The Crown: Momentos de la 4ª temporada.

La realeza británica vuelve a entrar en nuestros hogares, esta vez con la dama de hierro a su lado. Y con todos ellos, la joya de la corona, Lady Diana.

Tras un año de espera, y una parada por COVID, The Crown ha vuelto a nuestras pantallas. Nuestros protagonistas un poco más envejecidos, más dramáticos, y por supuesto más cercarnos a nuestra línea temporal. Pero sobre todo, con muchos momentos Son como los Alcantara, solo que sin merche y reinando un pais, oye.

A continuación, procederemos a hablar de algunos de los mejores momentos, ya sean porque son de la historia, o porque han sido icónicos por ellos mismos en la serie.

Así que, sacad el té, los scoenes y los gorritos, que llegan los windsor, y LOS SPOILERS

AVISO DE SPOILERS DE THE CROWN, DE LAS VIEJAS Y DE LA NUEVA.


Capítulo 1 – Gold Sticks

Primer capítulo y empezamos con un ¡BOOM!, y literal, no solo de onomatopeya.

Si hay algo maravilloso que es capaz de hacer Charles Dance es conseguir que lo odiemos a muerte, según el personaje, o al menos esta servidora. 

Es cierto que uno no puede odiar a Lord Mountbatten de la misma manera que a Tywnin. Ambos son muy calculadores y saben jugar perfectamente el juego político, además de las mentes de los futuros reyes de su reino, pero si hay algo que los diferencia (o al menos ante la mente de una servidora), es la sensibilidad y la humanidad con la que Mountbatten cuidó tanto a Carlos como al principe Felipe, que al final eran familia.

¿Nuestros momentos? En 1979, y como bien refleja la serie, Lord Mountbatten fue asesinado por una bomba del IRA en su barco. El “cold opening” del capítulo ya nos lo avanzaba, mostrando imágenes de lo que estaba ocurriendo en Irlanda con el IRA y su odio a inglaterra (we get it, for real).

Parte de la dureza del momento recae en una discusión previa del señor que quiso volar como carrero (No te preocupes, no tienes un fantasma detras, es solo la Audiencia) con el, eterno, principe Carlos, a cuenta de como va a salir su futura mujer en las fotos, con una cornamenta más grande que los de un alce, porque si no se sacaba de la mente a Camilla, pues es lo que iba a haber (spoiler, los hubo).

Es cierto que este capítulo también nos muestra la llegada al poder de Margaret TATCHER, LA DAMA DE HIERRO, quien nos va a dar grandes momentos de lucha de titanes entre ella y la reina, y mira me lo creo a mil.

Momentos
Credit: Vulture


Capítulo 2 – The Balmoral Test

Como millenial que soy, y más de finales, tengo que reconoce que aún estoy aprendiendo de muchas cosas. Pero, especialmente, estoy aplicancando algo que aprendí en mi época universitaria, INVESTIGAR.

Los Windsor no son unos santos, y, no sé como sería Diana al principio, pero tampoco creo que ella lo fuera. En el primer capítulo de la temporada la conocemos como una joven inocente que se topa con el muchacho que no sabe pasar página, pero que con el paso del tiempo intenta jugar a su juego, pero a su manera (puede también que haya visto mucho juego de tronos, que eso deja tocado a más de uno).

Carlitos que no había escuchado todavía eso de “no, no es amor, lo que tu siente se llama obsesión” sigue encoñado con Camilla, que tampoco es que ayude mucho la muchacha, la verdad, pero esta está intentando que este se de cuenta de que no es Enrique VIII y que no puede casarse con ella. Total, que Carlitos invita a Diana a las highlands, y dios mio el examen, ni las oposiciones para notario, niño.

No solo nos muestra como todos, y cada uno, de los miembros de la familia le hacen su propio psicotécnino, sino que está luego es gran momento. Lady Di y el principe Felipe cazando la cornamenta que va a tener Di durante el resto de los años. 


Capítulo 3 – Fairytale

Todos sabemos que Diana y Carlos se comprometen, pero lo que muestra el capítuo es lo que hay detras.

Carlitos is gone durante seis semanas, y deja sola a Diana en Buckingham. Una Diana que está intentando aprender todo lo que necesita para comportarse como una más del culto a la reina.

Sola.

Y para colmo, le dice su prometido que hable con su ex, que es muy graciosa. Pero que remata y cuando Diana le dice que ha encontrado el diseño de una pulsera para dicha señora tan graciosa, él le dice que no, que era un regalo de despedida.

Las Red flags se ven desde lejos, muchacha.


Capítulo 4 – Favourites

Después de que Margaret Tatcher le diga a la reina que tiene un hijo favorito, a esta le revienta la neurona. 

El principe Felipe, que esta temporada tiene lógica cuando habla, le dice que todos lo tiene, y que la suya es la princesa Ana, Y con esto, a Isabelita ya termina de hundirla. 

Y a analizar la relación con sus hijos que se va. A la una no le entiendo su drama, otro es un niño pijo sufriendo bullying en el colegio. El otro quiere ir a la guerra, y el de la moto se queja de que su mujer embarazada está deprimida porque sabe la cornamenta que tiene.

Puedes tenerlo todo en el mundo, pero eso no lleva a la felicidad, por lo que se ve gracias a esta gente.


Capítulo 5 – Fagan

Podría haber pensado algo diferente para titular este capítulo, pero creo que “la diferencia de clase” es muy serio para el tono de este artículo. 

En 1982, Michael Fagan se coló dos veces en el palacio de Buckingham. La primera vez, el muchacho se robó una botella de vino. En su segunda entrada, se sentó a hablar con la reina al pie de su cama.

Un señor cualquier colandose dos veces en el “hogar” de la señora “más poderosa” del mundo. Nada más que decir, su señoría.


Capítulo 6 – Terra Nullius.

Hay que reconocerle a Diana que tiene sus ovarios bien puestos. Puede que fuera muy joven, y algo ingenua, pero las cosas que quiere hacer las tiene clara. Y que antes que la corona va su hijo #MomModeOn

Carlitos, Diana y el pequeño Will se van a Australia de viaje. La tensión se puede cortar con un cuchillo, tanto el lo privado como en lo público. Pero, no hay nada que no solucionen unos gritos.

Un chillido por aquí, un chillido por allá, y los “tortolitos” solucionan sus problemas. 

No por mucho tiempo, porque si hay algo que Carlos tiene más que orejas es un ego frágil. Si el “futuro” rey de Inglaterra no es el centro de atención, el niño se enfada y no respira.


Capítulo 7 – The Hereditary Principle

Si hay algo que reconocerle al equipo de la serie es el gran trabajo que han realizado mostrando este año diferentes enfermedades. La bullimian, la depresión, y en el caso de este capítulo, los problemas de desarrollo.

Gran actuación la realizada por Helena Bonham Carter, quien logra mostrarnos magistralmente por lo que está pasando Margarita. Pero especialmente, porque su actitud todo el capítulo es la misma que la del resto sobre lo que está pasando.

Momentos

Tras sufrir una enfermedad, y de necesitar operación, Margarita, necesitando el apoyo de su familia recibe malas noticias. Debido al cumpleaños del principe Eduardo, ya no cuenta como miembro «importante» de la familia real. Deja de ser imprescindible. Pierde parte de lo que está acostumbrada a ser.

Margarita siendo como es, entra en una espiral depresiva que lleva a sus amigos a llamar al Carlos. Es este quien la convence para ir a terapia, y es allí donde conoce que existe la posibilidad de que hay enfermedades mentales en su familia.

Dos de sus primas nacieron con deficiencias neurológicas, pero, subir su padre al trono, la familia las encerró en un hospital y las dió por muertas. No solo a ellas, sino que a todos los miembros de su familia con las mismas deficiencias.

Es cierto que este tipo de enfermedades conlleva muchos estigmas, pero a dia de hoy, con la mentalidad de siglo XXI, me cuesta imaginarme como se les puede hacer eso a unos niños. Y encima, justificar las acciones.

Son elementos como estos los que me hacen entender ligeramente la decision del principe Harry.


Capítulo 8 – 48:1

Si hay algo que se palpó desde el primer momento es la tensión existente entre Thatcher y la reina. Con mención especial a la relación «laboral» pero a la vez de «que asco me da».

Es cierto que ambas vienen de dos mundos diferentes. Pero, si hay algo que Thatcher menciona más de una vez durante la temporada es como ella está ahí porque el pueblo la ha elegido, pero la reina no.

El aperheid en Sudáfrica está en su momento más algido, y la Commonwealth quiere ponerles sanciones, especialmente económicas para intantar solucionar el problema. Pero tienen a Tatcher siendo el muro que hubiera querido construir Donald Trump.

Tatcher se niega porque para ella primero va Inglaterra y el resto del mundo le importa una mierda. (Habría que mencionar como luego ella reconoce, que su hijo es ahora empresario en dicho país. Yo no digo nada, pero lo digo todo). Pero, el otro lado del ring, tenemos a la Reina, que no solo se preocupa por Inglaterra, sino que también por la Commonwealth y todos los territorios que la componen.

Tras una escena bastante graciosa, hay que reconocerlo, Tatcher es doblegada, y las sanciones son impuestas. Pero, sobre todo, empiezan a sonar las posibles noticias de la actitud de la reina y de como no le cae bien Tatcher.

En Palacio deciden dejar sonar la flauta, en contra de la opinión del señor que lleva las relaciones públicas y la prensa, y cuando el gobierno se enfada, la reina se lava las manos, aunque las tuviera teñidas de amarillo fosforito. Cayendo con esto el muchacho que anteriormente se había opuesto.

Es brutal observar como la monarquía británica intenta manejar a la prensa, incluso cuando la jugadas les sale como el culo. Lo más fliplante al final del todo es como al final, siempre hay alguien que paga el pavo, incluso cuando estaba opuesto a la idea desde un principio.


Capítulo 9 – Avalanche

¿Nos acordamos del niño con paleta porque su mujer tuvo la atención de los medio y el no? ¿Sí? Pues aquí está de nuevo.

Cada capítulo de The Crown dura unos 50 minutos, más o menos, pero en este vemos como de esos minutos la mayoría son una crítica a Diana. No por parte de la serie, por parte de su «familia».

Momentos

Primero su marido porque se lleva SU atención. Pero después, porque hace lo mismo que su marido. Exactamente lo mismo. Tiene amantes.

El problemas es que cómo se va a dignar ella a tener un amante ahora, cuando su marido le lleva poniendo los cuernos desde el minuto 1. Y no es solo que le ponga los cuernos, es que todo el mundo lo sabe, y todos hacen la vista gorda.

El problema es ella.

Podría dedicarle un post entero a la toxicidad de esa familia. A la obsesion de Carlos con Camilla, muchacho, si realmente estuviera descontenta con su matrimonio, probablemente lo hubiera dejado. No obstante, lo más preocupante es la obsesión con «la imagen de la corona siempre debe ser perfecta»


Capítulo 10 – War

Carlos está dispuesto a terminar con su matrimonio, y el conocer que Diana vuelve a estar con su amante lo ha terminado de reventar. Y como buena persona que es, decide que es maravilloso jugar con su depresión y hacer creer a todo el mundo que es incapaz de realizar labores para la corona sola.

Marido del año, ¿a que sí?

Momentos

Pero Diana le demuestra a todo el mundo lo contrario, y triunfa en su viaje por Nueva York. Y sin quererlo, termina de reventar las posibilidades que tuviera Carlos de fugarse con Camilla.

Carlitos se cabrea, se la lia gorda, la culpa del fin del mundo. Y se queda tan agusto. Porque para él, toda la culpa la tiene ella, y no la familia y la mentalidad toxica que tiene.

Este capitulo me hace creer es esos dichos de que el Principe Felipe era la única persona que le tenía simpatia a Diana, pero al final no deja de recordarle que comete en un error. Que en vez de pensar en la corona, piensa en ella.

Otro artículo podría salir de aquí criticando todo lo sucedido, la verdad. No digo que ella fuera una santa, pero tampoco se merece una persona ser tratada así.


¿Qué os ha parecido esta nueva temporada? Estos solo son algunos de los momentos que he creido que se podían mencionar porque la serie tiene para 20 artículos.

Decidnos que opináis, y si queréis seguir leyendo, no dudéis en conocer curiosidades sobre «Lovecraft Country«

The following two tabs change content below.

Steph

Las series, como el café, son la base principal de mi existencia. Bueno, y Chris Evans, no podemos negar eso... Y las Gilmore...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The Crown: Momentos de la 4ª temporada.

de Steph Tiempo de lectura: 9 min
0