Muertas de envidia con ‘Bling Empire’

Ser pobre es un coñazo y quién diga lo contrario claramente está mintiendo. Hasta hace unos días pensábamos que todo lo que queríamos en esta vida es despertarnos y que Kris Jenner estuviese tramitando nuestra adopción pero, a día de hoy, la cosa ha cambiado. Resulta que Netflix, sin esperarlo, nos ha dado un nuevo propósito para este 2021: convertirnos en señoras asiáticas multimillonarias. Hoy quiero hablarte sobre el reality del que todos hablan. Amigas, sí, estamos muertas de envidia con Bling Empire.

Cualquiera de las protagonistas del reality se mea en la cara de las hermanas Kardashian. Sí, sobre la que tú elijas. Si estás dispuesto a tragarte tu dignidad y ver como tu cuenta corriente te grita «pobretona de los cojones» a la cara… Es el momento de que te adentres en el mundo del lujo asiático.

envidia con Bling Empire

Bling Empire, en tan solo ocho episodios, relata todo el drama que rodea a la comunidad de asiáticos más ricos de Los Ángeles. ¡Y ojo, que no es poco! Gente operada hasta del forro de las bragas, fiestas exclusivas, joyas que jamás podrías permitirte, casas de anuncio, trepidantes fondos de armario, equipos de seguridad hasta para ir al baño… Todo el lujo que puedas imaginar se queda corto con la realidad. Y no, no podemos estar más encantados de permanecer perplejos en el sofá durante los casi cuarenta minutos de duración de cada episodio.

¿Lo mejor? Las excentricidades que acontecen minuto a minuto. Excentricidades que van más allá de lo imaginado como por ejemplo practicar yoga en el jardín embutida en un mono de diamantes o, durante un día cualquiera, coger tu avión privado e irte a París a almorzar. Justo lo que tú y yo haríamos pues un miércoles cualquiera por la tarde.

envidia con Bling Empire

¿QUIÉNES SON SUS PROTAGONISTAS?

Nuestra preferida, sin duda alguna, es Anna Shay, la más mayor de semejante elenco. Anna es japonesa, rusa y americana y heredera de una fortuna estimada en unos mil millones de dólares debido al gran negocio de armamento de su familia.

Esta señora promete dar momentos divertidísimos como cuando durante su primera aparición, minutos antes de ir a una fiesta y ataviada con un vestido de cien mil dólares, coge un mazo y comienza a derribar las paredes de su vestidor por considerarlo demasiado pequeño. Una pocholada de criatura.

envidia con Bling Empire

Estos desternillantes momentos van de la mano de su némesis, la malvada Christine Chiu. Ésta vive por y para las apariencias y en cada aparición hace todo lo que esté de su mano para alardear de su fortuna y fastidiar a Anna, pero esta última siempre va un paso por delante.

No queremos hacer demasiados spoilers pero durante el primer episodio, Christine va a una de las fiestas de Anna, copiándole un collar, y ésta acaba por cambiarle el sitio en la cena y la sienta en la otra punta de la mesa. Bien alejada del resto de su grupo de amigos. ¿La guerra está servida? Sí, porque durante el resto de capítulos las pullas y las cuchilladas parecen no tener fin.

envidia con Bling Empire

Otra de nuestras asiáticas ricachonas preferidas es Kelly Mi Li. Adorable, con un gusto exquisito para la moda y con un novio actor que odiarás desde su primera aparición.

Kelly es una diva con una historia que derretiría hasta al más congelado de los corazones. A los veinte años se casó con un chino rico y se hicieron con siete coches, cuatro casas y gastaban unos cuatrocientos mil dólares al mes. ¿En qué? Pues seguramente en cosas inútiles e innecesarias como tintes capilares para chihuahuas o papel de regalo con motas de oro.

envidia con Bling Empire

Pero amigos, la burbuja de Kelly Mi Li explotó de la noche a la mañana cuando la policía le quitó todo y detuvieron a su marido por dirigir una de las mayores estafas cibernéticas de la historia de los Estados Unidos. (Insertar aquí música dramática de violín ante el final inesperado). Tras pagar un total de 168 millones al gobierno estadounidense se hizo empresaria. Ahora poco a poco está recuperando su sitio en la alta sociedad así como su fortuna.

Nuestro momento preferido es cuando el novio de esta chiquita no sabe qué regalarle por su cumpleaños y acaba llevándola a París a almorzar porque, ¿por qué no? Eso sí, con la ayuda de Anna que es maravillosa y se merece un spin-off cuanto antes y un canal 24 horas en MiTele Plus.

Otra de las estrellas de ‘Bling Empire‘ es Kim Lee , que reúne a sus amigos en su casoplón para que le hagan fotos para Instagram. Una fantasía de ser que además es dj y cobra la friolera de cincuenta mil dólares por sesión. A la par de maravillosa es su madre que lejos de ser la típica señora mayor asiática conservadora es mucho más Kris Jenner que la propia Kris Jenner.

El resto de integrantes de dicha élite pues son así como que un poco más coñazo aunque, del mismo modo, muy peculiares a su manera.

BLING EMPIRE ES UNA DROGA

¿Te recomendamos el visionado inmediato del nuevo reality de Netflix? Si no quieres sentirte pobre como una cucaracha, no. Si por lo demás, quieres regodearte en el drama ajeno y ser testigo de fiestas y eventos nunca antes imaginados por ninguna cabecita… Es la ocasión perfecta.

envidia con Bling Empire

Por otro lado, Bling Empire, en ocasiones, también aborda tramas menos cómicas de sus protagonistas como los problemas para ser madre, la visita a una médium para hablar con familiares fallecidos o la importancia de mantener vivo el vínculo afectivo y emocional con nuestras raíces.

Bling Empire avala, y con creces, eso de que los ricos también lloran. Con más o menos frecuencia, eso sí, pero también son víctimas de momentos bajos como el resto de mortales. Mucho cuidado al adentrarte en este show porque si empiezas… No podrás parar.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Fran Luna

Cago, odio y me spoileo a partes iguales. Mi animal espiritual es Belén López Vázquez (3°B) y todo lo que sé sobre el amor lo aprendí gracias a Pasión de Gavilanes. Yo por mis series MA-TO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muertas de envidia con ‘Bling Empire’

de Fran Luna Tiempo de lectura: 4 min
0