Arrow 7×14: Hermandad, Secretos y Miedo

¡Arrow ha vuelto! Tras un pequeño hellatus, la serie vuelve recargando las pilas. Aún no en plena forma pero, desde luego, en el mejor camino para ello. Este episodio ha tratado sobre hermandad, en todas sus formas. Pero también sobre traición, secretos y miedo. Han conectado tramas que parecían insulsas y desconectadas, creando un gran misterio que se echaba de menos. A la vez, han sabido tratar a la perfección los conflictos emocionales de los personajes, incluso siendo sutiles cuando debían serlo. ¡Vamos a comentarlo todo!.

AVISO SPOILERS SI NO HABÉIS VISTO EL 7×14 NO SIGÁIS LEYENDO Y RECORDAD QUE PODRÉIS DISFRUTAR DE ESTE EPISODIO EL 14 DE MARZO A LAS 22:50 EN SYFY

El escuadrón y Dante han sido uno de los ejes del episodio. Su trama hasta ahora aburrida, me ha parecido realmente interesante. Me ha enganchado ese misterio, esa tensión, que han sido perfectamente mostradas a lo largo del episodio.

Díaz tenía miedo de Virgil y de Dante, a pesar de la bomba en su cabeza, ha traicionado a ARGUS para avisarlo. Sabía que corría más peligro traicionando a Dante que no haciéndolo. Lo que ya nos habla de que el tipo es peligroso. No me ha extrañado en absoluto esta traición, lo raro es que Diggle y Lyla creyeran que no iba a hacer de las suyas.

Al final, consiguen encontrar a Dante debido a que está a punto de cerrar un trato y se descubre que uno de los jefes de ARGUS está metido en todo. Es entonces cuando se desata el infierno. Díaz hace las cosas a su manera y se desata el caos. Al final, entre Oliver y Lyla consiguen dejar contra las cuerdas a Dante pero él se les escapa. El Escuadrón se deshace, Díaz vuelve a la cárcel…y Lyla es reasignada.

Toda esta aventura le iba a costar su trabajo. Pero Diggle no va a permitirlo. Se acabó ARGUS, y su carrera para el caso, para él. Sabe que si alguien puede llegar hasta el fondo de la corrupción en ARGUS es Lyla y si la reasignan, nunca sabrán nada. John, al fin y al cabo, no pertenece ahí, ella sí. ARGUS no es su sitio y me encanta que John, por fin, se haya dado cuenta. Así que él se sacrifica por ella, asume toda la responsabilidad y las consecuencias que eso le pueda acarrear.

Esto nos lleva a despedirnos de dos cosas: la dinámica de peleas con Dyla y ver a Diggle con el uniforme de ARGUS. Últimamente, cada vez que Dyla salía en pantalla era mentira/secreto + pelea + reconciliación. En esta ocasión, no ha sido así, y se ha notado para bien el cambio. Me ha gustado mucho ver la forma de apoyarse el uno al otro, la forma en la que Diggle se ha sacrificado por Lyla y por, esta vez sí, hacer lo correcto.

Y, por fin, no volveremos a ver a Diggle con ese uniforme de ARGUS que no le pega en absoluto. No era lo suyo. Él es Spartan no un soldado random de ARGUS. ¡Cómo te hemos echado de menos Spartan!.

Las buenas noticias continúan y es que alguien, ¡HA MATADO A DÍAZ! ¡BAILEMOS, FANDOM! ¡AHÍ VAN EL CHAMPÁN, LOS CHUPITOS Y LO QUE QUERÁIS!

Díaz ha tardado demasiado en irse. Ha sido un villano pésimo y patético, imposible de creer de tan malote que lo han querido hacer. Ya era hora de que se largara. Ha sido monstruosamente maravilloso verlo arder. Y su muerte ha servido para añadir un misterio. ¿Quién lo ha matado?. Dante es la respuesta más obvia. Pero no se me ha escapado que no lo han mostrado y eso, en esta serie, significa algo. Además, Díaz parece que conocía y estaba familiarizado con su asesino y él no supo quién era Dante hasta el final. Sea quien sea, tiene nuestro agradecimiento eterno.

Oliver y Emiko han tenido sus problemas familiares durante el episodio que han terminado con un final inesperado. René ha estado en medio, aunque a su pesar, pero ya era tarde, amigo, estabas totalmente metido.

Hablando de René, se le ha soltado un poco la lengua y le ha contado a Oliver toda la historia de Emiko, su venganza y el asesinato de su madre. Oliver está dividido, por un lado, comprende que Emiko no acuda inmediatamente a él porque aún no se conocen lo suficiente. Pero le duele que no lo haga, que no confíe en él. Así que va a verla. Le ofrece su ayuda pero ella la rechaza. Considera todo como su misión, algo personal y no quiere ayuda de nadie…del que no se fíe.

Esto nos recuerda inmediatamente a Oliver. Lo que estaba haciendo, la lista…todo también era su misión personal y quería hacerlo solo. Al final no pudo, pero hasta llegar ahí, fue un camino solitario y difícil. Los paralelismos no acaban ahí. La forma en la que Oliver toquetea todo, ante la exasperación de Emiko nos recuerda a la guarida y al equipo Flash (AKA Cisco) tocando todo. Ha sido gracioso. Al igual que el guiño a que Oliver hacia sus propias flechas.

Oliver le deja su mano tendida a Emiko…y ella termina por aceptarla. Sin embargo, las diferencias tardan poco en hacerse notar. Oliver está acostumbrado a mandar y a intentar proteger a los que quiere aunque eso les quite su poder de decisión. Es lo que hace con Emiko. No es su hermano en ese momento, si no Green Arrow. Así que le da la orden de que se quede quieta, aunque ella quiera ir. Orden que, por supuesto, ella desobedece (¿de verdad no lo viste venir, Oliver?).

Cuando Emiko está interrogando al hombre que puede tener ciertas respuestas, Oliver lo detiene y la obliga a dejarlo. Yo me quedo con la misma cara de WTF?! que Emiko. Definitivamente, no me gusta nada esta faceta de Oliver policía. Así no es él. Así no es la serie. La esencia de Oliver como Green Arrow era precisamente que no era policía, que rompía la ley. Ahora parece que aborrece que alguien lo haga. No me gusta en absoluto y estoy deseando que acabe.

Aquí, Oliver se comporta como policía, no como hermano y menos como Green Arrow. Eso es justo lo que le dice René cuando Oliver se está lamiendo sus heridas ante el estallido (bien merecido) de Emiko. Ella sólo necesita a su hermano. No necesita a un policía. No necesita que alguien le de órdenes ni le imponga su voluntad, aunque sea para protegerla. Necesita un apoyo, confianza.

René le hace recordar a Oliver que hace años él fue tan cerrado a los cambios como ella. Fueron Diggle y Felicity quieres lograron que Oliver les dejara entrar y hacerle ver otra forma de hacer las cosas. Otra misión más grande. Pero no fue precisamente fácil que él los terminara de dejar entrar y los considerara compañeros y una familia. Fue un camino arduo el que los tres recorrieron juntos.

Y Oliver ha cometido sus propios errores con Emiko. Quiere ser su hermano, pero no se ha comportado como tal. Su recién descubierto lado de policía y su instinto sobreprotector le han ganado la partida. Y Emiko no necesita eso. Necesita que le dejen seguir su propio camino. Oliver consigue entenderlo y la ayuda en su propósito.

Aunque, tras todo está sinceridad sobre los orígenes de Emiko, aún ni Oliver ni nadie se ha hecho las preguntas correctas. ¿Quién la entrenó? ¿Por que lleva precisamente ese traje?. Hay una confianza intrínseca en Emiko desde que apareció. Ninguna sospecha…y eso puede estar relacionado con lo que descubrimos al final. ¡Emiko esta aliada con Dante!. Sólo se ha ganado la confianza de Oliver con un plan que aún no conocemos. Parece que ese plan es muy elaborado, loe ni es de extrañar que hayan estudiado a Oliver al milímetro.

Quizás por eso sabían de la existencia y posterior partida de Thea. Sabían que Oliver necesitaba una figura que llenara ese vacío y que él no sospecharía si le saliera una hermana perdida. Que confiaría en ella y no le haría preguntas. Esto nos lleva a pensar ¿es Emiko realmente la hermana de Oliver o es todo una tapadera?. Parece que toda la historia de su venganza es más una invención que otra cosa. De hecho, ahora que sabemos esto, parece que todo está diseñado exclusivamente para Oliver.

Emiko lleva su traje, tacha nombres de una lista, todo es parte de una venganza por uno de sus padres…¿no os suena de algo? Bien puede ser todo un artificio para que Oliver se sienta conectado a esa historia, al ser casi un reflejo de la suya propia.

Además, Dante le dice a Emiko “es hora de volver a casa”. ¿Dónde se refiere? Está claro que fue ahí donde la entrenaron pero…¿fue la Liga? ¿Otra organización distinta? ¿Quién es y qué quiere Dante?. Son tantas preguntas…tanta intriga. ¡Es maravilloso que está tensión y misterio haya vuelto a la serie!.

Eso sí, Emiko no se veía contenta ante las órdenes de Dante. Creo que al principio aceptó de buena gana, pero ahora que ha conocido a Oliver y ha visto como él no quiere engañarlo ni hacerle daño. Ella está insegura…o así la he sentido. Como si no se quisiera ir o seguir a Dante más. Creo que traicionará a Dante tarde o temprano y eso será clave.

Han conectado de forma magistral algo tan aparentemente desconectado como la historia de Dante y Emiko, metiendo a ARGUS de por medio, preparándonos para un, esperemos, gran final de temporada.

Diggle por fin vuelve a sus sentidos y le cuenta la verdad sobre el Escuadrón y Díaz a Oliver y Felicity. Ya era hora. Me sale decir, ¡bienvenido Diggle, te habíamos echado de menos!. Pero, antes de cantar victoria, vamos a analizar un poco la escena. Las reacciones de ambos son dispares. Mientras que Felicity se muestra lógicamente enfadada con John, Oliver decide darle un voto de confianza. Él no está bien con la que Diggle ha hecho pero puede llegar a comprender que no había otra salida, él también ha tenido que tomar ese tipo de decisiones a veces y necesitaba que le dieran ese voto de confianza. Diggle es su familia, confía en él para eso…y puede perdonarlo. Como él logró hacerlo por lo que hizo cuando se unió a la Liga.

Ese es un buen ejemplo. Creo que Oliver está pensado en eso cuando reacciona así a las noticias de Diggle. Él tampoco tomó una decisión fácil ni correcta en ese momento y necesitaba ese voto de confianza de Diggle…el mismo voto que ahora Oliver le concede…igual que necesitaba su perdón. Oliver realmente pensaba que no había otra forma y que era lo correcto, que estaba haciendo lo único que podía haber para protegerlos a todos. Ve en Diggle que él pensaba lo mismo. Así que esas dos cosas (confianza y perdón) es lo que le está concediendo Oliver. No estoy de acuerdo con su reacción porque se está olvidando de una cosa: antes de perdonarlo, John le dijo las cosas claras. La decisión que tomó Oliver, lo que hizo, no estuvo bien y antes de perdonarlo, Diggle se lo hizo comprender.

Atención a la caricia de Felicity 😍

En este momento, los papeles se han invertido, pero el problema de base es el mismo. Diggle ha cometido un error al hacer todo lo que ha hecho sin decírselo a Olicity y sin pedirles ayuda para buscar otra forma, juntos. De hecho, como se ve en la escena, la única “defensa” de John es “no había otra opción. Tenía que hacerlo. Es por un bien mayor. Es lo necesario para salvaros” (palabras que nos recuerdan a Oliver a más no poder). Y esas palabras se quedan en agua de borrajas cuando realmente no ha buscado otra forma, porque no ha contado con Olicity para ello…y encima les ha escondido todo.

Oliver aquí debería haberle hecho comprender sus errores antes de perdonarlo tan fácilmente. Por ello, no estoy de acuerdo con la reacción de Oliver, aunque comprendo por qué reacciona así.

En cuanto a Felicity, estoy por completo de acuerdo con su reacción. Ella se muestra sorprendida, decepcionada y dolida, sobre todo las dos últimas. Al principio, se siente bien que John haya tenido la deferencia de decirles lo que estaba pasando, pero todo se trunca cuando se da cuenta de que él ha actuado a sus espaldas por un tiempo. No puede comprender esta traición. No es sólo el engaño o la mentira, ni siquiera el ocultamiento o que no contara con ellos para decirles lo que estaba pasando, es…Díaz.

Él estuvo a punto de acabar con su familia para siempre. Y ahora más que nunca, Felicity está aterrorizada de no ser suficientemente capaz de proteger a su familia. Díaz es la prueba viva de que ella “falló” (a su modo de ver, porque no lo hizo) en eso. Y ahora se lo encuentra libre otra vez…y por mano de la persona menos esperada. De la persona en quien más confiaba después de Oliver.

Simplemente no puede soportarlo. No puede meterse en la cabeza lo que ha hecho John y entenderlo, darle ese perdón tan fácil. Felicity puede perdonar muchas cosas, pero no que se metan con su familia, que alguien los amenace, sobre todo ahora. Y menos Díaz, menos quién estuvo tan cerca. Las excusas de Diggle le sirven de poco. Ella las ve como lo que son, excusas, igual que vió las de Oliver en su momento.

Así que le dice que se meta sus excusas donde quiera, pero que no se las diga a ella. John puede seguir diciéndose que no había otra forma y que ha hecho lo correcto dentro de lo que podía, pero seguirán siendo mentiras. Seguirán siendo un fútil intento de tapar el sol con un dedo. Seguirán siendo excusas. Pero lo que sea que le ayude a dormir por las noches después de haber traicionado a sus amigos y a su supuesta segunda familia.

De toda esta escena, podemos sacar en conclusión que Diggle ha metido la patita en el asunto de volver a ser quién era, puesto que por fin se lo ha contado todo a Olicity. Sin embargo, aún no le podemos dar la bienvenida completa puesto que aún sigue sin aceptar sus propios errores y equivocaciones. Pero por algo se empieza.

En la última conversación con Olicity, ellos hacen ver que Diggle pudo decidir entre atrapar a Díaz, mostrando de nuevo su lealtad a ellos no dejándolo escapar, o ser leal a ARGUS e ir tras Dante. Eligió a Díaz, los eligió a ellos. John les explica que no pensaba cometer el mismo error dos veces. Y que no podía dejar de pensar lo que dejar escapar a Díaz anteriormente supuso para Felicity, todo lo que ella pasó, lo que sufrió, lo que les hizo a Oliver y a ella, a su familia. Eso es lo que son.

Es algo que llevaba tiempo olvidado para Diggle pero la familia siempre va primero, no importa qué, y ellos dos son su familia. Así que los ha elegido como siempre debería de haber hecho. Es una disculpa en toda regla sin pronunciar las palabras “perdón”. Y nosotros ya empezamos a reconocer al Diggle que amamos. Así que, ahora sí, ¡Bienvenido a casa Diggle, te echábamos mucho de menos!.

Felicity está muy afectada por la traición de Diggle y lo que eso significa. Está tan aterrorizada de no ser capaz de proteger a su familia..Díaz es un peligro y va a acabar con él, haciendo lo que sea necesario. Esa es la razón por la que contacta con Black Siren: van a matar a Diaz. Sin embargo, Black Siren, cuando va a visitarla, no se muestra tan dispuesta como Felicity esperaba. No la está escuchando del todo cuando Felicity le dice su plan…y no quiere hacerlo. Felicity no puede creerlo. Black Siren siempre ha querido vengar a Quentin y ahora tiene la oportunidad…pero decide no cogerla.

La razón es precisamente Felicity. Sí, Black Siren quiere vengarse de Díaz pero…no quiere que eso manche a Felicity. Ella es su amiga, o lo más parecido a una. Todo el mundo la mira con sospecha, como esperando a que los traicione (y no los puede culpar) pero Felicity es…diferente. Ella le ofreció amistad y confianza sinceras. La luz de Felicity es tan incandescente…Black Siren no quiere que se atenúe ni un poquito. No quiere que cambie. No quiere que deje de ser tan pura. Sabe que matar va a hacer eso en ella. Felicity se ha dejado llevar por su propia oscuridad y dejado contagiar por la de Black Siren en cierto modo pero todo era para salvar a Oliver. Ahora Oliver está en casa, su familia se está recuperando y…creciendo.

Black Siren no es tonta y se ha dado cuenta de las señales que gritan “¡embarazo!”. Y ahora más que nunca quiere que Felicity se lo piense. Pero Felicity, ahora más que nunca, quiere hacerlo. Son polos opuestos en este asunto y todo radica en el miedo de Felicity. De eso hablaba su pesadilla al principio del episodio. Es la clave de todo. Felicity está tan aterrorizada de no ser capaz de proteger a su familia. Ya lo intentó pero no pudo…Díaz los encontró, Oliver estaba sufriendo en la cárcel, tuvo que mandar a su hijo lejos…se encontró sola, desprotegida, no sólo ella, si no todos a los que amaba y ella no pudo hacer…nada. Es ese sentimiento, ese sentimiento de fracaso, de impotencia, lo que la mueve ahora.

Ella se sintió tan impotente, tan…inservible entonces que no puede volver a sentirlo, no podría soportarlo. Necesita tomar el control, hacer algo para que eso jamás pueda volver a pasar. Hacer lo que sea necesario para protegerlos y demostrarse a sí misma que puede. Esta es una consecuencia directa de todo lo que Díaz le hizo a su familia y a ella misma. Felicity sufre de síndrome de estrés post traumático. Por eso necesita blindar la casa inventando una seguridad que sólo ella pueda manejar. Necesita tener el control de su propia seguridad y de la de sus seres queridos. Necesita evitar sentirse de nuevo tan impotente.

Todo estaba más o menos controlado ahora, a pesar de la intromisión de Stan. Pero saber a Díaz tan libre, tan…fuera de control la lleva hasta el borde. Así que pone el asunto en sus manos sin pensar en las consecuencias. Sólo con su pesadilla y el terror de lo que podría pensar taladrando su mente y su corazón.

Es Black Siren quién la hace comprender que ese no es el camino correcto. Aunque mate a Díaz, su miedo persistirá porque tras Díaz, habrá otro enemigo, ya se llame Stan, Fulanito, Menganito o Perico de los Palotes. Vendrán más. Y ella tiene que hacerle frente a su miedo porque si no sus enemigos ganan, su miedo será el punto que atacarán. Tanto ella como Oliver son héroes y están en peligro, ellos y su familia. Elegir esa vida significa aceptar eso y hacerle frente. Matar a Díaz no solucionará el verdadero problema ni la hará sentir mejor. Es entonces cuando Felicity se abre a ella.

Tiene tanto, pero tanto miedo…siente que fracasó en su anterior intento de proteger a su familia. Ella ve a Oliver y reconoce que tiene fuerza física para soportar lo que sea pero ella siente que no tiene nada, que no es suficiente…y no puede estar más equivocada. Ella es más que capaz de defenderse físicamente, a ella misma y a los que quiere, y su arma, tal y como le dijo Oliver una vez, es su cerebro. Es inteligente, es capaz de crear un sistema de seguridad enormemente potente y mejorarlo para que sea infalible. Es capaz de hacer tantas cosas…y proteger a su familia es una de ellas. Sólo tiene que confiar en ella y superar ese terror. Además de darse cuenta de que no está sola.

Es normal aterrorizarte cuando sabes que vas a ser madre. La familia crece y el nuevo miembro es tan pequeño, tan frágil, necesita tanta protección y tantos ciudades. Y ahí llega el miedo. Tienes miedo de no saber cuidarlo, de no poder protegerlo, porque quieres protegerlo de todo el mundo, aunque sepas que eso no es posible, quieres hacerlo…y te aterroriza no ser capaz. Todos esos miedos se incrementan cuando los padres son dos héroes en peligro constante. Pero Felicity puede superarlo. El pequeño o pequeña que llegue, tal y como le dice Black Siren, tendrá suerte de tener una madre como ella. Va a poder protegerlos, es una badass, sólo debe confiar en sí misma, enfrentarse a su miedo y superarlo.

Es más, Black Siren le deja claro a Felicity que si quiere matar a Díaz ella estará allí y lo hará con ella pero que la razón para matarlo no debe ser el miedo. La charla con Black Siren le da a Felicity la fuerza extra que necesita. La tranquiliza y puede volver a respirar y a pensar con más claridad. Le da esa confianza en sí misma que necesita para tomar decisiones que no estén basadas en el miedo. Felicity es consciente de que puede hacerlo.

Dicho esto, me ha gustado la forma de Black Siren de animar a Felicity. Aunque está claro que la amistad entre ambas es el modo en el que Black Siren ha sido “redimida” (aunque ya sabéis que no hay que olvidar quién es y que la veo más como una Malcolm Merlyn 2.0) pero, a pesar de eso, su amistad es mucho más verdadera que la que Felicity tiene con cualquier NTA. Al menos, Black Siren la ha ayudado en todo lo necesario y ha estado allí para ella.

Olicity es tan maravilloso. Siempre nos emocionan y esta vez no podía ser menos. Ella tiene algo que decirle…su embarazo, su miedo…pero las circunstancias la llevan por otro camino. Diggle les confiesa todo y la reacción de los dos es dispar. El miedo de Felicity se acrecienta y Oliver la conoce. La conoce tanto…sabe que está pensando en matar a Díaz. Cuando él se lo comenta, ella se confunde, piensa que está hablando sobre el embarazo y empieza a confesar que no sabía cómo decirlo. Son tantas cosas y tan grandes…no sabía cómo abordarlo. Pero los hombres no suelen ver las señales sutiles.

Así que Felicity le confiesa esa otra cosa: sí está pensando en acabar con Díaz. Oliver sabe lo que significaría eso para ella porque ha estado en esa posición. No le recrimina absolutamente nada porque lo entiende. Al contrario, la apoya y le hace saber que estará ahí para ella. Sea lo que sea que decida o haga él estará a su lado.
So es suficiente para Felicity. Él sólo sentirlo ahí, cerca, con los brazos listos para abrazarla y sostenerla…es suficiente. No quiere pensar en nada más, sólo en la presencia de Oliver, de su bebé y de William allá donde esté. Su familia. Su regalo. Todo. Es más que suficiente.

La realidad, como siempre, llama a la puerta. Diggle les pide ayuda para colaborar con el Escuadrón y atrapar a Dante. Eso significa trabajar con Díaz. Oliver vuelve a mostrar su crecimiento no decidiendo él, si no consultándola a ella. Es más, dándole la última palabra. Él sabe lo que significa para Felicity todo eso. Sabe que es más difícil que sólo ayudar a coger a un tipo malo con ayuda de un criminal.

Aunque ella no le haya dicho exactamente nada, Oliver es consciente de su miedo, de su terror, de lo que Díaz revive en ella, es consciente porque la conoce y no necesita que ella se lo diga, lo sabe. Por eso le da todo el poder a ella. Para que decida qué quiere hacer y si está preparada para enfrentarse a ese demonio en particular. Y lo hace haciéndole saber que se hará lo que ella diga. No habrá engaños o medias verdades. Oliver no irá si ella decide que no vaya. Estará donde debe: a su lado.

Oliver le está dando esa seguridad aquí. Ella tiene el control, que es justo lo que necesita, y no sólo eso, su familia estará segura y a su vista. Oliver no se pondrá en peligro sin su consentimiento esta vez. Lo tendrá a su lado.

Eso sucede en la conversación que tienen ambos, es su decisión acudir a ayudar a Lyla y Diggle. Y haga lo que haga después, Oliver la apoyará. Pero hay otra forma, ella se lo enseñó pero así es como lo ve él. Eso no significa que ella tenga que verlo así o que él tenga que imponer su voluntad. Respetará su decisión y la apoyará. Siempre. Cada vez. Sin juzgarla. No comprendió hasta después de salir de la cárcel todo lo que ella sufrió. Lo que significó para ella. Quiere que ambos avancen y sólo lo harán si ella puede cerrar ese capítulo. Ese miedo y superarlo. Oliver desea que cambie de opinión pero si no…no la detendrá. Confía en ella para saber qué es lo mejor, qué es lo que necesita. Le guardará la espalda no importa qué.

Entonces, al ver esa confianza ciega de Oliver, esos sentimientos llenos de amor por ella, de apoyo y confianza…acepta que él vaya y ella también lo hará. Se enfrentará a todo de cara, de frente, ella no se esconde. Nunca lo ha hecho y no va a empezar ahora.

Una vez que todo ha terminado, Oliver encuentra a Felicity comiendo su helado favorito, de sabor menta y chocolate. Es un detalle que ella le comentó hace algunos años y Oliver sólo sonríe cuando lo ve, evocando ese recuerdo en su mente. ¡Es tan dulce!.

Entonces es cuando ellos hablan. Felicity ha tenido la oportunidad de matar a Díaz, tal y como deseaba. Tenía la mano en el gatillo. Pero entonces, en ese momento, se ha dado cuenta de que, aunque podía, no tenía que hacerlo.

Ella no era como él, no era una asesina y no tenía por qué matar para proteger a su familia. Es más fuerte que eso, más fuerte que él. Puede protegerlos sin mancharse las manos de sangre. No necesita hacerlo para estar ahí para su familia. Sólo necesitaba darse cuenta por sí misma, confiar en ella. Y así lo ha hecho.

Esto es justo lo que le dice a Oliver. Entonces llega el momento de la confesión. Felicity sabe que su familia necesita un reinicio de toda la historia, un inicio lleno de luz, no de oscuridad.

Ambos, tanto ella como Oliver, son capaces de hacer lo que sea por proteger a su familia ya que es lo más importante para ellos. Son capaces de hacer lo que sea por ellos. Y quiere que SUS HIJOS también lo sepan. A Oliver no se le escapa ese plural. En ese momento, Felicity lo dice. “Estoy embarazada”. Creo que la sonrisa de Oliver puede iluminar toda una ciudad. Él siempre ha querido esto con ella, solo con ella, lo vió con toda claridad cuando contempló cómo Felicity arrullaba a la recién nacida Sara.

La abraza, la mantiene cerca, los mantiene cerca. No dice nada. No necesitan palabras. Esa sonrisa y ese abrazo son una muda promesa, un juramento, de que lo ha hecho tan feliz…y de que pase lo que pase, los protegerá. No importa qué. No dejará que nada ni nadie los toque. Lo tienen ahí, siempre. Hasta su muerte y más allá de ella. Es una preciosidad de escena. Sencilla, rápida, quizás demasiado rápida, pero tan bonita en su simplicidad, en su magia. Es que casi sin palabras…todo está dicho.

Me quiero detener en lo que dice Felicity “nuestros hijos son lo más importante para nosotros y somos capaces de todo por mantenerlos a salvo”. Creo que eso es clave para la historia del futuro. Es justo lo que ambos hicieron. Lo que fue necesario para protegerlos. Eso nos lleva directamente a esa historia que cada vez nos provoca más preguntas.

Mia no ha tenido una infancia fácil. Nadie sabe de quién es hija y ella tampoco conoce los orígenes de Connor. Eso nos hace saber que pasara lo que pasara, sucedió bastante temprano en su infancia y fue algo que los separó, no sólo a su familia, si no también a OTA. John (que por fin sabemos algo de él) la protegió mientras crecía, la vigiló de lejos, protegiéndola. Pero…¿por que no se acercó?. Además, Mía lo reconoce como vigilante y a Connor como hijo de uno y los odia. Es un odio visceral, personal. Culpa al vigintalismo de que su padre estuviera ausente durante su crianza. Porque eso parece, que no se crió con él. Quizá por eso reniega del apellido Queen, porque está asociado al vigintalismo.

Una vez que la impresión sobre las revelaciones se apaga, llegó el momento de hablar de Felicity y su supuesta muerte. Parece que Felicity ha hecho esto antes, esconderse…quizá durante la infancia de Mia. Además, adoro a Mia por echarle en cara a todos que no buscaran más allá y se conformaran con la explicación de una explosión sin más. Como si no supieran por la vida que llevan que no todo es lo que parece. Pero nadie se preocupó y a nadie le importó lo más mínimo. Eso habla de que todos ellos siguen siendo despreciables. ¡Bravo Mía!.

William, al ver una posibilidad real de que su madre esté viva, no duda en ponerse en pie para ponerse a buscarla con Mía. Sin embargo, ella no lo acepta, no quiere saber nada. Sólo quiere encontrar a su madre. A nadie más. Ni siquiera a un hermano.

Pero la clave está ahí, en que son hermanos. En ese momento averiguamos que William no supo nada de Olicity desde que se fue a vivir con sus abuelos…y que si todo ya era doloroso, al enterarse de que tienen otra hija lo hace sentir como si no lo quisieran, rechazado.

Esto es importante y vamos a pararnos aquí. En el presente, vemos a Oliver llamar a William y descubrimos que todas las llamadas van a un buzón de voz. Es decir, que Olicity se preocupó por William y lo intentaron buscar. Sin embargo, él no tuvo noticias de eso y se sintió abandonado. Esto hace que la teoría de que los desgraciados y crueles abuelos de William impidieron que Olicity tuviera comunicación con su hijo, dejando a William creer que lo habían abandonado.

Aunque hay algo que no encaja. William sabía dónde estaba la futura oficina de Felicity en Smoak Tech. Pero si no tuvieron contacto, ¿cómo lo supo?. No parece que él esté mintiendo así que supongo que investigó sobre sus padres y averiguó algunas cosas.

Mia, por su parte, tampoco tuvo una infancia feliz. Como hemos mencionado, al parecer se crió sin su padre. Felicity le hablaba de él como un héroe pero ella nunca estuvo segura de creérselo…se convenció de que no lo era. Pero ahora William está ahí y él lo sabe. No se puede resistir a preguntárselo. William le confirma lo que su madre le dijo: su padre era un héroe. El bienestar de su ciudad y salva vidas era a lo que se dedicaba.

Ambos se sienten celosos el uno del otro. William está celoso de que Mía haya sido criada por sus padres, aunque fuera sólo por uno de ellos. Desearía haber vivido eso. Sólo puede preguntarse cómo sería haberlo hecho, no haber tomado la decisión de irse. Y ese sentimiento de mezcla con el sentimiento de abandono que siente. Mía siente celos de la infancia más normal de William. Él tuvo una vida a engancha normales, con dos figuras adultas en su vida. Ella sólo puede imaginarlo.

Los dos se sienten heridos, se sientes solos…y cada uno de ellos tienen las respuestas y las experiencias que el otro necesita. Todo eso los va a alejar y a unir a partes iguales.

Pero Felicity ideó todo un plan para que su unión fuera más fuerte que su separación. William, a pesar de todo, nunca se deshizo del tótem y tenerlo en su mano le hacía recordar…le reafirmaba que no lo habían abandonado. Una pequeña parte de él se resistía a creerlo y el tótem alimentaba esa parte, dándole la razón. Ese tótem, el que los llevaría a reunirse de nuevo, es la clave. Tiene una cinta de radiocasete dentro. Es algo que no se puede hackers y que sólo ellos y juntos, podrían averiguar su contenido.

No se me ha escapado esa mirada de admiración de William hacia Felicity y su inteligencia, además del comentario de que ella era lo más importante para Oliver. Me lo como. Y ha sido muy gracioso que Mía no supiera que era eso que William tenía en la mano. Algo así me sucedió a mí hace poco con uno de mis primos pequeños. Recuperé una radio con radiocasete y mi prima no tenía ni idea de qué era eso ni para qué servía. Es impactante como la tecnología va cambiando en tan pocos años. Es algo sin importancia pero me ha parecido muy gracioso y me ha recordado ese momento. Siempre me encanta que las series tengan estos pequeños detalles tan cotidianos.

Volviendo a la serie, el futuro cada vez nos deja más interrogantes. Aunque va muy lento, esta vez hemos descubierto varías cosas y cada vez está más claro que Felicity está viva. Además, ella trabaja con alguien que la necesitaba. ¿Quiénes?. Está claro que no es en absoluto malvada, si se metió en algo turbio fue con la idea de averiguar algo o desmantelar ese plan por completo.

Poco a poco vamos desentrañando este rompecabezas, aunque nos surgen nuevas preguntas. Lo que sí quiero deciros es que no creo que el futuro sea de verdad fan horrible como lo pintan. Yo creo que o bien todo se arreglará al final o bien, esto es sólo una opción de futuro y el crossover del año que viene (“Crisis en tierras infinitas”) afectará a la serie de una forma distinta a la que todo el mundo espera arreglará este futuro. ¿Qué pensáis vosotros?

En cuestión de stunts, la acción ha sido bastante buena, creo que, de todos, China, Oliver y Dante destacan. Los movimientos de China son tan magníficos, me había olvidado de lo buena que es, ojalá la veamos más porque no tiene desperdicio. Los movimientos de Dante siguen su estela, está claro que es un asesino profesional y ha sido una amenaza a tener en cuenta para Oliver. Él, por su parte, nos ha mostrado que los trucos de Green Arrow nunca se acaban. Como mención especial, están Joe (al que Slade le enseñó muy bien a usar la espada) y Emiko que cada vez nos muestra más lo bien que alguien la entrenó. Tengo que nombrar a Cupid, no por nada en especial, sólo porque me encanta lo loca que está y adoro a Amy, la actriz que le da vida.

CONCLUSIÓN

En conclusión, creo que la serie ha vuelto del hiatus siguiendo la estela del capítulo anterior. Ya en el 7×13, se notó que se habían empezado a poner las pilas y a despuntar de donde habían caído. En este capítulo, he sentido que seguían ese camino y que no lo habían abandonado, al contrario, no me ha parecido que hayan desperdiciado ningún minuto de tiempo ni en tramas ni en personajes innecesarios.

También, el eje central del episodio son los que deberían ser: los personajes protagonistas. La trama les sirve a ellos y monta un nuevo escenario en el horizonte tanto en presente como en el futuro. Los secundarios vuelven a estar en su sitio. Es como…respirar después de tanto tiempo. Un respiro de alivio porque se siente que la serie está volviendo a su camino correcto.

Por supuesto, aún hay cosas que no me gustan y que quiero que cambien pero, como dicen, Roma no se construyó en un día. Llevan mucho tiempo cometiendo errores y creando una dinámica distinta a la que debería ser, arreglar eso no es cuestión de un capítulo o dos. Pero están en el buen camino, se nota a cada paso, y eso, por el momento, es lo que importa.

Y hasta aquí la crítica del 7×14. ¿A vosotros qué os ha parecido este episodio?. ¡No dudéis en comentármelo!. Nos leemos la semana que viene con el 7×15 “Training Day” y recordad que podréis ver este capítulo el 14 de marzo a las 22:50 en SYFY.

Por Raquel.

Autor entrada: Raquel

3 comentarios sobre “Arrow 7×14: Hermandad, Secretos y Miedo

    Tracy

    (5 marzo, 2019 -9:07 pm)

    He vuelto y es que la serie me tenia hastiada pero he recuperado en parte mi interés iré comentando por puntos como acostumbro
    Oliver’: Es que si te soy sincera veo a SA muy dejado en sus escenas como si las memorizadas y ya esta es que ni en las escenas olicity le pone pasión aunque claro es que imagina del big boss de los vigilantes a esbirro de la minnungui insoportable de Dina es para morirse y su hermana Emiko pues la verdad no me llama no le veo química como era nnWilla esnque Thea era su speedy su hermanita del alma y la nueva encima de ser una sin sal además sale rana pues como que no funca y hasta aquí Oliver(esto es muy lame tener solo un párrafo para la estrella de la serie ya pueden ir poniéndose las para pilas )
    Digg:ha revivido luego del 6×17 que es cuando lo cambia ron por su clon el mamón mira que estaba hasta los.cojones de verlo en Argus ahí pertenece Lyla y algunas veces el pero día y noche para ver siempre lo mismo un eso como que no y hoy ha vuelto a ser el de antes y veremos siguen asi,ha vuelto poner como prioridad a su familia del corazón y se agradece

    Felicity:Mi reina es la cosa mas adorable que hay y puede ser una opinión impopular pero oye sus escenas con BS son muy cuquis y veo sinceridad entre ambas cosa que es graciosa ha habido mas feeling con ella que 3temporadas con Rene y Dina puede que sea porque lleva años actúa ndo con KC y se complementan a su manera rara porque llevamos lastimó samente con la canary número 5000 y nunca hubo nada de nada
    Su escena con Diaz es que tía no hay manera que se pueda destacar algo con ese tío que parece que tiene una papa ennla boca me aburre eso si la cara de asco de tipo deshaste de sta basura que le dirigió a Digg por Diaz me encanto
    La escena Olicity del sofá divino pero me falta esa chispa de antaño y bueno la revelación es para mear y no hechar gota 14 segundos para revela r algo tan importante como un bebe de su pareja oficial ,Perdona? Beth y compañía arreglen su mierda ya o esta serie solo la vera su madre porque la fandom esta hasta los cojones y a su ranting de anoche me refiero
    El escuadrón suicida a mi me encanta y sacando al mindungui pelele con delirios de grandeza podrían dar mucho mas y es que China es muy badads y Cupido súper graciosa y que me dices de mi crush Joe wilson que tiene algo que me gusta es mi placer culpable igual que Cooper el ex de Felicity y esos tres me gustan mucho les veo potencial
    Emiko y Dante pues eso si que no lo vi venir y viendo ese estilo de pelear creo que fue el quien la entreno
    Dante: Espero que no nos decepcione pero me ha encantado hace tiempo quwnno teníamos un villano así porque Diaz no cuenta ni como villano episódico ,pues este se da un aire a Highlander y yo me muero muerta i Digg it;)
    Diaz ha muerto si señor ya era hora que villano mas pésimo si es fue tan mal villano que hasta igualo a Vandal savage (villano del segundo crossover de. Arrow y Flash y villano d el a s1 de leyendas ) y ese villano era un autentico coñazo pies Días es igual hasta luego garibaldi No te extrañaremos
    Y con esto y un bizcocho hasta la próxima semana

    Tracy

    (5 marzo, 2019 -9:29 pm)

    Mira me olvide de los ff
    Hermanos Que en se nota que ambos sufrieron cada uno su parte justo pero William debe hacerse un mea culpa el fue quien decidio pirarse con los vegestorios que son un coñazo de personajes igual que la madre del William y EA que ellos han sacado a Will de Olicity cerrando su comunicación para que no lo contacten y de allí que Will no sepa nada pero aun así no me cierra su conocimiento sobre Smoack techo y la oficina de Felicity
    Mía es su padre en miniatura con el cerebro de su madre
    Esperando mas escenas juntos

    […] una semana, Arrow ha vuelto con un episodio que puede pasar desapercibido pero que contiene muchas cosas importantes. Es un […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *