The 100: 4×07 – Gimme Shelter; 4×08 – God Complex; 4×09 DNR

Dicen que más vale tarde que nunca… ¿no? Pues aquí os traigo la triple review de The 100 que os debía. Será un poco diferente a lo usual (me parece absurdo hacer un repaso capítulo a capítulo ya que alguno es de hace un mes o más así que lo haré por tramas, ¿vale?

Empezamos con Octavia. Recordemos, huyó de Arkadia tras casi acabar con la vida de Ilian y venirse abajo recordando a Lincoln. La menor de los Blake desde luego que tiene una crisis de personalidad profunda que le ha llevado a actuar como lo hizo su peor enemigo.

De camino a ningún sitio a lomos de Helios, se encuentra a Ilian en medio del bosque. Un par de desencuentros y paaaaaaam, blackrain. Ambos se refugian en una cueva y tienen la suerte de encontrar agua en su interior y así poder desprenderse de los restos de ácido. Aceptamos barco.

Todas las escenas de estos dos juntos rezuman una tensión sexual contenida que no tardará en salir a la luz y ponerse a retozar como conejos en celo. Pero es que Octavia a su vez le detesta. Y no por haber hecho estallar el Arca, no. Sino porque este muchacho le recuerda a su lado más oscuro, Skairipa. Todo lo que ha vivido durante las últimas temporadas ha llevado a Octavia a convertirse en una asesina sin escrúpulos y a cometer bastantes estupideces durante este tiempo. Ha llegado la hora de desprenderse de su Dark Passenger.

Así, emprende un camino hacia la granja de Ilian a buscarse a sí misma mientras disfruta de la compañía de su nuevo aliado. Pero Octavia ya no es la chica traviesa sin más que conocimos hace 4 temporadas, no. Ha evolucionado en toda una guerrera y su auténtico yo vuelve a llamar a su puerta más rápido (demasiado, en mi opinión) que tarde. Me hubiese gustado ver más de esa Octavia decidida a dejar su lado oscuro y verla en modo paz y amor. Pero la temporada avanza y no hay tiempo de jugar con algo que sabemos cómo acabará. Y es que en cuanto tiene la oportunidad, vuelve a hacer de las suyas.

“This is who I am”

Una vez aceptado su destino, Octavia coge a Helios y vuelve con los suyos: son tiempos de guerra y Skairipa no puede faltar a su llamada.

Vamos a la isla del Dr. Moreau de la Dra. Griffin. Debido a la imposibilidad de sintetizar nightblood, Abby extrae sangre a Luna y decide ir haciendo pruebas para comprobar cómo reacciona el cuerpo humano a este tipo de sangre. Pero para ello necesitamos un conejillo de indias. Emori, que ha sido la última en llegar, ya se ve dentro de esa incubadora siendo pinchada aquí y allá. Y no está dispuesta a pasar por eso bajo ningún concepto.

Paro un momento para hablar de Luna. La que parecía la gran salvadora ha quedado en la más absoluta nada como personaje. Está bien ese toque hippie que le han querido dar pero si eso la va a pasar absolutamente a un segundo plano, pues mira, me parece que han jugado muy mal esa baza. Lo que sí me gusta es el debate que abre respecto a la investigación en humanos. Estamos de acuerdo en que la situación post-apocalíptica de la serie hace que se tomen decisiones que uno no tomaría en condiciones normales… ¿o sí? Que cada uno haga su propia reflexión.

Sigo con Emori. O villa cangrejo, como me gusta llamar a la pedazo de casa okupada por ésta y Murphy. Un ser no deseado se cuela en busca de comida y en él Emori ve su salida de emergencia. No es lista ni nada la tía. Entrenada desde pequeña en el arte de la manipulación y el engaño, Emori consigue hacer creer que el intruso es uno de los que la tuvo retenida en su pasado y claro, todos se vuelcan en apoyarla en contra del ladrón. Pase que Clarke caiga en la trampa, pero esperaba que Murphy sí hubiese comprendido toda la situación desde un inicio, pero parece ser que no fue así. Será el amor.

Total, que el experimento no funciona y el pobre diablo muere a base de una buena dosis de radiación. Pero Abby no está dispuesta a rendirse y vuelve a requerir de los servicios de un conejillo de indias. Mientras tanto, Clarke pilla la mentira de Emori y ésta es encarcelada junto a Murphy a la espera de la decisión grupal sobre si usarla a ella o no.

“Welcome to Mount Weather” dice Raven. Pues sí, está acertada mi niña.

Finalmente y cuando parecía haber llegado a un consenso, Clarke se inyecta a sí misma la sangre de Luna.

Cada vez que en esta serie se arregla una situación, aparece alguien y lo jode todo (creo, de hecho, que abusan de este recurso para crear tramas nuevas… hay diferentes maneras de hacerlo, no solo volviendo locolcoño a un personaje, pero bueno). En este caso, y antes las ensoñaciones que tuvo Abby sobre Clarke en su momento, la madre coraje se carga la máquina para que su niña no tenga que pasar por el test de radiación. Eso es hacer trampas, querida.

O sea, entiendo perfectamente que no esté dispuesta a experimentar con su hija pero leñe, ¡no te cargues la maquinita, mujer! Sácale más sangre a Luna que total, más insípida no puede ser y nadie la echará de menos, y prueba con otros. En fin, que ya no hay manera de probar si la sangre sirve o no ante la radiación. Vuelta a la casilla de salida.

O no, ya que ahora tenemos una natblida dispuesta a ser comandante; una fleimkepa que sabemos que no ha destruido La Llama y un refugio con capacidad para 1200 personas.

Acabo la trama isleña con miRaven. ¡Ay que me la mataaaaaaaaaaaaan!

Vamos por partes. Vemos como los ataques que sufre son cada vez peores. Parece ser que el derrame de LA SALVADORA es irreversible y no está dispuesta a ver como su cerebro se va apagando poco a poco. Por ello planea viajar al espacio para morir allí.

“Tell them I’m gonna float myself”. Así se despide de Murphy, el que podríamos decir que ha sido su quebradero de cabeza desde hace un par de temporadas.

Así dejamos a la mecánica de charla consigo misma, representada por Becca (siempre es un placer volver a ver a Erika Carrera).

Yo no estoy preparado para despedirme de Raven. Ha sido mi personaje favorito desde que la vi descendiendo en aquella cápsula. Siempre ha estado al pie del cañón, siendo la parte menos visible de cualquier plan pero a su vez la más resolutiva. Es la cabeza pensante de la serie y no estoy dispuesto a ver cómo la sustituye cualquiera de sus compañeros en futuras temporadas. No. Tiene que ser ella. Que la salven joder, Becca, haz algo.

Eso sí, le están dando una despedida como Dios manda. Cocinada a fuego lento, dándole espacio al personaje para que asuma su muerte y no dejando su destino al infortunio (ejem Lexa, ejem).

Turno de Jaha y cía. El ex líder de la city of light no está dispuesto a darse por vencido y vuelve a la carga en busca del refugio perdido. Consigue llegar hasta Gaia, la hija de Indra, a la cual es un placer volver a ver. Además de fleimkepa, resulta ser toda una erudita en historia y conoce exactamente la localización del búnker.

“Frome the ashes we will rise”. Lo hemos oído mil veces. Es el despido que hacen los grounders a sus muertos. Pues bien, se va a hacer más tangible que nunca gracias al uso literal del dicho para conseguir la llave que les llevará a la salvación (olé miMonty, sucesor de miRaven).

Pero el problema viene cuando Kane pacta compartir el refugio con Trikru. Upssssssssss, recordemos que Clarke hizo el mismo pacto con Azgeda, enemigo acérrimo de Indra y su gente. Trouble.

Clarke decide juntar a Indra y Roan para llegar a un acuerdo que satisfaga todas las partes pero resulta imposible llegar a cualquier tipo de entendimiento. Con este plan y los escasos días que quedan para Praimfaya, Clarke no tiene más remedio que solicitar a Gaia la ascensión a commander. Con 2 cojones.

Pero no va ser hoy el día en el que los planes le salgan bien a Wanheda. Roan no está dispuesto a evitar la guerra y hace lo posible para boicotear a Clarke. Tanto que incluso trae a Abby para evitar la ascensión. Y lo consigue: la madrísima vuelve a cagarla una vez más y consigue parar la sesión. Muy mal Abby, muy mal. ¿Abby no tenía un problema también en el cerebro? A ver si se muere ella en lugar de mi Raven, ¿no? Estaría bien.

Total, que el uno por el otro y la casa sin barrer. Así como quien no quiere la cosa se decantan todos por organizar The Grounder Games: 1 guerrero por clan y solo puede quedar 1 en pie. La que se va a liar es pequeña.

Y ya para acabar, vamos con Bellamy. El hermanísimo ha sido el que mejor evolución ha tenido esta temporada. Se ha redimido de todos su pecados por fin y ha conseguido resurgir como el Bellamy que nos gusta a todos. Desde luego que lo suyo le ha costado, porque vaya tela hijo menudas cagadas has metido.

En fin, en su descenso a los infiernos, ha encontrado un fiel compañero de aventuras: Jasper. El amigo no ha vuelto de la ciudad de la luz. Almenos su cerebro sigue ahí, si es que ha tenido en algún momento. No da pie con bola, se ha rendido antes de empezar a luchar y está arrastrando a muchos de sus compalerdos (Harper, Monty…). En serio, la idea ésta de vivir la fin del mundo bailando en lugar de buscar refugio se escapa de mi entendimiento. ¡Lucha ostia pedazo de mierda seca!

PD: (posibles spoilers) Parece ser que nos vamos a quedar sin bastantes personajes importantes en esta recta final de temporada. Y si habéis visto la promo del siguiente… Octavia, Ilian, Luna, Indra, Roan… Parece ser que la cosa se pone seria…

(Visited 147 times, 1 visits today)

Autor entrada: nooigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *