Un repaso por la tercera temporada de Outlander

Con motivo del inminente estreno de la temporada esta noche, os dejamos un post resumen de todo lo que pasó en la temporada anterior para las sassenachs despistadas que no tengan muy claro por dónde nos andamos, ¿preparados para volver a ver a Claire y Jamie?

Una separación dolorosa

Si os acordáis, tras la batalla de Culloden, Claire y Jamie deben separarse por el bien de su bebé nonato. Así, Claire vuelve a Escocia junto a Frank mientras que Jamie está dispuesto a morir en batalla. 

Sin embargo, las cosas no salen como parecen y Jamie sobrevive a la masacre. Mientras tanto, Claire intenta adaptarse a su nueva realidad y a la pérdida del amor de su vida. Frank, aunque comprensivo, está celoso y no termina de creer esa historia sobre viajes en el tiempo. Así, decide viajar a Boston con Claire y comenzar allí una nueva vida. 

Jamie, por su parte, ha vuelto a Lallybroch donde debe permanecer escondido en una cueva cercana a la casa familiar ya que los casacas rojas le están buscando. Sin embargo, se siente solo y no para de culparse por las penurias que sufren todos los habitantes de la casa. Así, decidirá entregarse y que, al menos, sus arrendatarios cobren su recompensa. 

En Boston, mientras tanto, Claire ha decidido hacerse médica y durante su formación entablará amistad con Joe Abernathy. Ambos serán un tándem perfecto para hacer frente al racismo y al machismo. A pesar de que las cosas en el trabajo van bien, Claire y Frank no han podido intimar desde su vuelta y ni siquiera la llegada de su hija Brianna les ha unido como debería. Así, descubrimos que Frank ha tenido varias amantes durante estos últimos 20 años. 

Resultado de imagen de outlander temporada 3

La decisión de Jamie

Estos 20 años tampoco han sido un camino de rosas para Jamie. En la cárcel, habrá hecho un buen grupo de amigos y compañeros que le tienen como líder. Allí, además, coincidirá con Lord John, el director de la prisión de quien terminará haciéndose amigo. Gracias a esta amistad, será transferido a una casa como caballerizo. Los problemas surgirán cuando la hija del señor quiera que Jamie la desvirgue antes de casarse con el anciano que se convertirá en su marido. Tras un chantaje, Jamie accede a sus deseos, con tan buena o mala fortuna, que la muchacha queda embarazada. Así, para que nadie se entere de quién es el verdadero padre, dejará a Lord John al cuidado de su hijo y marchará a buscar fortuna a Edimburgo como impresor. 

En el Edimburgo de los años 60, Claire le cuenta la verdad sobre su padre a Brianna quien, al principio no la cree, pero luego estará dispuesta a ayudarla a descubrir el paradero de su padre tras averiguar que no murió en Culloden. En esta búsqueda estará presente Roger Mckenzie. 

Un esperado reencuentro

Así, Claire estará dispuesta cruzar las piedras de nuevo y reencontrase con el que fue su marido. Al llegar a Edimburgo, Jamie se desmaya del susto, pero ambos están eufóricos de poder volverse a ver. 

La vida de ambos ha cambiado mucho, pero se siguen queriendo como el primer día. Ahora Jamie es impresor aunque está metido en el negocio de contrabando de licores. Además, durante este tiempo Claire ha sido tía y nuestro pequeño Fergus ha crecido enormemente. Tras encontrarse con Ian y encontrar al hijo perdido de este, Ian Jr; Claire y Jamie se dirigen a Lallybroch. Los problemas llegarán cuando Claire se entere de que Jamie se ha casado en segundas nupcias con Laghoire y ha adoptado a las dos hijas de este. 

Con el corazón roto, Claire se dispone a volver con su hija, pero un desafortunado incidente hace que se quede al lado de Jamie para curarle tras un disparo de Laghoire. Intentado que el problema no dure más de lo necesario, Jamie quiere darle un dinero a esta para anular el matrimonio, dejando una parte como dote para las hijas de esta. Como no hay dinero suficiente, viajarán con Ian Jr hasta unas rocas donde Jamie guardó unas piedras preciosas del tesoro del Bonnie Prince Charlie. 

El secuestro de Ian Jr. 

Será Ian Jr el encargado de nadar hacia las rocas a por la pieda, pero con tan mala suerte que es secuestrado por un barco de piratas. Sus tíos, como no podía ser de otra manera, zarparán primero a Francia y luego a Jamaica para encontrarle. 

Durante este viaje Fergus y Marsali (una de las hijas de Laghoire) se casarán, Claire parará un brote de tosferina en un barco inglés y llegarán a Jamaica donde, al parecer, se encuentra su sobrino. 

La búsqueda no será sencilla, pero al final descubrirán que quien tiene a su sobrino es nada más y nada menos que la bruja Geillis. Esta intenta utilizar muchachos vírgenes para cruzar un círculo de piedras que hay en Jamaica y poder volver a su tiempo ya que su plan de liberar Escocia del dominio inglés no funcionó. Sin embargo, tras hablar con Claire recordará una vieja profecía y se dará cuenta de que esta se refiere a Brianna. Su objetivo, entonces, será volver al presente y traerla al pasado para cumplir la profecía que devolverá Escocia a los escoceses. 

Por supuesto, ni Claire ni Jamie están dispuestos a que haga esto así que la siguen a la cueva donde Claire consigue asesinarla y terminar con la amenaza. Sin embargo, los problemas de la pareja no desparecerán ya que, de camino a Escocia, su barco naufragará y terminarán en las costas de Georgia. ¿Qué les depara el futuro? Si queréis saber la respuesta, no podéis perderos el episodio de esta noche. 

(Visited 49 times, 1 visits today)

Autor entrada: Inés

1 comentario sobre “Un repaso por la tercera temporada de Outlander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *