‘Anatomy of a Scandal’ y cuando una serie se acerca mucho a la realidad

La mini-serie protagonizada por Sienna Miller aterrizó en Netflix el pasado 15 de Abril.

Sin entrar a debatir en el juicio que todos conocemos, (no somos nadie para comentarlo, la verdad) la famosa frase de “una denuncia puede arruinar la vida de alguien” está muy presente. Con ‘Anatomy of a Scandal’, Netflix nos coloca en situación, basandose en un libro de Sarah Vaughan, para que nosotros opinemos sobre una historia.

Este artículo puede contener spoilers de la serie, así que, por favor, continua con cuidado.

‘Anatomy of a Sacandal’, ¿vale la pena?

¿Con qué nos encontramos en esta serie? La historia que nos cuenta es bastante sencilla, un político es acusado de violación por su amante-ayudante por lo que nos cuentan el juicio y cómo se ven afectadas algunas de las mujeres de la historia, como la mujer de dicho político y la fiscal que lleva la acusación.

Tenemos un caso de un hombre poderoso con acusaciones que pueden acabar con su carrera y nivel de vida. Aunque, por supuesto, como buen político, tiene una buena red de secretos que hacen que su colega el primer ministro no le dé la espalda. Lo normal, sea o no culpable, algo extraño tiene que haber por ahí.

Por otro lado está Sophie, la mujer cuya vida ha dado un giro radical porque su marido no ha sabido estarse quietecito. No solo la engaña, si no que tiene que enterar porque lo han denunciado y no por algo, agradable, aunque no sea el adjetivo que mejor le convenga a la situación.

La serie juega bastante con el como cuenta cada parte su historia, como el demoronamiento de todo a su al rededor afecta a Sophie, e incluso a Kate, la fiscal del caso.

Anatomy of a Scandal
Anatomy of a Scandal by Netflix

Quizás ‘Anatomy of a Scandal’ no sea la mejor serie del planeta, hay pequeños detalles que a veces la hacen muy lenta o con giros bastantes previsibles. Pero, para mi gusto, el trabajo realizado por Sienna Miller y por Michelle Dockery es lo suficientemente bueno para hacerte quedar hasta el final.

Es, al final, una mini-serie para pasar el rato, pero logra que haya momentos en los que reflexiones con pequeñas cosas, y enseña, a mi parecer, el PSTD que le puede provocar a más de uno sitaciones como estas. Estes del lado que estés.


¡No te pierdas nada!

Síguenos en nuestras redes y échale un ojo a todas las novedades. Recordad que podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Steph

Las series, como el café, son la base principal de mi existencia. Bueno, y Chris Evans, no podemos negar eso... Y las Gilmore...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

‘Anatomy of a Scandal’ y cuando una serie se acerca mucho a la realidad

de Steph Tiempo de lectura: 2 min