Nuestras series “happy place”

Con mayo en nuestras vidas poco a poco le vamos diciendo adiós la temporada de series 2k20/21. Ha sido más turbulenta que el año pasado, con emisiones irregulares, retrasos y, en los peores casos, cancelaciones. Por supuesto toda esta situación se debe a causa de la pandemia que aún sigue entre nosotros. Sin embargo, aunque las series que nos encandilaron estos meses atrás estén a punto de terminar tenemos cientos más para engancharnos o revisionar. Ahora, si damos un paso más todos tenemos, al menos, una serie a la que volvemos por pura necesidad. Ya sea en buenos o malos momentos, invierno o verano, o a cualquier hora de día siempre nos está esperando nuestra serie happy place.

¿Qué es una serie happy place?

Como se puede intuir, una serie happy place es aquella que nos hace felices, que durante lo que dure el visionado estamos totalmente bien. No hay estrés que nos agobie en esos momentos, la mente está relajada y no hay nada que ose perturbar tu felicidad temporal.

Estas series están ahí siempre (o casi siempre si Netflix no las quita de su catálogo) a nuestro alcance, pudiendo disfrutar de cualquier capítulo en el momento que más nos apetezca. No importa si se te ha cortado la mayonesa, si has tenido un mal día en el trabajo o si estás hasta los genitales de ver a gente con la mascarilla por debajo de la nariz. Nuestro happy place estará ahí para nosotros siempre.

Ni siquiera importa de qué tipo de serie estamos hablando. ¿A la hora de cenar te pones un par de capítulos de Los Simpson? Dale. ¿Te gusta ponerte a Las Chicas Gilmore después de limpiar un domingo? Y que te digan que no.

¿Por qué volvemos a ellas?

La pregunta del millón. ¿Qué es lo que tienen este tipo de series que hace que volvamos a ellas una y otra vez? Probablemente nada. Quizá a ojos de los demás sea un truño, una más del montón o poco conocida pero siempre tenemos un gran sentimiento hacia ellas.

Vimos una serie en el momento indicado y se convirtió instantáneamente en nuestra serie. Recordamos casi con claridad esos momentos que la veíamos en familia, con amigos o solos. Ese recuerdo nos evoca sentimientos de seguridad, tranquilidad y felicidad que viene a nosotros cada vez que volvemos a verla. Nos aísla por una franja de tiempo del mundo exterior, nos devuelve a aquella vez que visitamos el Central Perk o el motel Rosebud y nos sentimos plenos.

Un beso solo a ellas

¿Dónde estaríamos sin ellas? ¿Qué habríamos hecho sin esos personajes que nos enamoraron la primera vez que los vimos en televisión? ¿Cuántas personalidades no habríamos absorbido de forma indirecta? Nosotros les hemos dado muchas visualizaciones pero ellas también nos han entregado algo. Hemos crecido juntos en algunos casos, hemos aprendido con y de ellas y siempre serán un refugio seguro. Por ello creo que es necesario agradecer a nuestras series happy place por estar ahí siempre.

¿Vosotros qué serie consideráis que es vuestro happy place? Sois más que bienvenidos en comentárnoslo en nuestro Twitter o en los comentarios aquí abajo. ¡Hasta la próxima!

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestras series “happy place”

de Rubén Tiempo de lectura: 2 min