevitable…pero en el fondo saben que no hay otra manera. Nuestro buen amigo de Tierra 90 sólo tiene una petición para Barry: que lo haga sentir orgulloso. Que haga que merezca la pena. Cree en él, como héroe y como persona, cree tanto en él que sacrifica su propia vida para que  él pueda cumplir su destino y volver al lado de su familia. Barry termina aceptando su sacrificio, aunque es como arrancarse una parte de sí mismo al perder, de nuevo, una figura paterna. Y así, Flash de Tierra 90 muere, sacrificándose por Barry y por el Multiverso, como un auténtico héroe. 

Un detalle muy bonito que han tenido es que, en el momento de su muerte, han emitido una escena de la serie de Flash que el actor protagonizó hace tantísimos años. Un pequeño homenaje al actor y a su trayectoria como Flash. 

Por su parte, Kara sigue empeñada en utilizar el Libro del Destino para recuperar su Tierra y Argo. Kate sigue decidida a impedírselo aunque tenga que utilizar la kriptonita con ella. Intenta hacerle entender que no saben las consecuencias que pueda tener el uso de ese Libro y, después, se arrepentirá si lo hace pero será demasiado tarde. Ya no podrá hacer nada para arreglar lo que ella misma ha estropeado por su egoísmo. Pueden encontrar otra forma, juntas, de solucionar todo esto, de volver atrás pero ese Libro con sus consecuencias imprevisibles…no es la solución. 

Cómo sabéis, yo estoy de acuerdo con Kate. Si Kara hubiera utilizado ese Libro hubiese sido una acción egoísta, dado que le hubiese dado igual las vidas que hubiese dañado, pero Kara no es así. Menos mal. Así que, aunque a regañadientes, acepta que Kate tiene razón. 

Pero las cosas no pueden quedarse así entre ellas, Kate le tiene que confesar que tenía kriptonita y estaba lista para usarla. Al fin y al cabo, es su amiga y lo cierto es que l estaba matando tener que pensar siquiera en usar ese arma contra ella…y está agradecida de que Kara haya vuelto en sí. Kate hubiese hecho lo que fuera necesario para pararla pero eso de alguna forma también la habría dañado de una forma que le daba miedo. Cuando tenemos que dañar a nuestros amigos…una parte de nosotros queda dañada para siempre. Por eso no podía ocultarle nada a Kara. Ella consigue comprender el dilema de Kate y sabe que ella hubiese hecho lo mismo si se hubiese dado el caso. 

Casi al final del episodio, vemos que al único héroe al que nos han situado y nos han explicado su historia a través de una conversación con Barry ha sido Jefferson. 

Es una escena bastante bonita y con un gran significado emocional. Ambos han sufrido pérdidas importantes en sus vidas y pueden comprender lo que el otro siente. En la situación en la que están, necesitan seguir adelante y Jefferson puede ver en Barry el reflejo de que lo que parece una pérdida insuperable se puede superar y vendrán tiempos mejores.

La escena ha servido para que ambos personajes se desahogaran y, a la vez, nos ha dado una idea a los que no vemos su serie, de quién es Jefferson y todo por lo que ha pasado. Deberían haber hecho algo parecido con los demás cameos, sobre todo en el episodio anterior. 

Además esta escena conecta de alguna forma a unos héroes y a un universo que hasta ahora estaba separado y creo que es la introducción oficial de Jefferson para poder usarlo en futuros cruces.

Ya al final del capítulo, Lyla aparece de nuevo para reencontrarse con John que, después de todo lo que ha sucedido con Oliver, necesita más que nunca tener a su esposa a su lado y abrazarla. Pero ella está extraña, no recuerda nada de lo que ha sucedido…Diggle está ahí, a su lado, dispuesto a lo que sea para superar lo que venga juntos. Por eso lo amamos. 

Pero nada es como parece y Lyla no es Lyla si no Antimonitor. Él ha hecho que Lyla aparezca sólo para acabar con ellos. Y lo cierto es que consigue algo mucho peor. Logra acabar con Monitor (aunque espero que sólo esté noqueado). Pariah es rápido y consigue salvar a los Paragones mandándolos a un lugar al margen del tiempo y el espacio. Ellos, ahora más que nunca, son la única y última esperanza que tienen. 

Sin embargo, Antimonitor consigue destruir Tierra 1 y todos, absolutamente todos, incluidos Iris, Clark de Tierra 38 y mis bebés Mia, William, Diggle, desaparecen, simplemente dejan de existir como si nada. Y YO ME NIEGO A CREER ESTO. ESTO NO HA PADADO. NO, NO Y NO. 

Por si esto fuera poco, Lex sigue su propia agenda y se convierte en un Paragón a costa del Superman de Brandon, que también muere. 

¡¿QUÉ DEMONIOS ACABA DE PASAR?! En apenas 5 minutos todo se acabó. Todas las personas que hemos conocido, que hemos aprendido a querer, todo el mundo se ha…ido. Pero sigo negándome a esto. Tengo claro que van a solucionarlo en las últimas dos partes del crossover. Lo cierto es que no tengo idea de cómo, pero tengo seguro que Lyla, John, Mia, Tierra 1 y Oliver Queen volverán a la vida. Aún así, nunca está demás los dedos cruzados. Así que crucemos los dedos para tener razón. 

Como apunte especial, la vuelta del Superman de Brandon me ha gustado mucho más que su primera aparición. Al no saber demasiado sobre cómics ni sobre este personaje, no he sentido realmente conexión ni una emoción genuina con la frase que le ha dicho a Lois pero sé lo suficiente como para saber que esa frase esperanzadora sobre saber encontrar la luz en medio de una oscuridad total es típica de este héroe, al igual que su determinación de no rendirse en ningún momento. 

Lo cierto es que esa frase y esa determinación me han recordado a Oliver. Al fin y al cabo, su viaje como héroe ha sido precisamente ese, encontrar su propia luz en medio de toda la oscuridad que lo rodeaba y nunca se ha rendido. En fin, la escena no tiene mucha trascendencia pero creía oportuno comentarla porque es un claro homenaje a Superman que seguro que habéis disfrutado un montón.

Como último apunte, por fin sabemos algo más sobre Monitor. Al parecer él también tenía  una familia y la perdió así que sabe a la perfección por lo que están luchando estos héroes y todo lo que están sacrificando. Sabe cómo se sienten porque él ha sentido ese mismo dolor y desesperación. Creo que esta pequeña conversación humaniza al personaje y ya no lo vemos tanto como un robot extraño. Me alegra que se hayan tomado el tiempo para ello.

CONCLUSIÓN

En conclusión, este episodio vuelve a estar a la altura de lo esperado en este crossover. Hay apariciones de personajes míticos de los cómics – que, a decir verdad, siguen fallando en explicarnos quiénes son – pero también momentos emocionalmente claves entre personajes que nos han hecho sufrir y disfrutar a partes iguales.

Tienen algunos fallos en cuanto a la ejecución de los tiempos. Eso hace que, por ejemplo, Barry pase de estar de lleno metido en la misión de salvar a Oliver y, de repente y sin explicación, ya no lo esté o que Iris esté hablando con el nuevo Paragón y que seguidamente se encuentre al lado de Barry manteniendo una conversación. Son fallos que te sacan algo de contexto porque te desconciertan.

Por lo demás, poca queja de este episodio. Está claro que han puesto toda la carne en el asador de cara a engancharnos para los dos últimos que veremos el 14 de enero. El capítulo tiene de todo. Momentos icónicos que hacen las delicias de los fans de los cómics pero también momentos de conflictos emocionales, de amistades incipientes, de despedidas dolorosas y de sorpresas que hacen las delicias de los que no somos aficionados a los cómics.

Creo que han encontrado el balance que les faltó en el capítulo anterior y, desde luego, nos han dejado con muchas ganas de más tras ese final. Nos han dado mucho en lo que pensar y teorizar estas navidades y, por fin, siento que este crossover empieza a estar a la altura de lo que se esperaba y nos prometieron cuando lo anunciaron a bombo y platillo. Estamos, sin duda, ante el mejor episodio de esta tanda de capítulos del crossover. 

Pero, ¿qué tal lo que llevamos de crossover? Pues un aprobado raspado la verdad. Este episodio ha sido el mejor hasta ahora pero tengo una sensación de caos en cada capítulo que desluce el resultado. No sólo me refiero a los agujeros de guión que hemos comentado, si no la aparición de tanto personaje en pantalla casi sin explicación, sin que podamos disfrutar del todo de ellos los que no tenemos idea de cómics. Eso hace que vayamos de una cosa a otra casi sin un orden claro y uniforme y que no den demasiado tiempo a cosas que deberían tenerlo. Lo que contribuye a que se queden como a medias de todo. Por el momento, el crossover me está dejando fría y salvo dos cosas: lo relacionado con Oliver (Lucifer incluido) y la amistad entre Kate y Kara.

Y hasta aquí la crítica de la tercera y última parte de esta tanda de Crisis. ¿A vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¡No dudéis en comentármelo! Nos leemos el 15 de enero con las reviews de la cuarta y quinta parte de Crisis en Arrow 8×08 y Legends 5×01. 

Por mi parte, desearos felices fiestas y lo mejor para el cambio de década. ¡En nada estamos en 2020! Un placer, como siempre, haber compartido y comentado con vosotros semana a semana lo que está dando de sí esta última season de Arrow y este súper maratón del crossover en 3 días corridos. ¡Gracias por estar siempre ahí, sois maravillosos! 

Por Raquel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: