Siete cosas que dan más miedo que Halloween

Ahora que hemos dejado atrás la noche de Halloween, y nos hemos recuperado de tanto susto, creo que es el momento idóneo de ver las cosas desde otra perspectiva. Ni la decoración de casa, ni una maratón de películas de terror, ni un logrado disfraz… Hay cosas que pueden sucederte a diario y dan mucho más miedo que todo con lo que puedas toparte el 31 de octubre.

¿Dudas de mis palabras? Pues procedo a realizarte una breve lista de todo aquello que sin comerlo ni beberlo puede hacer que te cagues viva al instante. Como siempre, y como bien dice el refranero español, “para muestra, una serie”.

Resultado de imagen de jane pregnant

Seamos claros como el agua y espesos como el chocolate. No hay mayor susto que un día ir al médico a revisarte las anginas y que te den la noticia de que estás embarazada. ¡Y siendo virgen! Tal y como le pasó a nuestra pequeña y pizpireta Jane Gloriana Villanueva. Contra el destino no se puede luchar y contra este tipo de sustos mucho menos.

¿Imaginas como pasaría a ser tu día a día con un bebé que no para de gritar y llorar cada diez minutos? ¿Ver series? ¿Series? ¿Eso qué es? ¿Se come? No cabe duda que esto sí que sería realmente un susto y no que empiecen a sangrar las paredes de tu casa cuando el reloj marque medianoche. Aunque si piensas que esto es todo un pastel y no lo superaría nada peor, te equivocas.

¿Te imaginas desaparecer de la noche a la mañana? Un trauma, sobretodo para tu amiga a la que aún le debes 20 euros de la entrada del concierto número mil de la gira OT 2017. Pero el hecho de desaparecer solo podría empeorarlo una sola cosa: que la sea la policía de Rosewood la que lleve la investigación.

Resultado de imagen de pretty little liars police

Dicen que una vez pasadas 48 horas que el desaparecido vuelva a casa se convierte en algo más complicado. En el caso del pueblo de las protagonistas de Pretty Little Liars ese margen de tiempo se reduce a los diez primeros minutos. Seamos sinceros y digamos la verdad: el trabajo de la policía en Rosewood nunca se ha caracterizado por su astucia y agilidad.

O sea, amiga, más te vale no desaparecer y mucho menos en este lugar porque las probabilidades de que aparezcas de nuevo se reducen a un porcentaje por debajo del cero. Y si ya para colmo de tus desgracias tienes a unas amigas tan lúcidas (ironía más grande que la vida) como Aria, Emily y compañía… ¡Apaga y vámonos!

Aunque tener a Spencer como amiga podría ser todo un chiste en comparación de lo que estás a punto de leer. Ni una sesión de espiritismo para invocar a tu abuela y preguntarle la receta de sus croquetas da tanto miedo como la posibilidad de que te la jueguen en tu página web de alquiler de apartamentos de confianza.

¿Imaginas llegar al 20 de julio, plantarte en Torremolinos habiendo alquilado una casita en primera línea de playa y que resulte ser la casa de La Maldición de Hill House? Tienes tres días de vacaciones y te toca compartir el baño con quince espíritus, ¡fabuloso, cariño!

Resultado de imagen de la maldición de hill house ghost

No te haces ni una pequeña idea de lo mucho que podrían complicar tus vacaciones alguna que otra presencia extraña. Ponte en situación. Llegas de la playa a las cuatro de la tarde, vas a hacerte salmorejo fresquito y los tomates que guardabas como un tesoro aparecen podridos de repente. O peor aún, te duchas y en el espejo del baño aparece escrito un mensaje escalofriante: “Los guionistas fueron justos con Lexa”. Que miedo, ¿no?

Alejándonos de nuevo del mundo paranormal hay cosas que también pueden ser todo un shock si de un momento a otro surgen en tu día a día. Un martes cualquiera por la mañana te plantas en el Mercadona de al lado de casa para comprar papel higiénico (porque ella es rápida de vientre), pasadores para el pelo y tomate frito y cuando llegas a la caja… ¡Escuchas disparos! Estás en un jodido atraco, cariño.

Imagen relacionada

Un grupo de atracadores vestidos con monos rojos se han propuesto arrasar hasta con la última caja y a ti te ha pillado allí en medio. Al menos podrás usar los rollos de papel del culo como chaleco antibalas improvisado, no todo iba a ser malo en esta ocasión.

Ser víctima de un atraco en plan La Casa De Papel no hay terapia que lo cure. A no ser que uno de los atracadores sea alguien como el personaje de Alba Flores en la serie porque eso sí que te daría un plus de seguridad y confianza en semejante situación. (PD: ¿Habéis visto el vídeo de Alba Flores equivocándose de premiere de película? Es que vaya lol, chaval)

Otra de las cosas que daría mucho pero que mucho miedo, incluso más que un ataque zombie o algo bastante chungo es acabar en la cárcel y tener como compañera de celda a Zulema.

Resultado de imagen de zulema vis a vis escena

Visto desde fuera alguien tan manipulador e inteligente como Zulema llega hasta a hacer gracia y producir incluso un poquito de admiración pero, ¿te imaginas tener que compartir con esta señora un espacio cerrado de cinco metros cuadrados? Es que me arranco la peluca, me la como con cuchillo y tenedor y con un poco de suerte se me atora por ahí dentro y acabo muerta. Una opción mucho más inteligente y válida que ser la próxima víctima de la protagonista de Vis A Vis.

Por cosas así es por las que debes ser siempre una persona buena y no pasarte mucho de la raya. Porque la cárcel está al acecho. Y no solo la cárcel sino “El Lado Malo”. Los protagonistas de The Good Place saben bien de lo que hablo. Sí, señor. ¿Eres consciente de que en cualquier momento de tu vida podrías irte al otro barrio y no acabar en el cielo precisamente?

¿Consecuencias? Tener que aguantar durante toda la eternidad, en el lado malo, a todos los directivos que permitieron que fulminaran Sense8, al informático que no le desinstala el Word a Marlene King para que deje de hacer series… Una tortura que no se merece ni el peor de tus enemigos, vaya.

Resultado de imagen de the good place

¿Y hay algo peor que acabar en el lado malo? Sí, no ir ni a un lado ni a otro, sino al espacio. Os pongo en situación, una guerra nuclear a mandado al garete a la Tierra y te toca deambular en una nave toda tu vida. Halloween dio miedo pero, ¿no lo daría compartir vivienda con la insoportable de Clarke Griffin y su madre? Seamos realistas, si acabásemos como en The 100 yo mismo me autoflotaría para acabar con tanto sufrimiento.

Que la noche del 31 de octubre puede dar cierto terror es un hecho pero ¿acaso todas las situaciones de esta lista no superan con creces la famosa noche de las brujas? Yo digo sí. No exageremos y pensemos por un momento que hay cosas que sí que verdaderamente dan miedo. ¿Y tú? ¿Qué añadirías a esta lista?

 

(Visited 55 times, 1 visits today)

Autor entrada: Fran

1 comentario sobre “Siete cosas que dan más miedo que Halloween

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *