Supernatural: Destiny’s Child

Supernatural estrena Destiny’s Child, capítulo 13 que nos lanza de nuevo a un parón indefinido provocado por la crisis de coronavirus. La serie, como prácticamente la totalidad de las series de USA, ha parado su producción hasta nuevo aviso. Aunque tienen rodado hasta el capítulo 18 (la temporada debería de tener 20) paran su emisión debido a que departamentos como efectos visuales, edición, etc. están parados sin haber podido terminar la postproducción de esos capítulos.

15X12 GALAXY BRAIN

Antes de hablar del capítulo de esta semana, haremos un repaso por el 15×12 – Destiny’s Child, el capítulo pasado donde por fin tuvimos de vuelta a Jack. Tenemos que hacer mención especial al comienzo con Chuck, donde habla de todos sus planes. Planes que se vuelven muy meta con la realidad de la propia serie. A parte de eso, el capítulo se podría resumir en «¿cómo traemos de vuelta a Jody (oh como te hemos echado de menos) y justificamos que a Billie se le caliente la moral?». Que por cierto, Billie, deja de apuntar con la guadaña para Cas que me enfado.

Lo importante es saber la información que da Billie al final del capítulo. En la biblioteca de la Muerte, todos tienen un libro. Incluido Dios. De hecho se atreven a lanzarnos un flashback de una conversación de Dean con el personaje de la Muerte original donde este dice que algún día matará a Dios. ¿Tanto tiempo lleva esto planeado? Es curioso porque todo este tiempo hemos pensado que todo o casi todo en la existencia, había sido creado por Chuck. Sin embargo, estos libros se escriben solos. Según explica Billie, para que siguiera la armonía y el funcionamiento de la tierra mientras Chuck no estuviera, este se tuvo que incluir en la «infraestructura». Así que Dios no sabe lo que pone en su libro de la muerte. Un libro donde aparecen Jack y donde aparecen los Winchester, los mensajeros de la destrucción de Dios.

15×13 DESTINY’S CHILD

Aquí sí que sí, estamos ante uno de los mejores capítulos, al menos de esta temporada. Ha tenido de todo: parte de chorrisodio, vuelta de personajes queridos, acción, traición, tensión… Y todo con una sola finalidad. Hasta ahora Jack había comenzado a seguir «unos pasos» marcados por Billie para poder convertirse en quien mate a Chuck. El primero fue «coger fuerzas» cuando volvió comiendo corazones. Antes de eso había estado oculto en el vacío (The Empty) hasta que Chuck se fue del planeta. El siguiente paso requiere algo más espiritual, según las palabras de Billie.

Jack tiene que encontrar el (The) Occultum. Nadie deja claro qué es o en qué consiste. Pero nos regala las maravillosas vueltas de Jo y Ruby. ¿Quién iba a pensar que estos dos personajes se conocían de antes? Obviamente nadie porque se lo han sacado de la manga, pero eh, suspensión de la incredulidad. En realidad estábamos muriendo de ganas de ver a ambos personajes juntos desde que se supo que Genevieve (Ruby y esposa de Jared) había vuelto a grabar esta temporada. Sin embargo la complejidad de los personajes y el hecho de que Ruby estuviera muerta, ha complicado la faena.

EL INFIERNO, EL VACÍO Y EL EDÉN

Jo aka Anael ya había aparecido en más de una ocasión. Con mejores o peores resultados (la última vez que apareció estuvo ayudando a Cas, pero no podemos olvidar que en su momento también fue mano derecha de Lucifer). En esta ocasión, además de tirar balones fuera y acusar a Ruby del destino del Occultum, Jo da un paso más para deshacerse de los Winchester. Por suerte, mientras Sam y Dean se piran al infierno sin más explicaciones, Cas decide confirmar la versión de Jo por su cuenta. ¿Que la única opción para hacerlo es ir al vacío a hablar con Ruby? ¡Pues allá que vamos! (Si es que demasiado poco le pasa a este ángel…).

Si no fuera por la temeridad de Cas, jamás hubiéramos vuelto a ver a Meg. O al menos su cara. La entidad que lleva el cotarro en el vacío decide tomar la apariencia de la demonio para recibir a Castiel. El pobre en un principio se hace casi tantas ilusiones como nosotros al pensar de que se trata de Meg de verdad. Pero aunque el vacío es un poco reticente con Cas, le permite hablar con Ruby ya que todo forma parte del plan de Billie, la cual es una aliada para esta entidad.

Reinas del martes santo.

Ahora llega lo «sospechoso». Ruby está dispuesta a darle la localización del Occultum a Cas a cambio de que la pueda sacar. Según ella Cas tiene conexión con el vacío y es capaz de hacerlo pero, ¿cómo?. Y menos sabiendo el trato que Cas hizo hace un tiempo para salvar a Jack. De hecho el vacío le recuerda dicho plan y profundiza diciéndole que en el plan propuesto por Billie, él no aparece en ningún lado. Y puede que no le falte razón, porque al final del capítulo anterior Billie habla de Jack y se refiere a los Winchester como los mensajeros de la destrucción de Dios pero… ¿y el ángel?.

Lo que ninguno esperábamos es que el dichoso Occultum se tratara nada más y nada menos que el mismísimo Edén. El famoso jardín donde estuvieron Adán y Eva y el cual le hará recordar a Jack quién es realmente. Porque todo este viaje durante el capítulo, todas las idas y venidas, Jo, Ruby, el infierno, el vacío… todo han sidos los medios para hacer que Jack recuperara su alma.

Y que está muy bien recuperar al Jack de antaño, lo que no encuentro sentido es al hecho de, ¿para que quiere Billie a Jack con alma? Es decir, seria más útil un Jack que entiende las emociones pero no las siente, ¿no? Por eso de que se tiene que cargar a su abuelo y demás. Mejor una máquina que no siente. Se viene la redención del personaje, que ahora lo que más quiere y necesita es el perdón de los Winchester por haber matado a Mary.

¿Sam y Dean versión «fashion victim»?

Uno de los motivos de por qué ha sido el capítulo tan redondo, es porque ha podido descargar tensión en estas versiones de Sam y Dean de otro mundo. Al estar Chuck destruyendo todos los demás mundos, esta versión de los Winchester han conseguido escapar en el último momento. Y eso es lo único que tienen en común con los originales. Eso y que también son cazadores. Por lo demás no pueden ser más diferentes. Desde el ridículo coche que conducen, sus ropas y peinados, su forma de vida… Y lo mejor de todo es que llega un momento en el que acaban envidiando la vida de los Winchester originales, cuando probablemente debería haber sido al revés.

No olvidemos que esos dos se han quedado en este mundo, en el mundo original. Se han ido por la puerta del búnker, no por la grieta… ¿los volveremos a ver?

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 377ea8dacabe673387e854dfe8c4adca74aaf22d.gif

Como hemos dicho antes, Supernatural actualmente no tiene fecha de vuelta de este nuevo parón. Aún ni siquiera se sabe cuando se van a rodar los dos capítulos restantes de la serie y si todos los demás se emitirán de forma normal o seguirán surgiendo cambios. Esperemos que esta crisis se «solucione» pronto, no solo por la serie sino por el bienestar y salud de todo el mundo. Y recordad, para conseguirlo: #YoMeQuedoEnCasa y los Winchester, también.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: