Supernatural Golden Time

Supernatural: Golden Time

Una semana más vuelve Supernatural con Golden Time, el sexto capítulo de la temporada. Un capítulo que vuelve a traer viejas caras conocidas mientras siguen las idas y venidas de los Winchester.

Tal y como estábamos viendo las cosas esta temporada, no nos podíamos imaginar del todo como podía acabar el capítulo. Pero sí, ha vuelto (de forma definitiva) un antiguo aliado de los Winchester: Eileen. Uno de esos personajes que habían muerto casi de forma innecesaria. Y con el que nos habían robado muchos momentos.

UN INFIERNO CON OVERBOOKING

Eileen es otra de los amigos de los Winchester que realmente acabó en el infierno. Muerta a mano de los sabuesos del infierno al final de la temporada 12, tanto Sam y Dean como los espectadores pensábamos que Eileen estaría en el cielo. Sin embargo hemos vuelto a comprobar, como pasó con Kevin, que acabó en el infierno. Puede que simplemente sea un re-arreglo de la trama para tener chicha en esta última, pero podríamos simplemente confirmar la teoría de que Chuck ha mandado a más de los que pensamos al infierno. Cosa que es un problema, porque alma que pasa por el infierno, alma que no puede ir al cielo.

Hablemos también de que, si Eileen consiguió escapar de Harlam antes de que Belphegor pusiera en marcha la cúpula, también lo pudieron hacer otras almas. Para bien (si se tratan de viejos amigos) o para mal (si se trata de espíritus malvados). Tratemos de ser positivos y pensemos que aún nos quedan rostros conocidos que ver. Por ejemplo Adam.

DEAN EN ESTADO SERIÉFILO

A parte de volver a ver Dean con la bata de andar por casa, UN PIJAMA DE PERRITOS CALIENTES (que puede o no que ya esté buscando por internet) y haciendo maratón de Scooby-Doo, Dean ya no da un duro por nada. Conformista y resignado. ¿Que las cosas vienen así? Pues nosotros no podemos cambiarlas. Vamos, lo contrario a como suele ser. Y lo que le pasa, como él mismo dice al final, es que ya no sabe qué esta guionizado por Chuck y qué no. Ni siquiera nosotros lo tenemos claro ya.

Walk walk fashion baby.

Dean y Sam llevan toda la temporada jugando al pin-pon siendo uno el rendido y al siguiente momento el positivo. Y la mejor manera de devolverlos al juego es darles pequeñas grandes victorias. Como la de Sam en este capítulo. Tranquilos, tiene pinta que en el próximo capítulo Dean hará por volver a su salsa. Nada puede salir mal con Dean tratando de volver a ser Dean.

LAS MUJERES DE LA VIDA DE SAM

El capítulo de hoy ha estado protagonizado por dos de las más importantes de estas mujeres. Rowena y Eileen. Sam ha pasado del duelo de perder a la bruja por la alegría de tener de vuelta a su vieja más que amiga. Su relación con Rowena y todo lo que ha aprendido este tiempo con ella, le ha servido de gran ayuda para superar los conflictos del día y para recuperar a Eileen. Sam ha aprendido más brujería de lo que parece.

Sam ha conseguido completar un hechizo a medio crear. Un hechizo cuya primera finalidad fue traer de vuelta a Mary Winchester pero que jamás se usó. Estamos hablando que Rowena no terminó de crear un hechizo que Sam ha completado en unas horas. Ojito el Sam. Tal vez están desaprovechando cualidades del personaje por ahí.

Campaña: no matar a la novia de Sam 2020

El caso, Sam ha tenido su pequeña gran victoria en este capítulo. La muerte de Rowena, o más el hecho de que fuera él mismo el que la matara, había calado muy hondo. La relación del cazador y la bruja era singular. Habían aprendido a agradarse el uno al otro. Incluso a quererse. Y aunque siempre supieron cual sería el final de esa amistad, no deja de doler igual para Sam. Eileen puede ser esa victoria que lo saque del bache emocional y le de un nuevo empujón para continuar. Un empujón que con la inercia traiga de vuelta al Dean de siempre. Esto lo hemos visto cuando en algunos de los peores momentos del mayor de los Winchester, le devolvieron a Mary o Cas. Los Winchester trabajan bien solos, pero trabajan aún mejor cuando tienen a los suyos al rededor.

CAS HA VUELTO, POR FIN

Por fin hemos vuelto a ver a Castiel. El ángel, que ahora va por libre, simplemente está haciendo lo que ha aprendido. Cas es ya más un cazador que un ángel. Desde hace tiempo. Y ahora que está solo, eso no va a cambiar. Así es como Cas está llevando su duelo por la pérdida de su amistad con los hermanos. Al fin y al cabo está solo. No Jack, no Chuck, no Winchester. Solo puede continuar y hacer lo que sabe y da satisfacción: ayudar.

Sassy Cas in da house.

El ángel es otro que no lo lleva muy bien. Dejando claro que su cara de enfado y la escasez de palabra en su intercambio con Dean nos ha dado la vida, su verdadera frustración se ve en la forma tan violenta en la que ha matado el Djinn. No estamos acostumbrados a ver un Cas así desde hace tiempo. El mismo tiempo que hemos pedido que recupere el poder que tuvo en un principio. Sin embargo, el ángel sigue perdiendo sus poderes. Le ha costado la misma vida curar al chico y solo parece ir a peor. ¿Acabará esto en un Cas humano o peor… muerto? Por favor diosito Chuck, que sea en humano.

Kudos al discurso de Cas antes de matar al Djinn. El discurso contra los hombres que se aprovechan de sus puestos de poder para hacer lo que le da la gana, con quién les da la gana. Me ha recordado tanto a la lucha que tiene Misha Collins contra el propio Trump entre otros.

TU CARA ME SUENA

Una vez más, Supernatural ha tirado de actrices que ya habíamos visto en la serie. Es el caso de las brujas. Emily, la bruja más joven, interpretada por Jodelle Ferland, ya apareció en la primera temporada de la serie interpretando a Melanie Merchant. Por otro lado, la matriarca de estas brujas es interpretada por Keegan Connor Tracy, a la cual ya hemos visto hasta en dos ocasiones antes en Supernatural. En la temporada 2 como Karen Giles y en la temporada 4 como Sera Siege.

No tendremos nuevo capítulo de Supernatural en The CW hasta el próximo 5 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: