12 campanadas, 12 series: ‘The Good Place’ y la buena comedia de Michael Schur

Dong, dong. ¡Bienvenidos a una de las últimas campanadas del 2018! Hoy vengo a hablaros de la buena comedia en general y de las series de Michael Schur, en particular. Concretamente, de ‘The Good Place’, una ficción de la NBC que nos llega semanalmente a Netflix España. Protagonizada por Kristen Bell, ‘TGP’ ha resultado ser una de las mayores joyas de la televisión de los últimos años.

Imagen relacionada

¿Qué es la comedia?

Voy a empezar por el principio. ¿Qué es la comedia? Este “debate” está a la orden del día y es que yo he venido aquí a meterme en jardines. Vengo a decir todo lo que no puedo soltar en mi cena de Navidad. Hay mucha gente que dice que la comedia no debería tener límites, no vaya a ser que coartemos la libertad de expresión de alguno. Y digo yo, ¿es la libertad de expresión lo más importante, incluso cuando estamos metiéndonos con alguien? Más aún, ¿es humor meterse con alguien que lo está pasando mal? ¿Es humor hacer un chiste machista cuando tenemos asesinatos machistas a la orden del día?

Resultado de imagen de tahani the good place gif

Yo creo que no, yo creo que reírse de ello le resta seriedad al problema y lo normaliza. También creo que no es divertido hacer bromas sobre colectivos oprimidos, como los racializados o la gente LGTB+. ¿Por qué? Bueno, ¿te parecería bien que los niños se rieran del “gafotas maricón” en el colegio? No sabes si esa gente lo está pasando mal o no, pero sí sabes que probablemente su orientación sexual supone situaciones duras en su vida. ¿Por qué te ríes de algo tan serio? Yo creo que cuando no todo el mundo puede reírse del chiste, no es humor, es bullying. (De hecho, creo que tendría que citar a alguien en esto, pero no recuerdo a quién). Hala, ya podéis tirarme todas las lonchas de Campofrío que queráis a la cabeza.

Resultado de imagen de the good place gif

Debo añadir que el argumento “el humor siempre ofende a alguien” es 1. viejísimo 2. trilladísimo 3. mentira. Somos la generación (lo siento si me lee algún babyboomer) de twitter, de los memes, de vine. De los anuncios de mixta con cerdos voladores, de las stories de Instagram, de los fotomontajes cutres de paint/photoshop, de las promos de Paquita Salas. Nos reímos con un microondas que tiene un 911 en la pantallita, con vídeos de gente que habla consigo misma con peluca. Con gente que baila exageradamente canciones de los 90, con montajes que intercalan a Taylor Swift y a una cabra. El humor inteligente es una maravilla. Nos reímos CON TODO. Y nunca nos ha hecho falta atacar a nadie para ello. Gracias por tanto.

Resultado de imagen de michael the good place gif

El humor de Michael Schur

Dicho esto, creo que el maravilloso e increíble (datos objetivísimos) guionista Michael Schur estaría de acuerdo conmigo. ¿Que cómo lo sé? Porque todas y cada una de sus series tienen un humor maravillosamente blanco, inteligente e inofensivo a la vez que mordaz y ácido en ocasiones. ‘Parks and Recreation‘, ‘Brooklyn Nine-Nine‘ y su última creación, ‘The Good Place’, son auténticas obras de arte de la comedia. Schur sabe cómo reírse con los colectivos oprimidos y no de ellos.

Prueba de esto es el episodio de ‘Parks and Recreation’ que, en lugar de meterse con las manifestaciones feministas, plasmaba lo ridículo que es el movimiento “meninist”, algo así como “hombristas”. Se trata de un grupo de personas que, después de que uno de los protagonistas decidiese presentarse a un concurso de pasteles en el lugar de su mujer, peleaban por “los derechos de los hombres”. Llevaban carteles tan fantásticos como los que rezaban “He for He”. En lugar de ridiculizar unas protestas que sí tienen sentido, se ríe con quienes no se han visto nunca realmente relegados a la cocina. ‘Brooklyn Nine-Nine’ y ‘The Good Place’ son las reinas de la buena representación. Gente racializada, gente del colectivo LGTB+ y humor inofensivo.

Resultado de imagen de jason the good place gif

La comedia reina

‘The Good Place’ cuenta la historia de Eleanor Shellstrop, una joven más mala que el veneno. Eleanor muere y, por un error en el sistema, termina yendo al “lugar bueno”, una especie de “cielo”. Allí, Chidi, un profesor de filosofía, intentará ayudarla a ser buena persona para que consiga encajar y no se la lleven al “lugar malo”. Las cosas se complicarán cuando su presencia provoque fallos en el barrio, obra de un estresado “ángel” (o mejor dicho, funcionario celestial), Michael. La vecina de Eleanor, Tahani, es la reina del glamour. Y meterá las narices hasta el fondo acompañada de su alma gemela, un monje que mantiene su voto de silencio incluso después de morir. Los protagonistas estarán siempre asistidos por Janet, un bot con forma humana programado para ayudarles (y posiblemente el mejor personaje de la serie).

¿Qué es tan maravilloso de ‘The Good Place’? Todo. Michael Schur quería hacer una serie que hiciese reflexionar a las personas sobre lo que está bien y lo que está mal. Sonaba a un proyecto suicida, ¿quién quiere ver una serie para pensar en filosofía? Sin embargo, ha inspirado una de las mejores comedias de los últimos tiempos, cuyo planteamiento se renueva cada temporada. Unos personajes complejos y unas situaciones de lo más surrealistas en el más allá son la clave para enamorar a la audiencia. Un ejemplo muy claro es el episodio “El dilema del tranvía” en el que el personaje más indeciso se enfrenta a la situación real de elegir a quién salvar… Varias veces y con distintas variables. Esto es obra de Michael, el “funcionario celestial”, que quiere aprender cuál sería la solución correcta al conocido dilema.

Resultado de imagen de trolley the good place gif

Esto, queridos seriéfilos, es una muestra del humor inteligente por el que vengo a romper una lanza hoy. Un humor que se pone del lado de los débiles. Que hace reír a todos los que se sientan frente a la pantalla. Un humor que evita incomodidades, que no ataca a la risa fácil, sino que construye los chistes de forma ingeniosa. El humor de Michael Schur nos hace felices. Y eso es lo que más nos gusta de las series de televisión. Así que, venga, ¡todos a ver ‘The Good Place’!

Imagen relacionada

Autor entrada: Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *