Temporada de verano

Dejamos atrás la playa, los bañitos con los amigos y las escapadas para volver a la dichosa realidad.

Muy buenas a todos mis Seriéfil@s en esta vuelta al cole, trabajo o infierno personal que toque en el momento. Damos carpetazo a un verano más en el que habremos tenido más o menos tiempo para ver series, hacer revisionados o abandonar unas cuantas sin miramientos.

Hoy vengo con mi temporada de verano personal, aquellos productos que he visto en estos meses. Algunos me han gustado, otros no y otros simplemente los dejo de lado por falta de tiempo. Así que vamos a ver en qué he invertido mi tiempo durante estas semanas de calor insufrible.

Star Wars: The Bad Batch

Voy a dar la turra con SW una vez más y pido perdón por ello de antemano.

Una serie de animación por la que no apostaba mucho debido a su grupo protagonista pero que, conforme avanzaba la temporada, me iban ganando.

Es interesante ver qué ocurre por la galaxia con el Imperio recién instaurado, cosa que solo vemos en algunos cómics, y cómo de rápida es la respuesta para hacerle frente al nuevo régimen. Tenemos personajes nuevos pero también conocidos de otros productos y con un final que relaciona la propia series con The Mandalorian, Rebels y el episodio IX, por lo que atentos a futuros grandes proyectos que unan todo esto en uno solo.

Loki

No dejamos Disney+ y saltamos a una de las series de Marvel estrenada hace tres meses: Loki.

¿Me la he visto entera? Sí.

¿Me ha gustado? No.

Se me ha hecho bastante regulera no solo por la trama del Ministerio del Tiempo de Hacendado, sino también por el personaje principal.

Nunca me ha gustado Loki y me lo tuve que tragar en 6 productos anteriores a este si no me fallan las cuentas. Para colmo le dan una serie con peso en el futuro del UCM en general, cuyas consecuencias en el episodio final repercutirán en gran medida en el futuro cercano y no tan lejano.

No os preocupéis, cuando esté la segunda temporada la veré también. «No lo olvidé, usted está aquí para siempre» como dice el Señor Burns.

Kevin Can F*** Himself

Una de las mejores series de las que van este año sin duda es la protagonizada por la ganadora de un Emmy, Annie Murphy.

Esta serie de AMC nos cuenta la vida de Alison, una mujer asqueada de su insensible y egocéntrico marido que ya no soporta ni un segundo más.

La serie destaca por alternar el género de sitcom y el drama como tal en función de los personajes que aparezcan en pantalla. Siempre que Kevin el marido entre en escena todo se llena de color y risas enlatadas. En el momento que se marcha, el mundo de Alison se oscurece, los colores se apagan y todo se vuelve más frío.

Con tan solo 8 episodios y una segunda temporada a la vista Kevin Can F*** Himself se ha convertido en una de mis series obligatorias por seu manejo de géneros, evolución de personajes, tramas y momentos de comedia negra.

American Horror Stories

La serie spin off de American Horror Story centrada en capítulos autotonclusivos relacionados con temporadas de la serie madre se me hizo bola. Solo viendo los dos primeros episodios decidí dejarla de lado e invertir ese tiempo en algo más productivo o en ver otros productos.

Como dije no hace mucho, el universo de Ryan Murphy se me está haciendo pesado y creo que sacar nuevas temporadas y nuevas series es más un error que un acierto. Todo en su conjunto debería descansar, darle un tiempo que recobre la frescura o darle carpetazo definitivamente. Pero seguir sacando historias a mí personalmente me tira un poco para atrás.

Quizá vuelva para ver los capítulos restantes pero de momento American Crime Stories se queda en el cajón de los olvidados.

Resident Evil: Infinite Darkness

Este verano Netflix sacó una serie ambientada en el mundo de los videojuegos de Resident Evil.

Este producto de animación de CGI cuenta lo de siempre: un nuevo caso de bioarma amenaza con propagarse y acabar con el mundo entero. Tenemos a dos míticos personajes de la saga, Leon S. Kennedy y Claire Redfield, indagando en el origen y solución de este inminente peligro.

Tampoco es que sea una buena serie y a menos que seas conocedor de la saga de Capcom no la recomendaría. Animación pasable, acción aprobado raspado y trama no muy allá. Menos mal que está acabada ya, eso sí.


Hasta aquí mi temporada de verano 2K21. No he visto gran cosa por falta de tiempo y he preferido no cebarme innecesariamente. Sí quiero destacar series que empecé la semana pasada como son Escenas de un matrimonio y Primal.

La primera, protagonizada por Oscar Isaac y Jessica Chastain, es una adaptación que cuenta la historia de este matrimonio y cómo van a ir cayendo poco a poco en la desdicha, el engaño, la pasivoagresividad y el echarse mierda el uno al otro porque están hasta los mismísimos.

Primal también es de un dúo pero no quieren matarse mutuamente; bueno, al principio sí. Se trata de una serie de animación de Genndy Tartakovsky (The Clone Wars, 2003) centrada en un hombre de las cavernas y una tiranosaurio que luchan por sobrevivir a la extinción y peligrosos animales que acechan entre la vegetación. Todo sin una línea de diálogo.

Estas han sido mis series del verano.

¿Y las tuyas?

Recuerda que ahora puedes encontrar merchandising de tus series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Temporada de verano

de Rubén Tiempo de lectura: 4 min