Top Series de Animación (parte 2)

La semana pasada hablamos un poquito de series de animación en un top incompleto, el cual si no leíste puedes echarle un vistazo aquí. En esta segunda parte vamos a ver quién se lleva finalmente el bronce, la plata y el oro, así que preparad vuestras apuestas que empezamos.


3. Steven Universe (2013- )

Steven Universe es una joya (no pun intended) de la animación.

Esta serie nos narra la historia de Steven, un pre adolescente que vive en Beach City con una peculiaridad: tiene una joya en el ombligo y sus compañeras de casa son gemas del espacio que luchan por mantener la paz en la ciudad y la Tierra. A tope, vamos.

Aunque la primera temporada suele ser más introductoria y de capítulos autoconclusivos (creo que le pasa algo parecido con Hora de Aventuras) después se pasa casi de lleno a lo que viene siendo la trama principal y ya vamos viendo cómo esos personajes que se nos presentaron al comienzo van teniendo un cambio, van evolucionando conforme a los hechos y circunstancias que se van planteando. Es una serie con una animación muy sencillita pero muy colorida y con muchos detalles que podríamos decir interesantes escondidos a primera vista.

Además, algo que caracteriza a Steven Universe es su apartado musical y se nota. El encanto y la pasión que transmiten gran parte de las canciones de esta serie no las encuentras en otras similares y que traten de temas como qué es una relación, el amor o la ansiedad. Los momentos musicales entran en la trama de forma perfecta, nada forzada, y te hacen seguir el episodio de una manera distinta, pero sin perder el hilo, siempre y cuando no tengas que parar para secarte las lágrimas como me pasa a mí.

Finalmente, solo quiero hablar un poquito por encima de otros temas que se tocan en la serie (y película, por cierto, algo regulera) además de los ya citados como son la amistad, la toxicidad, el ser, la dependencia, errores pasados, colonialismo y la lista sigue y sigue. Son cinco temporadas de capítulos cortitos y, si superáis la primera temporada os va a encantar, y si no venís y me cantáis las cuarenta.

2. Avatar: The Legend Of Korra (2012-2014)

TLOK es la segunda serie ambientada en el mundo del Avatar, siendo su predecesora la que cuenta la historia de Aang. Esta transurre tras la muerte de este último y cuenta la historia de Korra, una niñita peleona que vive en la Tribu Agua del Sur donde sus padres descubren que es la siguiente reencarnación del Avatar. Allí entrena hasta dominar los elementos del fuego, tierra y agua, pero, hay un problema, y es que el aire no puede dominarlo. Frustrada, viaja hasta el Templo del Aire para recibir el entrenamiento adecuado mientras debe pelear por su propia vida, pues hay organizaciones que quieren deshacerse del Avatar para siempre, y salvar Ciudad República.

Pocas cosas malas puedo decir de esta serie, la verdad. La animación es fantástica, es genial cómo combina elementos propios de un anime con animación americana y si a eso le sumamos la ambientación nos queda una serie estupenda. Es genial cómo vemos cada dominancia de elemento principal (fuego, tierra, aire y agua) está representada como distintas culturas asiáticas, tanto en estilo de lucha, vestimenta de los guerreros de dicho estilo, ciudades y templos. A esto le sumamos Ciudad República, que suele ser el escenario principal (al menos en la primera temporada), que es una ciudad con tintes steampunk, americanos y con una estética de principios de la revolución industrial que, junto con lo dicho anteriormente de la cultura asiática, forma con un conjunto muy armónico y visualmente es maravilloso.

Los personajes son encantadores, con una evolución constante, y la acción es fluida y sobresaliente. Las cuatro temporadas se podría decir que son autoconclusivas; cada temporada tiene un inicio y un final, pero muchos elementos de la trama duran toda la serie.

Por último, decir que es una serie bastante adulta, ya que cada temporada toca distintos tipos de gobierno (comunismo, teocracia, anarquismo y fascismo) y toca temas personales como la depresión, familia o la presión social. En definitiva, un must see de los gordos.

1. Neon Genesis Evangelion (1995-1996)

La guinda del pastel, el número uno de esta lista, es para Evangelion y veremos si no me extiendo mucho hablando porque hay tela que cortar.

La primera vez que vi este anime tendría yo unos diez años y lo emitieron en Canal 2 Andalucía. Total, que lo acabé viendo y ¡sorpresa! No me enteré absolutamente de nada. A mí solo me interesaba ver robots gigantes darse de hostias con monstruos gigantes y, oye, esa función la cumple. La segunda vez que lo vi, hará unos diez años, tampoco es que me enterara de gran cosa, pero ya iba yo cogiendo elementos por aquí y por allá que en un principio se me escaparon de la trama y de los personajes.

La tercera vez, hace unos 5 años aproximadamente, fue cuando dije “Rubén, amor mío, tienes que enterarte de qué va esto”. Y la vi y me enteré…a medias, pero vamos con un poquito con la trama.

Este anime narra qué ocurre tras un evento llamado “Segundo Impacto” causado por un meteorito que acaba con gran parte de la humanidad. Tras este suceso comienzan a invadir el planeta una serie monstruos gigantes llamados ángeles y, para defender la Tierra, la organización NERV crea los EVA, robots gigantes controlados por niños elegidos, uno de los cuales es nuestro protagonista: Shinji Ikari.

¿Fácil? Ni de lejos.

Evangelion, a primera instancia, parece que es un simple anime de mechas y durante los primeros capítulos puede parecer así, pero estos combates entre ángeles y EVAs es solo una parte de lo que no están intentando vender porque los personajes aquí son los que tienen realmente todo el peso protagonista. Los combates son casi como una “excusa” para hablarnos de lo que realmente importa aquí: depresión, religión, humanidad, psicología, filosofía, vida, muerte, existencia. Cada personaje tiene unas motivaciones y una personalidad brutales, con conversaciones y monólogos que se tienen en la serie se profundiza muchísimo en la mente de cada uno de ellos, mostrando que realmente son personas jodidas como tú y como yo, lo que consigue que empatices mucho con ellos.

La animación se nota que es de los noventa pero los combates tienen muchísima epicidad, el movimiento de los EVAs está muy cuidado y hay unos cuantos detallillos sexuales y católicos repartidos por todo el anime. Y la pregunta del millón es: ¿finalmente entiendo al completo la serie? Pues mira, no, pero creo que ahí está la gracia. Es una serie muy compleja y se dejan unas cuantas cosas a opinión e interpretación del espectador, pero no por ello se disfruta menos. Por todo ello creo que se merece estar en el número uno de esta lista y sería sin duda la que recomendaría ver (y al menos dos veces).

Y ya está, hasta aquí hemos llegado. La lista podría haber sido casi infinita añadiendo otras joyitas como son Aang, Big Mouth u Over The Garden Wall, pero he decidido dejarla tal y como está. ¿Os ha gustado? ¿Cúal habría sido vuestro Top7? Contádnoslo en nuestro Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: