Los mejores momentos (o no) de Élite

Es el momento de abrir el melón. Élite llegó a nuestras vidas, como una versión mejorada de Física o Química con aires de Pretty Little Liars, y no sabíamos con certeza cuanto asco nos iba a provocar el asunto. Chica, porque nosotras somos así. Ponemos el parche antes del grano y criticamos antes de hablar. ¿Qué pasa? Pues que luego nos tenemos que dar un punto, y minipunto, en toda la boca y nos ponemos a recopilar los mejores momentos (o no) de Élite.

Ante el estreno inminente de su tercera temporada hemos querido recopilar las mejores escenas que nos ha regalado semejante show durante sus dos primeras tandas de episodios. Te advierto desde ya que este listado está formado exclusivamente por escenas que tanto yo como Tomi (tomi coño) hemos considerado dignas de enmarcar. O sea que objetividad cero, avisada quedas mi ciela. ¿Riesgo de spoilers? Pues imagínate.

1. EL RONEO DE NADIA Y GUZMÁN

Sorry not sorry. Tengo debilidad por este par y cada vez que tienen una escena juntos me transporto a mi época de instituto cuando forraba las carpetas con imágenes de la Súper Pop. Como shippeadora número uno de esta relación tengo que añadir que lo he pasado mal con todo esto… Pero tras ponerme en cuarentena emocional ya me encuentro mucho mejor.

Resultado de imagen de nadia guzman kiss gif

En la segunda temporada vimos como Guzmán tenía un tonteo con las drogas de lo más chungo. Sí, ya sabes, estos pijos de instituto, que juntan dos gramos y ya se sienten como Pablo Escobar. De todo este cuadro de situación nos quedamos con un momento en cuestión.

Ese beso en la fiesta. Bueno, en una de las mil que a lo largo de la serie se celebran por cualquier razón. ¿Al fin llueve tras dos meses de sequía? Hagamos una fiesta. ¿El Getafe sube a primera? Hagamos una fiesta. ¿Pasión de Gavilanes vuelve a Nova por quinta vez este año? Hagamos una fiesta. Y así.

En esas horas bajas de Guzmán, Nadia, que está enchochadísima hasta las trancas, le pone freno al asunto. ¿Lo consigue? Pues claro porque en esta serie siempre gana el amor salvo si te llamas Marina y te estampan un trofeo contra la cabeza.

2. LUCRECIA SIENDO LUCRECIA

El personaje de Danna Paola se ganó nuestro corazón cuando comprobamos en primera persona que se trataba de una petarda de manual. Somos así, más fáciles que el mecanismo de un chupete y donde ahí una penca de semejante calibre allí que estamos nosotros.

En esta segunda temporada llegó Cayetana a Las Encinas. Poco a poco fuimos descubriendo de que se trataba de una chiquita un poco cucú que llevaba una doble vida ya que quería dárselas de Dulceida y no llegaba ni a Ylenia Padilla. Durante unos pocos de capítulos engañó a todos haciéndose pasar por una ricachona más del lugar pero lo que no pudo imaginarse jamás es que Lu acabaría haciéndole un buen exposed del que gozamos hasta el último segundo. ¡Dentro vídeo!

3. MARINA PAL OTRO BARRIO

La primera tanda de capítulos se centraba en la muerte de la chica. ¿Quién la había matado? Nosotros personalmente estábamos ansiosos ante tal revelación porque nos urgía saber a quién teníamos que darle las gracias por quitar del medio a semejante personaje tan insoportable.

Chica, demasiado intensita para ser real. No merecíamos soportarla tres segundos seguidos en pantalla y alimentarnos de sus frases profundas como si del mismísimo Yoda se tratara. Chica, relájate.

En el final de su primera temporada pudimos ver ese momento clave en el que polo le zurra un buen golpe a Marina con el trofeo más emblemático del instituto. ¿El resto? Pues ya lo conocemos de sobra.

Resultado de imagen de elite marina death gif

4. OMANDER OFFICIAL SHIPPER

Otro de los momentos que quiero tatuarme en la mismísima retina (justito al lado del Adiós Benjamin Button de Miriam Saavedra) es el beso definitivo de Ander y Omar. Que sí, que yo lo sé, que este par tienen algo que apesta a tóxico y no es el hit de Britney Spears.

A lo largo de los capítulos hemos podido ver como Ander trataba bastante regulinchi al buenazo de su novio y eso sí que no lo vamos a tolerar. Estarás muy bueno pero aquí ya tenemos la denuncia debidamente cumplimentada nada más que para entregarla en el juzgado de guardia.

En uno de sus frecuentes altibajos ambos se besan en plena discoteca sin pensar en el qué dirán. ¡Ay, el maldito que dirán! ¡Cuantísimas relaciones rompe!

Resultado de imagen de omar ander elite kiss scene gif

5. SI LA REBE TE VASILA TÚ TE CALLAS Y LO ASIMILAS

La aparición de Santa Rebeka (con k de kilo de sustancia ilegal cuyo nombre empieza por c y acaba por ocaína) ha sido una fantasía de principio a fin. Su llegada supuso un antes y un después en nuestras vidas porque seamos sinceros… Que el drama para un ratito sí pero convertir un niñateo adolescente en Sonrisas y Lágrimas pues chica… No lo veo.

Sus apariciones en pantalla nos vienen de perlas para descansar un poco de tanta tensión y recordar que nosotras ante todo somos jocosas y reina del humor. Así que sí, ¡la Rebeka tiene que estar en la próxima edición de Tu Cara Me Suena!

6. NADIA EMPODERADA Y DUEÑA DE SU DESTINO

Vale, a estas alturas de la película me parece correcto desvelar todas mis cartas y confesar que Nadia es lo mejor que le ha pasado a Élite desde sus inicios. ¡Que alguien le compre una faja a la actriz porque debe dolerle la espalda de soportar todo el talento del elenco!

La evolución del personaje nos ha enamorado y hemos chillado literalmente con algún que otro encontronazo con su padre porque esta chiquita le dice las cosas bien claras: es el momento de vivir su propia vida y comenzar a hacer un poco lo que le salga del tete.

7. UN FINAL DE INFARTO

Mientras que la segunda temporada fue algo más flojita… El final de la primera nos dejó con las braguitas por los tobillos. El asesinato de Marina estaba bajo investigación y la policía estaba haciendo su trabajo. Mal, pero lo estaba haciendo.

Ya vimos como todos prestaban declaración en comisaría y poco a poco se iba construyendo el puzle de cara a la ley. Pero si hay algo que sabemos de sobra en este tipo de series es que la policía a veces, por no decir muy a menudo, suele meter la pata hasta el fondo.

En este caso ya sabíamos que Polo había matado a Marina y hubiésemos apostado nuestra colección de discos de Chenoa a que iba a acabar entre rejas pero finalmente todo se tuerce y la policía aparece, tututu y dice que Nano ha sido el culpable de todo lo sucedido. Porque sí. ¿La parada cardiaca? Inminente.

8. LAS DESGARRADORAS INTERPRETACIONES DE ESTER EXPÓSITO

Resultado de imagen de RASTROJO GIF

Así es amigas. Estos han sido algunos de nuestros momentos preferidos de Élite durante sus dos temporadas. Nos hemos dejado muchas otras escenas en el tintero pero chica uno tiene vida social y a veces le gusta salir a la calle y comentar un poco lo efímera que es la vida.

Recuerda que este mismo viernes llega la tercera temporada de la serie a Netflix y que obviamente aquí, en Seriéfilos Enfurecidos, muy pronto estaremos dándote nuestras primeras impresiones de lo que se supone que será el cierre de un ciclo. ¿Y tú? ¿Tienes ganas de lo nuevo de Élite?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: