Paper Girls llega a Prime Video

El día 29 Paper Girls llega a Prime Video y nosotros hemos tenido la oportunidad de verla un poquito antes. Una adaptación más de un aclamado cómic se abre paso para darnos una ligera aventura de ciencia ficción a través de unas repartidoras de periódico. Ya os decimos que os va a hacer el verano un poco más entretenido si cabe la posibilidad. Preparad la bici que nos vamos de viaje temporal.


La obra homónima original viene de la mente pensante de Brian K. Vaughan, autor también de la interesante Saga, ganadora de ocho Eisner entre 2013 y 2015. Paper Girls no se queda atrás y entre los años 2016 y 2019 cosechó un total de cinco premios Eisner. Del salto a la pequeña pantalla ya no tenemos a Vaughan en el guión (aunque sí en la producción) ni a los galardonados Cliff Chiang y Matt Wilson en el dibujo y color.

Stephany Folsom es la encargada de traer la adaptación a la vida y ha trabajado tanto en el guión de esta serie, como de Los anillos de poder, Thor: Ragnarok y Toy Story 4 entre otras. Tiene trabajo a sus espaldas.

¿Qué es y de qué trata Paper Girls?

Pero ¿de qué trata Paper Girls? La serie gira en torno a cuatro adolescentes (Erin, Mac, Tiffany y KJ) que trabajan de repartidoras de periódico. Durante la madrugada después de Halloween el cuarteto se ve envuelto sin pretenderlo en una guerra de viajeros temporales. A partir de aquí el grupo protagonista deberá buscar ayuda en cada viaje temporal para poder regresar a casa y olvidarse de esa mala pesadilla. Una serie que mezcla drama de la adolescencia (que no adolescente de instituto), ciencia ficción, viajes temporales, mucho insulto, nostalgia y estilismo de la época.

I a D: KJ, Mac, Erin y Tiffany

Esta serie no sería nada sin nuestras cuatro actrices principales, que son: Camryn Jones como Tiffany, Riley Lai Nelet en el papel de Erin, Sofia Rosinsky encarnando a Mac y Fina Strazza dando vida a KJ. Cada una aporta una dinámica al grupo muy marcada pero que funciona. Mac es la más macarra, cínica y faltona. Erin es la chica nueva, tímida en su nuevo primer trabajo. Tiffany es la lista del grupo, siempre con sus walkie-talkies e ideas claras sobre su futuro. Por último KJ asume el papel de la más protectora, con su bate de hockey siempre a mano. Un equipo variopinto que funciona bien la mayor parte del tiempo, sobre todo conforme avanza la trama.

Más a favor que en contra

Si he de sacar fallos a esta obra sin duda alguna sería el episodio piloto. Personalmente lo siento apresurado, como si no hubiera tiempo a sentar las bases con tranquilidad. Casi que lo que me falta es un poco más de transfondo para las chicas antes de montarse en la bici y repartir periódicos.

El punto más interesante de la serie es ese choque entre las espectativas y la realidad. Cada una de las cuatro protagonistas tiene sus propias aspiraciones, miedos y aficiones al comienzo de la serie. Saben qué les gusta, de qué alejarse y ante qué bajar la cabeza y aceptar que no hay otra solución. Están en ese punto en el que comienzan a generar responsabilidades ante la vida pero también rebeldía ante esa autoimposición. Todo este conjunto se ve puesto en duda a lo largo de la temporada debido a las situaciones encontradas, pasadas y futuras.

Cada chica tiene su propio viaje personal que le enseña que la te puede cambiar los planes de la noche a la mañana. Lo que hoy es blanco mañana es negro y lo que hace unos días era lo peor que le podía pasar a alguien de 12 años hoy es simplemente algo nimio sin importancia.

Esto se sustenta con los personajes secundiarios que van apareciendo en la serie. A través de diferentes épocas temporales, las chicas van conociendo otros puntos de vista que les ayudan a sobrellevar su propio drama y eso me gusta. Ver que hay gente que conecta con ellas a esa edad (que es tan mala) y que consigue hacerles ver que hay sitio para el perdón, la empatía y la comprensión es bonito de ver.

Estas relaciones dan como resultado una mejor red de seguridad entre las propias protagonistas. Se encuentran lejos de casa y lo único que tienen en ese momento a mano son a ellas. Necesitan desahogarse, contarse qué han descubierto, llorar y, en algún momento, reír. Se apoyan entre ellas sin dejar de lado los roces, se escuchan y se hablan sin olvidar la tensión y el peligro que puede estar acechándolas.

Desde un punto de vista de una persona que no ha leído el cómic gusta y funciona. Para ser una serie de Prime Video parece que no ha tenido un presupuesto muy alto siendo de ciencia ficción. La obra lo sabe y se adapta muy bien a las circunstancias, dejando a veces de lado la fantasía más fantasiosa y centrándose más en el drama humano. Ahonda en ese descubrimiento personal, sexual, familiar, la plena adolescencia en definitiva. Y sabe cuándo darnos elementos de ciencia ficción propios de viajes temporales. La única pega, como ya he dicho, es el episodio piloto. Apresurado y demasiada información transmitida en menos de 40 minutos; sin embargo, a partir de ahí, se convierte en una serie muy disfrutable.

Paper Girls de Prime Video puede hacerse hueco en un catálogo compartido con otras como The Boys, Vox Machina o la futura Los anillos de poder.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Paper Girls llega a Prime Video

de Rubén Tiempo de lectura: 4 min