Arrow 6×17: Stop blaming Oliver Queen for everything 2k18

¡Arrow ha vuelto una semana más!. Y, como siempre, llega con un episodio que nos produce muchos sentimientos encontrados. Por fin se han acordado de que OTA son los protagonistas. Ellos, especialmente el bromance, son el eje sobre el que gira este episodio y los actores están brillantes. Sin embargo, la escritura ha hecho que un personaje que todos amamos como es John Diggle se convierta en un desconocido. Durante la mayor parte del episodio no he podido parar de gritar “¡ese no es mi Diggle!”. Y también “stop blaming Oliver Queen for everything 2k18!”. ¿A vosotros os ha sucedido lo mismo? ¡Vamos a analizar por qué!.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 6×17 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 13 DE ABRIL A LAS 22:00 EN SYFY

Como siempre, vamos a recapitular lo que ha sucedido. Dinah ha reunido a los pocos policías que no son corruptos. OTA los ha escoltado y han conseguido atrapar a Anatoly y arrestarlo. Tras una breve conversación y la negativa del fiscal a procesarlo, han averiguado que no sólo la capitana está en nómina de Diaz, si no también el fiscal.

Mientras que en el búnker ocurre el enfrentamiento clave de este episodio – que ahora analizaremos – Dragón y Anatoly matan a uno de los policías. En la alcaldía Oliver logra saber las razones de que ambos sean corruptos. Diaz los ha amenazado o les da algo que necesitan desesperadamente. No lo van a traicionar así que Oliver los despide entre acusaciones del fiscal de ser GA – esa voz de Oliver al amenazarlo pone los pelos de punta -.

La investigación del Team los lleva ante alguien que puede decirles dónde está Dragón. Pero todo sale mal y no tienen nada. Mientras tanto, Dinah y Curtis llevan a una ubicación segura a los policías y BS lee, por sugerencia de Quentin, los libros de derecho de Laurel e intenta sonsacarle información a Quentin para pasársela a Dragón.

Al final, Felicity averigua que Dragón trafica con Vértigo y logra localizar dónde se esconde su cuartel general. OTA se encarga de eso mientras Dinah y Curtis hacen lo propio con el ataque de Dragón al sitio seguro donde custodian a los policías. Ambas luchan salen bien. Aunque Dragón logra escapar, OTA le quema toda su fábrica de vértigo excepto un frasco que está en poder de Dragón. Sin embargo, su poder se ve ampliado cuando todos los policías están en su nómina.

Ahora, vamos a analizarlo todo. Hay bastante que comentar. Y también muchos sentimientos implicados. ¡Vamos allá!

Oliver y Diggle han sido El Centro de este episodio. Su interacción ha sido un trago duro y amargo. Sus palabras han sido hirientes, directas al corazón. Y en medio de todo eso, Diggle estaba irreconocible. Creo que las escenas son NTA potentes y significativas que se merecen analizarlas una por una.

La primera escena entre ambos es un intento sutil de Diggle para que Oliver le deje la capucha. Le asegura que puede cubrir el frente en el búnker. Es una petición bastante sutil…que Oliver rechaza dejándole claro que él está bien como está. Diggle lo vuelve a intentar. Le suplica que le deje llevar una de las cargas tan pesadas de su vida. Tiene que centrarse en ser alcalde. Y aquí llega el momento en el que Oliver le confiesa que no va a dejar de lado la capucha de nuevo.

Oliver habla desde el corazón y sus palabras son las mías. La misión en el Team es de cada uno de ellos. Lo que es un avance para Oliver que antes la consideraba solo suya. El Team forma parte esencial de ellos de una forma distinta en cada uno. John ayudó a fundar y construir la misión, la idea, la familia. Estuvo desde el principio y no entiende por qué importa tanto lo que cada uno estén llevando. Importa a lo que se dedican, que salvan la ciudad, no la ropa que se ponen para ello. Y yo estoy de acuerdo con él. Diggle aparenta estarlo…pero no lo está en absoluto. Eso lo muestran sus silencios, su forma de hablar, de quedarse rezagado en segundo plano.

Sin embargo, Diggle no sabe por qué se siente así. O, en realidad, tiene miedo de analizar el por qué. Es Lyla quién lo ayuda cuando va a verla – por cierto, como siempre, las escenas Dyla son ¡maravillosas! ¡Quiero más! – se debe a sí mismo y a Oliver, por su hermandad, conquistar sus miedos y analizar por qué está tan molesto. Qué es lo que de verdad lo tiene tan enfadado, tan frustrado y cabreado.

Después de eso, Diggle está en el búnker descargando un poco de rabia entrenando – David sudando con esos brazos…¡fuego! – y Oliver se acerca a él. Las palabras anteriores de Felicity, intentando hacerle ver que le debe a Diggle una disculpa por sus errores y una explicación sincera sobre su negativa, ha hecho mella en él. Como siempre, es ella quien lo guía por el camino correcto. Con eso en mente, Oliver se dirige a disculparse con John.

Al principio, Oliver rompe el hielo casi sin saber cómo hacerlo. Se nota una distancia emocional entre ellos. Entonces, Oliver no pierde el tiempo y se disculpa. John sigue negando que pase algo pero es evidente. Oliver se sincera con él, es importante que sepa toda la verdad y que comprenda su situación. No se arrepiente de haberle legado el traje. Lo que dijo cuando lo hizo y lo que dijo más tarde era real. Piensa que es el ideal para hacerlo solo…que no es él.

Una vez volvió a ponerse la capucha se dió cuenta por fin de que es parte de él, lo hace sentir completo, es la mejor versión de sí mismo. Esto es lo que os he comentado varías veces, la capucha para Oliver ha no significa más oscuridad y un escondite. Es un símbolo del bien, de su cambio. Ya no esconde una parte de él que quiere mantener a la sombra, si no forma parte de quién es, de su identidad. Por fin ha encontrado ese equilibrio entre las dos identidades. Ya no hay más dos identidades, dos Oliver Queen, ya no hay cisma. Hay un solo hombre. Y la capucha forma parte de él.

Para Diggle esto tiene sentido y le agradece a Oliver que le haya dicho esto. Que se haya disculpado y le haya explicado el por qué. Que le haya dejado entrar en su cabeza y su corazón en relación a este tema. Pero…sigue sin ser suficiente realmente, aunque no lo dice.

Pero sí lo muestra. Cuando van a una misión John pierde el control y contradice a Oliver. Es más, no le hace caso cuando él le pide que se relaje. Diggle paga con el hombre al que está interrogando todo su enfado con Oliver. Y este enfrentamiento es solo el aperitivo de lo que sucede después y el símbolo del gran cisma que hay entre ellos.

Justo después de esto, ambos llegan al búnker y Felicity se da cuenta de que la tensión se puede cortar con un cuchillo. John le echa en cara a Oliver que ese hombre iba a hablar pero que él no le dejó presionarle un poco más, lo justo para que hablara. Oliver le contesta, con toda la razón, que eligió un camino incorrecto. Ambos estaban distraídos peleándose y gracias a eso su única lista está muerta.

Es entonces cuando Diggle deja salir un poco de su cabreo. Le grita a Oliver que él es quién organiza todo y no tiene en cuenta su opinión. Sólo quiere que obedezca. Oliver se queda tan desconcertado como yo porque nada más lejos de la realidad. Felicity intenta parar lo imparable y Oliver hace la pregunta del millón. ¿Qué le pasa a John? Porque ese no es él. Ni de lejos. Y menos cuando había aceptado sus disculpas.

Diggle le grita su problema en el campo de batalla, aunque ese no es el verdadero problema. Le molesta que Oliver no le haya seguido la corriente pero no se da cuenta de que, como le dice Oliver, no estaba funcionando. Diggle está en desacuerdo, cree que no le apoyó porque no era su plan. John aquí está demasiado cegado para ver con claridad. Está muy enfadado con Oliver y ha buscado cualquier excusa para gritarle…pero no le grita lo que de verdad siente y eso no soluciona nada.

Eso es justo lo que le dice Lyla cuando él va a verla. Diggle reconoce que le ha gritado a Oliver sin ninguna razón real. Solo porque necesitaba encontrar algo para hacerlo. Sabe que hay algo mal pero le da miedo explorarlo. Le da miedo decirlo en voz alta porque es como romper su conexión con Oliver. Al final, es Lyla lo que pone en palabras lo que John siente: piensa que si él siguiera llevando la capucha nada de lo que ha sucedido hubiese pasado. Y esto, como poco, es injusto. Oliver no tiene culpa de absolutamente nada. Que Diggle le eche la culpa así…no es el Diggle que amo.

Es después de eso cuando comienza una de las escenas más duras y tristes que la serie nos ha mostrado. John llega al búnker y le pide a Felicity un tiempo para hablar con Oliver. Para tener una conversación que lo cambiaría todo. Diggle reconoce el derecho d Oliver a mantener su capucha pero reconoce que su frustración es con él. Oliver no lo entiende – como es normal – pero John ya lo ha hecho.

Aquí llega la confesión de Diggle. Apreció su disculpa pero no está de acuerdo con la parte en la que ser GA completa a Oliver. Según dice, se trata de salvar la ciudad, no a ellos mismos. Oliver lo sabe, como le dice ha perdido y sufrido demasiado como para pensar que se trata de sí mismo. Que Diggle le diga algo así a Oliver, sabiendo todo lo que ha sufrido y lo que ha cambiado me parece horrible.

Oliver ha pasado por mucho para pasar de sentir la capucha como un símbolo de una parte de él oscura, otra identidad, a cerrar ese cisma y darse cuenta de que es un sólo hombre. John le está echando en cara algo así. Y mi Diggle jamás lo haría. Además, está tergiversando las palabras de Oliver. Jamás dijo que se trataba de él. Una cosa no tiene que ver con la otra.

Pero John sigue y se pone peor. Le dice que está casado, que es alcalde, padre…y que la gente sufre por ello porque se ha estirado mucho. Es algo…innombrable que John le eche la culpa a Oliver del sufrimiento de los demás. Y que encima le eche en cara que tenga un equilibrio en su vida. Con todo lo que ha luchado por conseguirlo. Una lucha de la que él mismo John ha sido testigo.

Oliver mantiene la calma y le contesta que han pasado por cosas peores. La contestación de Diggle es que entonces tenían un Team. Y ha sido la forma de liderar de Oliver lo que los ha apartado. Aquí le sigue echando la culpa por lo que ha sucedido cuando él no tiene culpa de que los reclutas sean unos orgullosos y soberbios que no pueden darse cuenta de sus errores.

Esto no acaba aquí y John le sigue culpando de espiar al equipo – algo por lo que se disculpó en varias ocasiones y les dió a los reclutas otras tantas oportunidades -, por La muerto de Vince y por la forma de tratar el asunto de BS y el dinero. Pero, ¿qué se esperaba que hiciera?. Vince tomó sus propias decisiones y no iba a suplicarle a Laurel que le devolviera el dinero. Es una criminal. Lo que John dice no tiene sentido.

Oliver le contesta que él estaba a su lado mientras tomaba esas decisiones. La respuesta de John es que le rogaba que lo hiciera diferente pero nunca lo hacía. Al menos, reconoce que Oliver ha crecido y cambiado. Y que él lo ha visto – precisamente por eso no se entiende su actitud en esto – y ha sido un honor hacerlo pero…sigue haciendo todo por él.

Como Oliver mismo le grita, nunca ha dicho eso. Diggle aún no ha terminado y le dice que si no sólo lo hace por la ciudad, no es el héroe que la ciudad o él se merecen. Ni lo será. Esto es realmente duro y más de la boca de Diggle. Tanto para nosotros como para Oliver. Él ha estado luchando incansablemente para ser ese héroe. Lo ha conseguido Gracias al propio John y a Felicity. Y ahora su hermano, uno de los pilares de la razón de su cambio, le dice que jamás lo conseguirá. Simplemente echa abajo todo lo que han construido juntos. Pero además, hay que pensar que si según Diggle Oliver tiene motivos egoístas para ser GA, él también. Puesto que John quiere volver a sentirse como se sintió cuando se puso la capucha.

Oliver no puede creerse lo que está escuchando. Y menos con Diaz ahí fuera ganando la guerra. Pero John cree que Dragón ya ha ganado y él no puede verlo. De hecho, ha pasado bajo su supervisión. Entonces, Oliver pasa al ataque. Es su turno. John también cometió errores. Le compraba drogas a Dragón y le hace saber que ayudó a fundar el problema – ahí se ha pasado -. Además, todo el tiempo bajo la capucha tenía un grave problema. John, tal y como le dice, sufrió como el infierno por la ciudad. La contestación de Oliver es que puso en riesgo a todo el Team por mentir. Tuvo que salvar a René.

Es como si todo esto llevara en la superficie sin decirse desde el principio y ahora que han empezado no puedan parar de sacarlo todo.y el tema de René trae más tensión al asunto porque él aún está en el hospital. Según Diggle, por culpa de Oliver. Pero, de nuevo, ¿qué esperaba? René tenía una pistola y no iba a dudar en usarla.

Ahora, John dice una de las cosas más duras y crueles que le ha dicho a Oliver. Le confiesa que cree que deja un rastro de cadáveres allá por donde va. Sabe que ha cambiado pero eso no es ningún consuelo para William, cuya madre murió por sus errores. Esto es tan ruin, bajo y cruel…y más viniendo de Diggle. Este no es nuestro Diggle. Está irreconocible.

Lo del rastro de cadáveres no es algo muy distinto a lo que le dijo Quentin en la S1. O lo que le repitieron durante sus 5 años fuera. Algo que le costó superar muchísimo tiempo. Y eso de por sí es un golpe bajo. Pero sacar a William y La muerte de Sam, sabiendo lo culpable que se siente Oliver por eso, lo que ha sufrido por ello, lo que el pequeño ha sufrido por ello…eso no es solo un golpe bajo. Es excesivamente despiadado. Y John no es así.

Así lo siente Oliver que sus ojos se abren con un horror y una tristeza inmensa. Ha sido un golpe tan fuerte…que sólo le queda atacar con todo. Le recuerdo a Diggle que él mató a su hermano. John lo escucha con lágrimas en los ojos. Con toda la culpa y el dolor a flor de piel.

Es entonces cuando la lucha se convierte en física y se pelean a puñetazos. Felicity aparece para evitar que se maten y les deja claro que ambos son idiotas. Los dos se han pasado, han ido demasiado lejos y se han dicho cosas realmente crueles. Pero tienen que sacar la cabeza de su culo y luchar juntos. Porque están perdiendo la guerra.

Ambos saben que Felicity tiene razón y se disculpan. John le habla por primera vez del bien que ha hecho y de que sabe que todo el mundo cuestiona su autoridad. El deber los llama y ambos acuerdan acudir y confiar en el otro. De hecho, Oliver le agradece a Diggle que le haya cubierto las espaldas. Después de todo, no sabía si lo haría. Y eso de por sí es triste, antes era un hecho. Jamás dejaría de cuidar su espalda. Parece que todo está calmado…pero nada es lo que parece.

Llegan al búnker donde los espera Felicity y Diggle se disculpa de nuevo por lo que le dijo. Sabe que se pasó. Esas disculpas están aceptadas y Oliver lo ha olvidado. Pero Diggle sigue creyendo en lo que dijo sobre su forma de liderar. Y lo siguiente es muy triste. John le dice que siempre ha seguido sus órdenes, aunque su corazón le decía que había una forma mejor. Porque confiaba en la misión, confiaba en él con todo su ser.

Pero ya nadie confía en él. Oliver ha cambiado para mejor pero es peor líder que antes. Respeta lo que ser GA significa para Oliver. Pero ahora Diggle quiere ser esa mejor versión de sí mismo. Hacer las cosas a su manera, una manera, a su juicio, mejor. Y eso no puede ser a su lado. Oliver aguanta el golpe y con la mejor cara que puede componer, le desea lo mejor. Así, se rompe una amistad y una hermandad que ha sido algo vital para ambos. Los dos se han convertido en mejores hombres gracias al otro. Y Diggle se equivoca de cabo a rabo. Con todo lo que le ha dicho pero también en esto. Oliver es un buen líder. Aún le quedan cosas por aprender pero es el mejor en ello. John es bueno pero no es un estratega ni un líder a su nivel.

Ha sido un capítulo aciago para el bromance. Y el personaje de Diggle está irreconocible. Pero si analizamos bien las cosas, esta temporada empezó con Oliver teniéndolo casi todo. Siendo GA con su Team, alcalde e intentando crear una familia junto a Felicity y William. Centrándonos en los dos primeros puntos, la alcaldía pende de un hilo y el Team ha desaparecido. Incluso Diggle lo ha hecho. Es decir, Oliver ha ido perdiendo poco a poco lo que le importaba.

Este es un esquema normal en Arrow. En cada temporada, Oliver toda fondo para después salir al final de temporada victorioso en algunos o todos los sentidos, así que si ahora el Team está totalmente roto, creo que terminará la temporada de nuevo unido.

Olicity ha estado presente en medio de todo el lío con el bromance y ha sido mágico. Felicity sabía que Oliver debía enfrentarse a una conversación sincera e incómoda con John y desde el principio ha estado intentando hacerle ver a Oliver que no podía dejarlo más. Tenía que hacerlo ya y dejar de poner excusas. Él ha evadido esto pero…el momento llegó. A partir de ahí Felicity ha estado luchando con su corazón dividido.

Ha apoyado a Oliver en todo momento. Le ha estado recordando su presencia con una mirada, un toque, una caricia. Mostrándole un apoyo silencioso pero siempre ahí. Ella también estaba rota porque estaba dividida entre su marido y su hermano. Nunca los había visto así. Los había visto pelearse de formas horribles pero nunca los había sentido tan…lejanos el uno del otro. Y eso la estaba matando pero sabía que en ese momento, Oliver necesitaba sentirla a su lado para que recordara que no está solo y nunca lo volverá a estar. Y eso ha hecho, estar a su lado y hacer que ambos se apoyaran el uno en el otro en una situación tan difícil. Eso es lo que las parejas hacen.

Sin embargo, Felicity también les ha puesto las cosas claras a ambos cuando ha debido. Ha intentado hacerle ver que estaba cometiendo algunos errores a la hora de tratar el asunto. También ha parado la lucha entre ambos a puñetazo limpio, sin poder creerse que algo así estuviera sucediendo. Dejándoles claro que los dos estaban siendo unos idiotas. Y yo la aplaudo. También la hemos visto con lágrimas en los ojos, pidiendo, casi suplicándole a John con una voz quebrada que no los dejara.

A Felicity esto le ha afectado mucho. Lo de los reclutas la afectó pero John…es familia, es su hermano y su corazón se ha partido en mil pedazos al verle marchar, igual que el de Oliver. Ambos se necesitan más que nunca. Por eso, en la última escena entre ambos, ella ve a Oliver perdido, hundido, tanto como se siente ella y solo lo abraza muy fuerte. Es tanto un consuelo para ella como para él.

Y, como lo conoce más que nadie, sabe que Oliver teme quedarse solo, perderla a ella, a la única persona que le queda y que, junto con John, su hermana y su hijo, más le importa. Por eso le asegura de forma inequívoca que ella siempre estará a su lado. Nunca lo perderá y ella nunca se irá a ningún sitio. No hay forma en el infierno de que eso pase. Es una promesa.

La respuesta de Oliver es una sonrisa de agradecimiento, de puro amor e incluso de sorpresa porque aún no se cree que tenga a alguien como ella en su vida, que Felicity lo ame tantísimo. Va a besarla para sellar esa promesa pero un maldito teléfono los interrumpe. Y quiero matar a Quentin por 31612 vez en el episodio.

La escena en sí misma es una preciosidad. No sólo por las promesas que se hacen o el consuelo que se dan. Si no también porque toda la escena está envuelta en una luz enormemente brillante. Han utilizado con esta pareja el simbolismo de La Luz varias veces con distinto significado. Esta escena en concreto está bañada en una luz blanca, mostrando la pureza de la escena, la pureza de la promesa. Mostrando lo verdadera que es. ¡Bravo y viva Olicity!.

Con Curtis y Dinah ha pasado lo mismo que en el capítulo anterior. Aunque tengo que reconocer que en este lo han hecho un poco mejor. Siguen sin importarme los problemas amorosos entre Curtis y su nuevo novio – aunque la escena final entre ellos ha sido bonita -. Esas escenas han quitado algo de tiempo al episodio. Pero, hablando en plata, no me han molestado como en el episodio anterior.

Creo que han servido un poco para que pudiéramos respirar en medio de toda la tensión del capítulo. Cuando realmente me ha molestado ha sido al final – en la escena más bonita – porque antes que ver esa escena hubiese preferido una conversación Olicity más larga sobre lo que había pasado, sinceramente. Me interesan más ellos que Curtis y su vida amorosa. De nuevo, en ese detalle se muestra que hay poco tiempo para los personajes que importan y mucho para los que no, al menos, hasta ahora.

Pero, como decía, lo han hecho un poco mejor porque no he sentido que le estaban quitando una misión a OTA para que Curtis y Dinah salieran en pantalla. Si no como si se hubieran repartido las misiones. Dinah conoce a los policías, tiene su confianza, así que confiarán en ella cuando les diga que los intenta proteger. Si quitamos toda la pelea en el Team, han colaborado juntos y se han dividido para cubrir varios frentes, como hacían antes. Por eso no he sentido que simplemente querían hacer ver que estaban ahí. Buen punto para ellos.

Sin embargo, la pelea está ahí. Y siguen escribiendo a Dinah con una soberbia y un orgullo que no tiene ningún sentido. Oliver le ha agradecido sinceramente su ayuda y la confianza a pesar de las circunstancias. Y Dinah ha dicho su frase estrella tipo “this doesn’t change anything, hoss”. Para ella, solo lo ha hecho porque no ha tenido más remedio y le sigue echando en cara lo de René. Lo mismo hacen con Curtis que debería quitar el nombre de Oliver de su boca con todo lo que él ha hecho.

Por primera vez, vemos a Oliver defenderse y decirle las verdades a la cara. Él le dió la oportunidad de bajar el arma, le dió miles de oportunidades y no sólo en eso, fueron ellos quienes los atacaron en pleno campo de batalla ¿qué esperaban? ¿Que encima de todo se postrara a sus pies?. Es que no tiene sentido. El único culpable de lo que sucedió fue René y, ya de paso, él, Curtis y la misma Dinah por atacar a OTA.

Quentin los interrumpe en ese momento y solo quería meterme en la pantalla para que se callara. Ojalá hubiera dejado que Oliver le siguiera diciendo verdades a Dinah. Así se le bajaban los humos de las nubes. Que los tiene demasiado subidos desde hace tiempo y ya es hora de que alguien le de un golpe de realidad.

Quentin es otro que tal baila. Está realmente mal. No sólo está convencido de que BS es su hija y vive con ella, si no que pretende que sea Laurel en cada aspecto de su vida. Le saca los libros que estudió en la carrera y pretende que busque un trabajo. WTF?! No sé en qué lugar deja eso a Laurel, pero en uno muy malo y más bajo imposible. Flaco favor a la memoria de su hija.

Pero es que además es de sentido común que una personalidad no se cambia porque le des a alguien 4 libros de derecho y le digas 4 palabras bonitas. BS es una asesina psicópata. En serio, estoy aburrida de Quentin. En cada capítulo se repite el mismo círculo vicioso con él y han destrozado al personaje hasta tal punto que es nauseabundo. No tiene remedio y estoy deseando que desaparezca. Como os comenté la semana pasada, Quentin se ha convertido en un lastre y la serie necesita quitarse lastres de encima con mucha urgencia.

Como no podía ser de otra manera, BS le está viendo la cara de idiota – y se lo tiene merecido -. Le está manipulando como si nada. Sigue aliada con Dragon e intenta sonsacarle información. Y el idiota de Quentin no se entera de nada. Dragon incluso ha llegado a dudar de sus intenciones cuando la ha visto leyendo atenta los libros de Laurel…le ha recordado lo que tiene con él y quién es. Pero todo ha resultado ser una pantomima para lograr ganarle una partida más a Oliver. Esto nos lleva a la conclusión de que han dejado más que claro que BS es malvada, manipuladora y calculadora. Una psicópata en toda regla. No hay nada bueno en ella.

Pero esto no es todo, al final del episodio hemos descubierto que BS y Dragon están liados. Es algo que se veía venir, de hecho, creo que os lo comenté hace tiempo. Están hechos a medida, los dos personajes son asesinos a sangre fría, ruines y manipuladores. Tanto que verlos juntos da náuseas y está claro que no va a acabar bien. Como dice el dicho “siempre hay un roto para un descosido” ¿verdad?.

Las escenas de lucha han estado mejor que en el capítulo anterior. Así que otro punto para ellos. Por supuesto, tengo que destacar la pelea a puñetazos entre Oliver y Diggle. Realmente dura de ver pero magníficamente interpretada y brutal. También, el momento de pérdida de control de Diggle en el campo. La definición que me viene a la mente es salvaje, esa mezcla de rabia y frustración. Y no me olvido de la superposición de imágenes de las dos luchas finales. Ha sido magnífica, la verdad. Me ha encantado

CONCLUSION

En conclusión, ha sido un episodio muy duro, emocional y triste. Por diferentes razones.

OTA y bromance han sido El Centro y eso ha sido lo mejor. Por fin le dan algo con lo que trabajar a los personajes que importan. Los actores han sobresalido. Se nota que les gusta trabajar juntos, se tienen aprecio y tienen una química maravillosa. Todo eso traspasa la pantalla de una forma excepcional. Además, episodio se me ha hecho corto, lo que es buena señal.

Sin embargo, lo malo de todo esto es que la trama que han montado para el episodio es algo que no tiene sentido. Nos han cambiado a Diggle. Nuestro Diggle jamás hubiese hecho y dicho lo que en este episodio. Nunca hubiese sido tan cruel y despiadado.

Por eso digo que el episodio es duro, emocional y triste. No sólo es así por las escenas que hemos visto que nos han tenido con un nudo en la garganta y lágrimas en los ojos, si no también por lo que los escritores nos han mostrado. Han hecho que John Diggle no sea más John Diggle. Lo han convertido en un desconocido por el solo hecho de que no se note que se han centrado demasiado en personajes irrelevantes y no saben qué trama mostrar alrededor de los protagonistas.

Y eso es realmente duro de presenciar. Me da rabia, muchísima, pero, sobre todo, me da tristeza. Me entristece mucho que le hayan hecho esto a Diggle, un personaje que todos amamos con todo nuestro corazón y que a día de hoy, ha desaparecido y ha sido sustituido por alguien que me cae realmente mal. El personaje y la audiencia nos merecemos mucho más que eso.

Al final…

Como suele suceder últimamente, el episodio me deja un saber agridulce. Hay muchas cosas buenas en él, cosas que merecen la pena, cosas que me han encantado. Pero los fallos también se muestran de forma cristalina.

Y hasta aquí la crítica del 6×17. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con la crítica del 6×18 “Fundamentals” y recordad que podréis ver este capítulo el 13 de abril a las 22:00 en SYFY.

Por Raquel

(Visited 335 times, 1 visits today)

Autor entrada: Raquel

4 comentarios sobre “Arrow 6×17: Stop blaming Oliver Queen for everything 2k18

    Donna

    (6 abril, 2018 -8:57 pm)

    Gracias por tu descripción del episodio. En algunas cosas concuerdo contigo pero en otras no tanto.
    De hecho, lo sucedido con Diggle no me pareció tan fatal ni fuera de personaje, créeme hasta yo misma estoy sorprendida de ello.
    Es obvio que Diggle no quiere realmente el traje de GA, sino que está molesto con Oliver por no llevar el liderazgo esperado. Y es ahí donde lo entiendo (a Diggle), creo yo que está viendo que Oliver quiere abarcar mucho en muchas áreas sin lograrlo. Y aunque Dggle pareciera fuera de su personaje de hecho es una reacción de frustración y de muchos años callar para no hacer más daño.
    Su papel siempre fue, aconsejar, ayudar a Oliver a reflexionar, pensar , actuar y ayudarlo a enderezar su camino pero ahora fue notorio que muchas veces calló lo que pensaba en ese trayecto. Ahora que lo ve más fuerte, quizá más completo se atreve a decirle que a hecho muchas cosas mal pero que las sigue haciendo.
    Como alcalde no ha estado al 100, como GA se ha tenido que dividir, como padre no ha estado con William, como esposo (bueno no sé a qué hora tendrá tiempo para su matrimonio) ;-). Y creo que eso es lo ha visto Diggle , que Oliver cree tenerlo todo pero en realidad no lo ha podido hacer y encima de todo se ha quedado sin gente como alcalde y como GA para funcionar al 100. Y aunque es probable que algunas de las cosas que dijo.no sean realmente como las siente, en este momento de ira salieron a la luz como suele suceder en las disputas.
    Y creo que Diggle si fue el indicado en hablar todo esto, cuando alguien que amas y te ama habla contigo aún en sus peores momentos traen una mayor profundidad a tu amistad o hermandad. Lo digo por experiencia, aunque no llegamos a los golpes el haber hablado tantas cosas que en algún momento no fueron las mejores, hizo que esa amistad ahora sea impenetrable y hoy en día hasta bromear con ello.
    Olicity, parte fundamental en todo esto. Cómo ser humano es vital saber y sentir que esa persona especial está contigo, que aunque falles o no puedes contar con ella incondicionalmente.

    solange

    (7 abril, 2018 -5:26 pm)

    Tengo que decir que me gusto el capitulo, pero por sus gran actores que son Ramsey y Amell sin dudas grosos..
    pero a la vez tengo dudas, no logro comprender porque Diggle quiere ser GA?? desde el vamos el fue acompañante y siempre se mantuvo en ese lugar, que después de haber probado la capucha se dio cuenta que quería ser GA? Pero a la vez reclamarle o hecharle en cara todo lo que pasó oliver, responsabilizando de la muerte e la madre de su hijo, que sabemos desde el vamos que la que salio corriendo para buscar a William fue ella!!, que los Nuevos solos se buscaron el lugar que hoy tiene por decisión de ellos mismos. Rene el mismo busco que Oliver lo lastimara.. la verdad no entiendo a que lleva esto.. la reacciones de cada uno de ellos, si reniegan el liderazgo de Oliver pero el porqué?? a llevar a Oliver solo al limite después de todo lo que ha logrado, es una enseñanza para Oliver o para el resto, de por si que ilógico el cuestionamiento que le hacen todos a Oliver que no se donde van a llegar
    Adore Felicity retandolos como niños chicos poniendo la Cordura entre tanto macho!!
    Olicity momentos siempre dando el toque mas tranqui.. y mas acorde de todo

    Dina le reclamo a Oliver el estado que esta Rene es joda??

    el Villano de esta temporada.. duramente cierra , es que venimos con uno muy bueno que nos va a costar encontrar uno superior

    […] ARROW IS BACK!. Y de qué manera. Este episodio es de lo mejores de la temporada y de la serie. En él, hemos vuelto a explorar la mente y los mayores miedos de Oliver. A la vez, vemos cómo se siente realmente…y la decisión que eso le lleva a tomar. Volviendo, en muchos aspectos, a ser el Oliver de antes. Pero, como suele suceder en la vida real, para avanzar a veces hay que retroceder. ¡Vamos a analizarlo todo!. […]

    Alecoro

    (26 septiembre, 2018 -1:16 pm)

    un episodio regular . Me gusta escuchar a Felicity dando conejo a Oliver por comunicador para que le diga a Diggle de la decisión de seguir siendo flecha .
    Me gusta que Oliver no se deje culoar por lo le paso a René (no me gusto la necedad de Diggle por el traje ) . Me gusta mucho que Oliver diga abiertamente y de frente que él quiere seguir siendo flecha .
    Díaz es un pésimo villano . Tener a Lyla de vuelta es genial tanto como los momentos de dyla .
    También es bueno tener momentos de mi pareja preferida Olicity me encanta su relación de casados diciéndose su opinión
    Lo digo y lo repito me aburren mucho los reclutas .Me encanta que Lyla le diga a Diggle lo que muchos pensamos lo importante y el héroe que es Sparta .
    La sirena pantanosa siempre será una traidora (me duermo en las escenas con Diaz ).
    Amoooo cuando Felicity y Oliver se miran el uno al otro es lo mejor
    Ver Oliver hablando con Diggle siendo franco . El enojo de digg es sin sentido pero debo confesar algo que me gusta verlos pelear a esos dos bombones sacando su enojo .
    Felicity tratando de romper la tensión entre ellos (odio esta trama estos escritores no puede escribir esto) los reproches de digg no tienen razón de ser pero me gusto que Oliver no se quede callado y le responda . Felicity interviniendo entre ellos y que la respeten los calme . No me gusta que John se vaya del team y cara triste de Felicity es como la mía .
    Me aburren los reclatas quiero que se vayan .
    Los momentos #olicity son mis favoritos ese momento en que Felicity le dice a Oliver que ella siempre va estar con él y que no se va ninguna parte. Me encanta leerte querida Raquel besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *