Si no la veo, esto creo: ‘El verano en que me enamoré’

¿Os ha pasado alguna vez eso de que no veis una serie pero gracias a las redes sociales es como si lo hicierais? Más o menos, claro. Gracias a la cantidad de contenido que se comparte en las redes sociales, te puedes hacer una idea de lo que trata una serie. Gracias a algoritmos que no tienen sentido, tu amiga que no ve Euphoria se sabe todo el plot de la serie sin tener que ver un capítulo. Simplemente por ver Tiktoks sueltos. Si no la veo, esto creo, nuestra nueva sección, hoy dedicada a ‘El verano en que me enamoré’.

‘El verano en que me enamoré’

Llega el verano, llega el momento de cambio, de playa (menos si eres de Madrid, y eso que tenéis al lado de un río no cuenta no os engañéis), de amor. Bueno, para algunos más que otros (bah, madrileños, ¡que estaba de coña!). Y qué mejor forma de hablar de esto que a través de la nueva serie de moda, ‘El verano en que me enamoré’.

Por supuesto, aún no la he visto oficialmente, pero, gracias a redes sociales, me creo con derecho a hablar de ella. Pero si queréis una crítica decente de alguien, también tenemos de eso, ¡estamos que lo tiramos!

Si no lo veo, esto creo
Lista para comerse el verano con su oferta de lentillas de Multiopticas

‘El verano en que me enamoré’ trata (o no, de nuevo, me baso en Tiktoks) de la historia de Belly, a la que llamaré Barriguitas porque me gusta poner motes. Barriguitas es una adolescente que es el patito feo porque sabemos que llevar gafas es lo peor, y ningún chico le hace caso. Un verano se cansa y hace un cambio radical, que viene siendo por lo que se ve a primera vista crecer. Se pone lentillas, y se deja el pelo suelto, y se quiere comer el mundo.

¿Team Rubio random?

Barriguitas pasa las vacaciones en la casa de la playa, que es muy de americana rica, y tiene de vecinos a dos hermanos que son clones porque los teens blancos de Hollywood son muy básicos. Lo digo con todo el respeto y haber visto escenas en las que me costaba saber que había dos chavalinos y que no era solo uno.

Por supuesto, como no hay gente en todo el pueblo costero de ricos, se tiene que formar el trío amoroso con los vecinos, que están a mano, uno es el emo y otro el surfero alegre. Igual no hace surf, pero tiene toda la energía de ello. También hay otro chaval, que es amigo (por supuesto, porque de nuevo, en el pueblo solo son 5 personas al parecer) y también entra en la ecuación y hay moviditas.

El verano en que me enamoré serie Prime
Tu casa del pueblo es igual

Y aunque la mayoría de las veces siempre sé el final de las series, he de decir que no sé con quién se queda. Mi apuesta es el emo porque siempre acaba siendo el emo intenso, pero podría equivocarme. Yo solo sé que esta serie me ha dado “This Love (Taylor’s Version)” y con eso estoy contenta. También creo que si la trama es lo que asumo que es, que se vuelve guapa y le prestan atención…

Amiga date cuenta, porque las red flags de tus amigos importantes.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Andrea de Lera

Filóloga inglesa por vocación. Ver pelis y series, emocionarme sola, y escribir sobre ello, por pasión. Todo empezó con mi abuela poniéndome películas de Lina Morgan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si no la veo, esto creo: ‘El verano en que me enamoré’

de Andrea de Lera Tiempo de lectura: 2 min