Poder y sentimientos en ‘The Crown’

No sé cómo pero las series británicas tienen ese “je ne sais quoi” que hacen que el espectador se quede absolutamente hipnotizado. La calidad del guion, la fotografía, la música, los actores y el acento británico te envuelven en una elegante y dramática atmosfera logrando esa fascinación y admiración. Es el caso de ‘The Crown‘, la serie irradia ese gran poder y sentimientos encontrados.

Desde el primer instante Claire Foy, que interpreta a la reina Isabel II en la primera y segunda temporada, consigue capturar los primeros pasos de una soberana un poco ingenua e inexperta. Pero que poco a poco aprende a no dar el brazo a torcer cuando es necesario. Después de todo lo más importante es que “La Corona debe ganar, siempre debe ganar”.

En la tercera y cuarta vemos a una reina más madura y segura de sí misma al tomar decisiones. En ambas temporadas de ‘The Crown‘, la actriz Olivia Colman logra mostrar aún más el poder que ostenta la soberana y como los sentimientos deben quedar al margen. Todo para aparentar una fachada inquebrantable de seguridad y equilibrio tanto familiar como política.

Claire Foy como la reina Isabel II y Matt Smith como el príncipe Felipe

Además a lo largo de la serie las relaciones entre la reina y los primeros ministros que se van sucediendo aportan una gran imagen del panorama político y económico-social que hace tambalear en algunas ocasiones la figura de la corona británica. La influencia y el poder de la monarca son la clave que resuelve y apacigua los conflictos a los que se enfrenta el gobierno de turno.

El poder y los sentimientos de ‘The Crown’

La princesa Margarita interpretada por Helena Bonham Carter

Pero ‘The Crown‘ no solo se centra en quien tiene más poder. Los sentimientos de los ‘royals’ siempre están a flor de piel. La princesa Margarita, hermana de la reina e interpretada por Vanessa Kirby y Helena Bonham Carter, es de las más perjudicadas en este tema. Su condición de princesa no llena el vacío que siente al tener que seguir las reglas de la corona y no ser la número uno. Sin entrar en detalles, la espectacular interpretación de ambas actrices te lleva a preguntarte: ¿fue realmente tan infeliz la princesa en la realidad?

Desafortunadamente no es la única princesa que se ve envuelta en la presión que supone formar parte de la familia real. ‘The Crown‘ también retrata la polémica relación del príncipe Carlos (Josh O’Connor) y Lady Di (Emma Corrin) y los sentimientos de ambos. También muestra situaciones reales, como la entrevista de compromiso donde les preguntan si están enamorados y el príncipe Carlos responde “sea lo que sea estar enamorado”.

Josh O’Connor y Emma Corrin en ‘The Crown’

Por otro lado la serie nos traslada a acontecimientos que encogen el corazón, como la catástrofe de Aberfan en 1966 que causó la muerte de 116 niños y 28 adultos.

Con un reparto de diez en las cuatro temporadas, la serie ha conseguido numerosos premios y nominaciones. Y no solo eso, cada capítulo impulsa la curiosidad por contrastar y saber si los hechos ocurrieron tal y como nos muestran. Pero una cosa está clara, el poder y los sentimientos de ‘The Crown‘ no dejan indiferente a nadie.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Lucie Guirao

Française, fangirl, un poquito dramática y seriéfila. Castle fue mi serie, me inició en este mundo y ya no hay quién me saque de él. Los héroes me gustan, pero resulta más divertido stannear a los villanos. Además de ver series, fangirleo a tiempo completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Poder y sentimientos en ‘The Crown’

de Lucie Guirao Tiempo de lectura: 2 min