Más curiosidades de The Mandalorian

¡Muy buenas, queridos seriéfil@s! Como bien sabemos The Mandalorian sigue dando de qué hablar cada semana y todos conocemos el motivo: baby Yoda. Pero no estamos aquí para comentar al unísono lo precioso que es ese muñeco de 30€ del Alcampo, no. Como hace un par de semanas, hoy vengo con un artículo comentando una serie de detalles y curiosidades de los tres siguientes episodios. Cuyos títulos son llamados The Child, The Sin y Sanctuary.

Al igual que el episodio piloto, no hemos podido ver estos capítulos porque Disney+ no se ha estrenado aún en España, así que todo lo que comentemos es de oídas. Guiño, guiño, codazo, torrenSUFICIENTE. Sigamos leyendo y conozcamos qué más curiosidades se esconden en estos capítulos de The Mandalorian.


Comencemos por el episodio dos, The Child. Un episodio centrado principalmente en los Jawas, raza alienígena que ya comentamos en el artículo anterior. Aquí los podemos observar desvalijando la nave de Mando. Lo curioso es que se desplazan en un vehículo similar al que ya hemos podido ver en otros productos como al principio de Una Nueva Esperanza.

Durante el asalto de los jawas, Mando utiliza su rifle para acabar con ellos de una forma que no se había visto en Star Wars. Y es que esa arma literalmente desintegra al enemigo. Como el “¡boom! Y se convirtió en Chocapic” pero solo la onomatopeya. Esto puede hacer una referencia al episodio V, El Imperio Contraataca, en el que Darth Vader insta a Boba Fett a atrapar a Han Solo vivo. Carbonita y desintegraciones, dos cosas que van de la mano de mandalorianos cazarrecompensas.

Más tarde volvemos al campamento de Kuiil, un ughnaught cuya raza vemos también en el mismo episodio. Aquí no solo nos encontramos de nuevo con él si no también con las monturas conocidas como blurrg, unas criaturas que han aparecido en la serie de animación The Clone Wars pero también en la película de 1985 Ewoks: The Battle of Endor.

Una última curiosidad del episodio es que es la primera vez que los jawas son subtitulados en Star Wars durante las conversaciones que mantienen con Mando. Un detalle perfecto para los amantes de los idiomas.

Y de aquí nos vamos al episodio tres, conocido como The Sin. ¿Qué podemos sacar de este capítulo? Poca cosa, pa qué nos vamos a engañar. Muchos detalles que vemos se comparten con el piloto, ya que la acción transcurre en los mismos escenarios.

Como nuevos detalles podemos ver un bastón (un palo como curiosidad, te estás coronando Rubén) apoyado en una pared similar al que vimos en Una Nueva Esperanza. Concretamente, este artilugio se puede ver cuando nuestros protagonistas caen al vertedero de la estrella de la muerte e intentan evitar ser aplastados con un palitroque similar. También podemos ver con más claridad los superdroides de combate durante aquellos flashbacks de nuestro protagonista. Estos droides aparecieron por primera vez en el episodio II y fueron unos de los enemigos más comunes de nuestros héroes.

Uno de los detalles más importantes a destacar es el parche que porta el médico que trata a nuestro preciado baby Yoda. Ese símbolo es propio de Kamino, el planeta en el que se creaban y formaban los clones de la República. ¿Querrán clonar a nuestro peluche favorito de estas navidades para favorecer un nuevo alzamiento imperial? Habrá que esperar y ver qué ocurre.

Una última curiosidad es el contenedor en el que Mando recibe su recompensa. ¿Sabíais que ese recipiente es en realidad una heladera? Y tanto. Todo surge en el episodio V de nuevo cuando, en el planeta Bespin, se ve a un señor corriendo con este tipo de objeto. Más tarde se descubrió que realmente lo que portaba en sus brazos era una heladera y se hizo tan famoso que tuvo su propio juguete y un sin fin de clospayers en todo el mundo. Otra cosa no, pero curiosidades chorras en The Mandalorian hay para rato.

Acabamos el artículo con el episodio titulado Sanctuary y en un principio tampoco tiene mucho que desgranar (si veis algo que se me haya escapado comentadlo). En dirección tenemos a Bryce Dallas Howard (no confundir con Jessica Chastain), hija de Ron Howard. Este director también estuvo a cargo de uno de los spin offs de la saga: Han Solo.

Respecto a la historia que se cuenta es una que ya hemos visto en bastantes ocasiones. Tenemos un pueblo que es invadido constantemente y piden ayuda a forasteros para aprender a luchar y defenderse. Temática general que hemos podido ver en algún episodio de The Clone Wars así como en varios westerns.

Durante la escena de la taberna vemos a baby Yoda asustarse por un Loth-cat, un animal propio de Lothal, planeta muy importante de la serie Rebels.

Finalmente, la guinda de este artículo se la lleva el mayor peligro que corrieron nuestros pueblerinos. Un AT-ST con pintados de guerra les hace pasar canutas a ellos y a nuestros protagonistas, pero nada que un poco de guerrilla no pueda resolver. Estos andadores eran un arma del Imperio y pudimos verlos, entre otras ocasiones, en el episodio VI en la batalla de Endor.

Y hasta aquí la dosis de curiosidades de The Mandalorian hasta ahora. Veremos qué nos cuentan en los siguientes capítulos pero nosotros a esperar hasta Marzo mientras tanto.

I have spoken.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: