“Safe”, pros y contras de la joya más excéntrica de Harlan Coben

“Safe”, una joya más creada por Harlan Coben en 2018, esta vez directamente para la pequeña pantalla. En este recopilatorio que os ofrecemos a los amantes del crimen y la investigación policial, “Safe” no podía faltar.

“Safe” nos trae a Michael C. Hall como Tom Delaney, médico de un prestigioso hospital de su comunidad, viudo y con dos hijas al cargo. Viven en una urbanización acomodada, de esas con sus calles anchas para aparcar a pesar de que todos tienen garaje, su verja kilométrica y su control de seguridad que de poco les sirve, visto lo visto. Tras una noche de fiesta loca, su hija mayor, Jenny, desaparece junto al noviete de ésta, Chris. Lo que al principio parece una fuga por amor, pronto se convierte en un caso de asesinato que sacará a relucir los oscuros secretos que se esconden tras la verja de esa, su comunidad.

Por otro lado tenemos a Sophie Mason, policía separada con dos hijos y principal encargada del caso. Es, a su vez, vecina de la lujosa comunidad y amante de Tom. Sus pesquisas la llevarán a dar palos de ciego por todo el vecindario, convirtiendo a cada sospechoso en posible autor (las caras de asesino de absolutamente todos los vecinos tampoco ayudan).

En otra esquina de este cuadrilátero tenemos a la familia Marshall, cuya hija, Sia, es la anfitriona de la fiesta loca que se realiza dentro de la urbanización. No os quiero adelantar demasiado, pero quizás estemos ante la familia más loca que podemos encontrar en una serie de estas características.

Por último conoceremos a la familia Chahal, encabezada por Zoe, la madre de Chris, involucrada también en un caso de pedofilia, que recibe la noticia de la desaparición de su hijo en el peor momento posible. Su marido Neil, por el contrario, no parece demasiado preocupado.

Pros

Está claro que Harlan Coben sabe cómo mantenerte pegado a la pantalla durante 50 minutos y dejarte con ganas de más. Eso se le da de maravilla. El puzzle poco a poco se va formando a lo largos de los 8 episodios que tiene “Safe”. Todo encaja maravillosamente, dejando, como nos viene acostumbrados ya, una sorpresa final para darle ese sabor agridulce que tanto le gusta dar.

La trama es sólida, no tanto su desarrollo, pero no es algo que chirríe demasiado. Además, ese ambiente de que el pasado siempre vuelve y de que toda mentira siempre acaba saliendo a la luz, mola, para qué nos vamos a andar por las ramas.

Contras

Quizás no se trata de su mejor obra. Hay síntomas evidentes de falta de relato y abuso de los cliffhangers. Pasan cosas constantemente, pero pocas relacionadas con el caso. El tono de la serie es su gran fallo. A mitad de camino entre el humor negro, la ironía y el suspense, Safe se queda corto en todos los ámbitos al respecto. Además, y como siempre pasa en este tipo de miniseries, la familia acaba siendo más hábil a la hora de realizar sus pesquisas que la mismísima policía. Es algo que chirría mucho, demasiado.

Los personajes son sospechosos porque ocultan algo, pero todo bastante gratuito, la verdad. Meras distracciones que finalmente quedan en nada. A veces un buen puñado de cliffhangers no son suficientes para mantener una historia. El espectador quiere más, quiere una buena historia y unos buenos personajes. Y que el comportamiento de los mismos esté justificado con lo que vemos y no con lo que tenemos que dar por bueno.

Os dejo por aquí el tráiler, juzgad vosotros mismos.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Paco

Productor audiovisual cuando me dejan, seriéfilo 24/7. Me gustaría escribir más, pero siempre lo dejo para mañana. Lost es mi religión y a quién le pique que se "arrasque". Littlefinger deserved better.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

“Safe”, pros y contras de la joya más excéntrica de Harlan Coben

de Paco Tiempo de lectura: 2 min