Primeras impresiones: Sweet Magnolias

Las temperaturas suben, el verano se acerca, y Netflix nos comienza a lanzar sus series especiales. Es por ello que nos hemos armado de valor, y ha llegado el momento de hablar de las primeras impresiones de Sweet Magnolias.

¿Seremos capaces de soportar la dulzura? O, por el contrario, ¿será una de esas series de las que no nos querremos acordar? Vamos allá


Netflix continua con su duro trabajo de adaptar libros a la pequeña (sí, a lo mejor tienes un cine en casa, pero esto sigue siendo pequeño) pantalla. Ha fallado algunas veces (Hola, Shadowhunters) y en otras no ha hecho un mal trabajo (Hello, Virgin River), y su nueva serie sobre señoritas sureñas (del sur de Estados Unidos, ojalá y una serie sobre señoritas andaluzas), Sweet Magnolias, está aún por ser analizada.

Bueno, yo os voy a hacer el análisis de una manera rápida y veloz, pero antes tendré que deciros de qué va y esas cosas.

En Sweet Magnolias viajaremos a la pequeña ciudad de Serenity para conocer a tres mujeres, amigas desde chiquitetas, y sus problemas y alegrías. Por un lado tenemos a Maddie, quién está en proceso de divorcio con su marido. Después que este le pusiera los cuernos, dejara a su amante embarazada, y le pidiera matrimonio. También está Dana Sue, una exitosa chef, que también ha mandado a su marido de paseo. Centrada en sacar hacia delante a su hija adolescente y su negocio. Y por último, Helen, una exitosa abogada sin compromisos que se encarga de ocuparse de los asuntos de toda la ciudad, pero sobre todo, de sus amigas.

Después de ese pequeñito párrafo, seguimos añadiendo felicidad, drama y romance a nuestra pócima. En todo esto mezclamos a los tres hijos de Maddie, a la hija de Dana Sue, a la prometida del ex de Maddie (Que resulta ser una tal Zoey 101) y a un entrenador macizo de beisbol. Y le añadimos una buena dosis de ciudad pequeña en el sur donde todo el mundo sabe todo.

Con todo esto explicado y aclarado, tengo que reconocer que me he visto la primera temporada completa, y no me lo puedo creer.

Empecé a verle la belleza a las series «sureñas» cuando me enganché hace unos años a aquella maravilla llamada Hart of Dixie. Y desde entonces, me ha costado encontrar algo que me llene. Pero esto serie, caaaasi ha conseguido llenarme al 100%

Digo casi porque le falta una buena dosis de humor. Sweet Magnolias es la hermana mayor de Hart of Dixie. La mayoría de los personajes, incluso en sus momentos más dramáticos, tienen su vida medianamente organizada. Quizás, organizada no sea la mejor palabra, pero si es cierto que la falta de ese toque humoristico, y su ligero aumento en seriedad ayuda a darle forma a las tramas. Al final del día, Netflix no es la CW, y probablemente el target de audiencia que buscan, no es el mismo.

No voy a decir que los personajes sean muy complejos o que el toque dramático, pero suave, que tiene la serie no haga que pierdas la acción o que no seas capaz de saber que pasa. Pero si es cierto, que es ese halo de misterio, en el sentido de edad y madurez, ayudan a la trama y a mantenerte ahí, buscando las respuestas mientras te las dan. Una a una, y a su debido tiempo.

Las subtramas de los personas están realizadas de muy buena manera, acordes con quienes son, y sin tener que darles muchas vueltas. Y la trama principal, que se puede observar que es la unión entre nuestras tres protagonistas, es sin duda alguna, el punto fuerte de la serie.

Hablamos de tres mujeres fuertes, que pueden pasar por sus peores o mejores momentos, pero que están ahí siempre.

Da igual si truena, relampaguea, si hacen 40º a la sombra o si son las 6 de la mañana, si una necesita a las otras dos, ahí estarán. Y está bien que por una vez, dicha relación no sufra a lo largo de los capítulos porque se necesite enfrentar a nuestras protagonistas. Son ellas, juntas, contra el mundo.

El resto de los personajes funciona de manera bastante equilibrada según que trama traten. No llegas realmente a preguntarte que hace ahí, porque simplemente todo fluye. Su conflictos y sus interacciones tienen lógica en la mayoría de las ocasiones. Es cierto que algunos están más logrados que otros, pero para ser, ¿cómo decirlo? Otra adaptación de Netflix que podría haber hecho el Hallmark Channel, todo cuadra y encaja de gran manera.

Si es cierto, que el juego con el estereotipo de mujer villana del sur, tengo dinero y me cabreo si no consigo lo que quiero, está ya como que un poco usado. Pero, al final del día es una adaptación de libros de mediados de los 2000, y esperemos que los próximos pulan un poco este pequeño fallo.

De lo poco que puedo hablar mal de la serie es que los capítulos son un poco lentos para mi gusto, pero es cierto, que sigue el mismo ritmo que la mayoría de series de este estilo. Pero, a veces me cansa dicho ritmo.

Poco me queda por decir, la verdad, mi primera impresión, y las consiguientes 9, del resto de capítulos, han sido favorables, y daré lo que sea por saber como continua la historia.

Así que, si os gusta el rollo de serie a lo Hallmark Chanel con toque de Hart of Dixie, Sweet Magnolia es una serie a la que deberías darle una oportunidad.

Como si también quieres darle una oportunidad a nuestra crítica sobre «Eddy«, o también podéis conocer el maravilloso mundo de reddit de la mano de alguno de nuestros personas favoritos.

Y por supuesto, si alguno decide darle una oportunidad a esta joya, no olvidéis de decirnos qué os ha parecido.

The following two tabs change content below.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *