Batwoman 1×09 Review: Crisis on Infinite Earths: Hour two

¡Ya estamos de vuelta con Crisis! Tras el análisis de ayer, «Crisis on Infinite Earths: Hour two» nos muestra un episodio claramente dirigido a los fans del cómic. La trama central del capítulo es precisamente para el deleite de los lectores de cómic mientras que los demás nos quedamos desconcertados y aburridos. Por el contrario, las tramas secundarias son realmente interesantes y cambian el tablero de juego. ¡Vamos a comentarlo todo!

AVISO SPOILERS NO SIGAS LEYENDO SI NO HAS VISTO EL CAPÍTULO 1×09 DE BATWOMAN 

El capítulo comienza en medio del shock de la pérdida de Oliver. Sara le hace su propio homenaje. Tiene toda la razón, Oliver murió como vivió: como un héroe. 

Pero la Crisis que se avecina ocupa un lugar prominente que hace que los héroes deban aparcar su dolor. Monitor les habla sobre los Paragones, los únicos que pueden ayudar a salvar al Multiverso. Al parecer, algunos de los héroes allí presentes, como Kara o Sara son dos Paragones. Pero creo que, aunque no lo hayamos descubierto aún, Mia es otro Paragón. Monitor la ha mirado de forma extraña y elocuente cuando estaba explicando qué eran esos Paragones. Y eso, unido a lo que dijo en un episodio de Arrow en cuanto a que necesitaban a Mia para salvar el Multiverso, me lleva a pensar que nos llevaremos una sorpresa con ella.  

Realmente interesante es la forma de enfrentarse a la muerte de Oliver que tienen Mia, Barry y Kara. Mientras Barry y Mia están decididos a traerlo de vuelta (un poco más adelante analizaremos su actitud), Kara se encuentra desesperanzada. El Paragón de la esperanza simplemente…no la tiene más. Ha perdido demasiado en tan poco tiempo que no encuentra una salida, una explicación lógica, no consigue encontrar algo a lo que agarrarse. Y mucho menos cuando ve a Lex vivo. Ese monstruo está vivo gracias a Monitor pero Oliver, su madre, todas las personas de Argo, su tierra…no lo están. Es injusto y horrible. 

Por supuesto, Lex sigue siendo la serpiente que es y los traiciona haciéndose con el Libro del Destino y yendo de tierra en tierra intentando acabar con todos los Superman. Sin embargo, es una traición que Monitor sabía qué sucedería y, al parecer, necesaria, aunque no nos explican para qué.

Lo único a lo que Kara puede agarrarse para no hundirse es a la amistad con Kate. Ella está a su lado cuando nadie más parece estarlo y juntas, van a una misión para salvaguardar el Multiverso. 

Esa misión no sale todo lo bien que esperan y, al final, descubren que Kate es el verdadero Paragón que estaban buscando. Esto sorprende a Kate y siente que…simplemente no puede serlo. Ella se siente casi indigna, como si hubiera algún tipo de error o todo fuera alguna broma pesada. No se siente capaz de realizar su misión. Entonces, los papeles se invierten y es Kara quién está al lado de Kate. Esta incipiente amistad me parece maravillosa. 

Kara quiere que Kate sepa que está a la altura del reto y que no hay nadie que lo pudiera hacer excepto ella. Es valiente, aunque ella misma no se vea así, lo es. Y la necesitan. Al parecer, Kara ha recuperado su capacidad de tener esperanza…pero solo es porque piensa utilizar el Libro del Destino para traer de vuelta a su tierra, a Argo y a su madre. Kate le advierte del peligro pero Kara está decidida. 

Esto me recuerda bastante a la actitud de Barry con el Flashpoint. Entendible el querer recuperar a toda su familia pero cuando uno es un héroe no debe ser egoísta y debe ver la imagen completa. Es muy peligroso utilizar ese Libro y podría hacer más daño que bien. Kara no debería hacerlo. Y este caso, no es igual que el plan de resurrección de Oliver porque, en ese caso, al planear también devolverle su alma, no hacen daño a nadie, el único peligro real es para Oliver y él seguro que preferiría pasar por ese infierno antes que no poder estar al lado de su familia. 

Kate coincide con mi opinión y parece decidida a utilizar esa kriptonita que cogió de la mano de Bruce en contra de Kara si lo ve necesario. Kate es el Parangón del coraje. A veces, tener coraje no sólo significa arriesgar tu vida si no también tener la valentía de enfrentarte a tus propios amigos. Es justo lo que Kate parece dispuesta a hacer. Sólo me puedo imaginar la cara de traición de Kara si ese momento llegara. 

En medio de todo esto, Lex intenta matar a Superman en cada Tierra mientras que Kate y Kara viajan para lograr que otro Paragón, Bruce Wayne, Batman, les ayude. Esto hace que tengamos varios cameos de personajes míticos en los cómics. Así, conocemos a Bruce Wayne ya mayor y, para decepción de Kate, bastante oscuro. Se ha vuelto un villano. Ha matado a tanta gente…

Lo que sucede cuando matas es que un trozo de tu alma se desprende de ti y Bruce ha matado tanto…que, de alguna forma, ha perdido toda su alma debido a ello. Ahora, Kate le da la oportunidad de volver a ser un héroe, de recuperar esa humanidad y heroísmo perdidos en medio de tanta muerte y oscuridad. Sin embargo, al descubrir que Bruce había matado a Superman, toda esa fachada se resquebraja y se rompe en mil pedazos. 

Este Bruce no tiene ni una pizca de heroísmo en sus huesos. Esta absorbido por el poder y la desesperanza. No cree que haya ningún tipo de esperanza para el mundo y, al final, acaba muriendo tan solo como se sentía. 

Me parece interesante la actitud de este Bruce y creo que este, de algún modo, podría haber sido el destino de Oliver si se hubiese dejado llevar por los demonios que lo acechaban y no hubiese conocido a Diggle ni a Felicity. 

También, somos testigos de la aparición de un Clark y una Lois bastante conocidos para los fans de Smallville. Personalmente, no veía la serie así que esta aparición no me ha movido nada por dentro pero me ha parecido muy tierna y bonita la decisión de Clark de dejarlo todo por su familia y siempre es un placer ver en pantalla a Tom.

Y, por último, tenemos la aparición de otro Superman en escena, interpretado por nuestro Brandon (Ray). Es uno de los Paragones que quedaban. Es un héroe porque a pesar de haber sufrido tanta pérdida sigue preocupándose por la vida de inocentes. Y aquí me vais a perdonar que ponga los ojos en blanco. No veo la diferencia a ese respecto con Oliver. Oliver también perdió a muchos seres queridos y también se preocupo por vidas inocentes hasta el extremo de morir por ellas. Así que no me trago mucho lo de que este Superman es lo mejor de lo mejor porque, para mí, no le llega a Oliver ni a la suela de los zapatos. 

Como no podía ser de otra forma, Lex aparece para matar a este Superman y vemos una lucha entre él y el Superman de Tierra 38. Nada parece ser capaz de convencer a al Superman de Brandon de dejar de luchar. Nada, excepto Lois, ella le tiene que recordar quién es. Todo esto bajo la premisa de la que hemos hablado antes de que es un gran héroe. Vuelvo a poner los ojos en blanco. 

No me malinterpretéis, por supuesto, me parece heróico que no se haya dejado llevar por la desesperanza pero, en serio,no me parece para tanto como lo pintan, y más si tenemos a Oliver para comparar. Y la forma de acabar con esa lucha me ha parecido bastante Disney, con todo eso del «amor» y del «recuerda quién eres» #sorrynotsorry. 

Me ha parecido descafeinado y como si no hubiera tiempo para más. Como si esta escena no fuera para mostrar ese conflicto emocional, si no para mostrar esa lucha para que los fans de los cómics se volvieran locos y, una vez que lo han hecho, a otra cosa mariposa.

La actitud de Barry a la muerte de Oliver es de aislamiento y determinación. Aislamiento porque parece alejarse de todos los demás, como si nadie, excepto Mia, comprendiera su dolor. Él sabe, al igual que Monitor, que murió el héroe incorrecto y, sin que sirva de precedente, estoy de acuerdo con ambos. Su actitud también es de determinación, la determinación de traer a Oliver de vuelta sin importar el método, aunque deban usar los Pozos.

Es algo con lo que Mia está totalmente de acuerdo. Primero, lo intenta con Monitor pero cuando él se niega a traerlo de vuelta, Mia ni lo piensa. Las mujeres Smoak no dejan ir tan fácilmente a Oliver Queen. Y Mia no va a ser la excepción. De hecho, ella está cabreada. Jodidamente cabreada por el hecho de que sólo Barry y ella hayan decidido hacer algo para traer de vuelta a su padre. Cuando su padre lo ha dado todo por esas personas, parece que a nadie más que a Barry le importa su muerte. 

Sara se entera de lo que Barry y Mia están planeando e intenta intervenir. Ella ha vivido en primera persona lo que es resucitar a través de los Pozos, la pérdida de tu alma, de tu propio ser en pos de una sed de sangre inhumana. No quiere eso para Oliver y sabe que ni Mia ni Barry lo querrían tampoco. Así que intenta aconsejar a Mia pero ella no desea sus consejos. Conoce perfectamente la historia de Sara y no piensa permitir que eso le suceda a su padre pero la prioridad es traerlo de vuelta. Además, ella misma no querría escuchar nada si fuera su padre el que estuviera muerto. Mia tiene que traerlo de vuelta, lo acaba de recuperar y no se va a permitir perderlo de nuevo, simplemente no puede. 

Sara se da cuenta de que no va a lograr convencer a Mia. Ya sabemos lo que dicen, si no puedes contra ellos, únete. Así que Sara se aplica el cuento y se une a la misión de Barry y Sara para intentar controlar lo que sucede en la medida de lo posible y asegurarse de que el alma de Oliver vuelve junto con su cuerpo (de ahí la promesa que le arranca a un viejo amigo).

Para esta misión necesitan una ayuda especial: Constantine, al que conocimos precisamente cuando ayudó a traer de vuelta el alma de Sara. Con su ayuda, consiguen encontrar el Pozo y Mia no quiere perder tiempo. 

Como hemos comentado, está decidida a traer de vuelta a su padre, de hecho, tiene la misma determinación que Oliver. Y sigue furiosa con el mundo por habérselo arrebatado después de tan poco tiempo de haberlo tenido y con el resto de héroes por no luchar con uñas y dientes como están haciendo Barry y ella para traerlo de vuelta. Es como si la muerte de su padre no les importara cuando para ella, su mundo se ha destrozado, se ha reducido a cenizas. 

Ella está gritando a todo pulmón en medio de las ruinas de su propio mundo, de su propia vida y a nadie más que a Barry parece importarle. No puede creerlo y no puede entender cómo todos esos héroes se decían amigos de su padre cuando no están haciendo nada por traerlo de vuelta a su lado. Lo bueno para Mia es que ella se basta y se sobra para hacerlo y le da lo mismo si nadie más está a su lado. Ella no va a perder a su padre de nuevo. 

Sara y Mia se dirigen al lugar donde está el Pozo que necesitan para revivir a Oliver y allí Sara necesita asegurarse de que esto es lo que Mia desea, a pesar de saber lo que puede suceder. La respuesta de Mia es clara y concisa: «más que nada». Ella desea más que nada recuperar a su padre. Lo estaba conociendo, había aprendido a comprenderlo, a conocerlo…a quererlo como su padre y necesita más tiempo junto a él. Sara reconoce en Mia a Oliver, él había respondido igual si la situación se invirtiera. 

Esa sonrisa de Mia cuando escucha eso es todo. A Mia le encanta que la relacionen con Oliver, que vean en ella algo de él. Antes, ni siquiera lo reconocía como su padre pero ahora está feliz de que vean en ella un reflejo de Oliver. Creo que esto, más que nada, habla de la evolución de la relación entre padre e hija. 

Una vez que consiguen tener acceso al pozo ya no queda nada más por hacer que esperar. Y en este momento es inevitable fijarse en la expresión de Mia. Es una mezcla de miedo y esperanza. Miedo de lo que pueda suceder pero esperanza de recuperar a su padre. Está literalmente rezando para que todo funciona y Oliver viva, y nosotros con ella. 

¡OLIVER VIVE! ¡Sabía que su muerte no podía ser definitiva! ¡Bienvenido de vuelta, Oliver, te hemos echado de menos y sin ti esto ha sido un infierno! Al verlo, Mia lo llama con tanta esperanza, con tanto alivio de volverlo a ver vivo…quiere que la reconozca, que la mire a los ojos y vuelva en sí, que se encuentre en los ojos de ella…pero sólo el cuerpo de Oliver está ahí. Su alma y su esencia aún se encuentran perdidas porque no han podido recuperarlas…por el momento. Deben recuperarlas porque si no, Oliver corre el riesgo de ser sólo una cáscara vacía con sed de sangre para siempre. Pero las recuperarán, estoy segura. Es sólo el siguiente paso en la misión para que nuestro Oliver este de vuelta.

Sin embargo, me he dado cuenta de algo muy curioso y es que Oliver consigue empujar a Constantine con una especie de poderes. Esos poderes son como de…¿algún Dios? Quizá sea él el único que pueda luchar y vencer al Antimonitor. 

A lo largo del episodio, Lyla ha tenido algunos dolores de cabeza debido a que escuchaba voces. Al parecer, no es nada más que Antimonitor, el villano del crossover, queriendo controlar su mente. De alguna forma, lo consigue, puesto que le ordena que vaya a su lado y ella lo hace. Una vez se reúnen, Antimonitor intenta reclutarla y que traicione a todos los demás pero, ¿Lyla conseguirá resistirse? Yo creo que sí. 

Como mención especial, Lyla aún no le ha dicho nada a John sobre la muerte de Oliver. No ha podido, es…demasiado. Lo cierto es que cuando John se entere de todo lo que ha pasado (resurrección incluida) va a sufrir muchísimo, sobre todo por no haber estado al lado de Oliver mientras todo sucedía. Muero por ver su reacción. 

En cuanto a stunts, desde luego, se han salido en efectos especiales con la pelea entre los Superman pero a mí tanto efecto especial y tanto poder no me llama nada, prefiero luchas más reales como la de Mia y Sara (de hecho, cosas así me recuerdan por que sólo me gusta y veo Arrow de todas las series que hay en el Arrowverso), pero ambas escenas son destacables.  

CONCLUSIÓN 

En conclusión, este episodio ha sido sola y exclusivamente para los fans del cómic, especialmente los de Superman. A los que no nos gustan los cómics nos hemos quedado como WTF?! Porque básicamente no ha pasado prácticamente NADA en todo el episodio. 

Lo único realmente interesante ha sido la trama de Oliver y la amistad creciente entre Kara y Kate pero esos dos temas han sido secundarios y le han dedicado muy pocos minutos y escenas. 

Mientras que los fans del cómic seguro que estaban como locos viendo las escenas de otras Tierras con Bruce y tres Superman, yo solo estaba deseando que acabaran esas escenas y viéramos más de lo que sucedía con Oliver o una conversación más entre Kate y Kara o Sara y Mia, incluso Barry y Mia porque al fin y al cabo, él fue cercano a su padre, lo admiraba y ha sido el único que no ha puesto problemas a la hora de revivirlo, estaba tan decidido como ella. Pero no han tenido tiempo para eso. 

En definitiva, quería ver cualquier otra cosa más interesante que lo planeado para los fans de los cómics. Han dedicado todo un capítulo a Lex Luthor y su obsesión con Superman en medio de la caída del mejor héroe que tienen y la destrucción del Multiverso. ¿De verdad era necesario? Yo creo que no. No tiene ningún sentido. Es como si se dedicaran 41 minutos a ver Batman y Supermans de otras Tierras y por ahí en medio, de tapadillo, metieran alguna trama relacionada con la verdadera historia del crossover. Y encima, si no lees los cómics te encuentras como perdida entre tanto personaje que no sabes quién es ni la importancia que tiene porque tampoco lo explican para quiénes no nos interesan los cómics. 

Cuando uno hace algo basado en un producto escrito, ya sea un libro o un cómic, necesitan pensar que van a verlo personas que no han leído ese producto, pero ellos deben entenderlo y disfrutarlo tanto como los que sí han leído el libro o el cómic. Eso no lo han tenido en cuenta en esta parte de Crisis y, por tanto, si no has leído el cómic no sabes exactamente quiénes son estos personajes, su historia o su importancia, por lo tanto, sus apariciones son bastante desconcertantes y no las disfrutas, al contrario, estás deseando que terminen. 

Esta parte de Crisis parece dirigida sola y exclusivamente a los amantes de los cómics y me parece un error garrafal porque el crossover es visto por muchas personas más que no leen cómics. Si iban a hacer algo como lo que han hecho, al menos deberían haberse tomado el tiempo suficiente para que los que no leemos cómics pudiéramos disfrutar del episodio. 

Sólo puedo definir este episodio para alguien como yo que no es fan de los cómics como aburrido con sólo algunos momentos (básicamente lo de Oliver y Kara) que merece la pena ver. Desde luego, quién lo iba a decir, pero este capítulo no está a la altura del primero y eso que ese fue introductorio. Han bajado el nivel y la calidad. Al parecer, van a recuperarlos con el episodio de esta noche pero eso no evita que esta segunda parte de Crisis me haya decepcionado. 

Y hasta aquí la crítica de la segunda parte de Crisis. ¿A vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¡No dudéis en comentármelo! Nos leemos mañana con la review de la tercera parte de Crisis en The Flash 6×09. 

Por Raquel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: