Supergirl 3×14: “Schott Through the Heart” (y lo que nos hemos perdido)

¡Hola kryptonianos! Qué bueno volver a mi terreno seriéfilos. Cómo lo echaba de menos. Tenía tan abandonadita a Supergirl que ya se me habían olvidado LOS AGUJERACOS DE GUIÓN y las INCONGRUENCIAS que tenía esta serie. ¿Creíais que iba a venir llena de feels a tiraros arcoíris y maripositas? ¿Después de tanto tiempo? ¡JA!

Bueno a ver, seamos justos. Traigo feels. Por supuesto que traigo feels entre tanta bilis. Pero era muy complicado no hacerlo  en una serie como esta. Lo último que supisteis de Supergirl por nuestra parte fue el megacrossover. Esto me lleva a hablar de lo que quizás para mí haya sido el mazazo más duro de esta temporada. Así que bienvenidos a terapia a todos aquellos que aún sigan sufriendo por Sanvers.

Sanvers: Maggie sale y Alex queda destrozada

 

Tal cual nos lo dieron nos lo quitaron. Seamos sinceros, Sanvers ha sido a la vez de lo mejor y de lo peor que nos ha dado Supergirl. Odio tanto a Andrew Kriesberg por lo que ha hecho con esta preciosa pareja. Por cómo las ha separado y por cómo ha llevado a cabo la transición. No voy a negar que a pesar de todo me ha gustado lo que significó Sara para Alex en el crossover, pero esto fue gracias a Caity y Chyler nada más. A pesar de todo, el apoyo de Sara hacia Alex fue para ésta la revelación de que hay luz al final del túnel. No me malinterpretéis. Ese túnel es largo y muy profundo. Pero al menos Sara con sus palabras le ayudó a ver que esa salida existe.

Esto va a ser muy duro de aceptar, pero es que por muy difícil que sea, debemos saber que Maggie seguramente no va a volver. Floriana Lima va a pasarse a Netflix con The Punisher y eso se sabe. ¿Así que qué nos queda? Pues esperar a ver qué ocurre con Alex aquí. Y la verdad es dura, porque lo está pasando peor que nosotros. Hemos visto en estos capítulos cómo su refugio para no pensar en ello pasa por varios estadios.

La hemos visto acogida por su propia familia con Kara y su madre, por J’onn y por su padre… Pero su mayor refugio no ha sido ese sino Ruby. La hija de Sam ha hecho las veces de parche para la herida que provocó la ruptura de Sanvers. Las ausencias de ésta cuando es poseída por Reign, ha conllevado que vea en Ruby a la hija que quiere tener en un futuro, pero ahora.

Esto va a ser peliagudo, porque sabemos que Alex sigue pensando en Maggie. Prueba de ello es la canción que elige cantar en el karaoke en el último episodio, “I drove all night”. Y su refugio en Ruby, si bien la distrae de todo, puede volverse en su contra. Ya veremos cómo evoluciona la historia, pero está claro que con Sam en L Corp 24/7 imaginamos que Alex seguirá ofreciéndose de canguro.

Sam y Lena: dos personajes que han venido para quedarse

Lo primero de todo que quiero decir es que ODIO que Lena y James estén juntos. No me gusta. No me pegan. En AB-SO-LU-TO. Ojalá James se quede sólo para siempre (sin ofender, que lo que quiero es que vivan felices pero cada uno a su rollo). Ya está, ya lo he dicho, ya puedo seguir con mi vida tranquila (más o menos).

Una de las (pocas) cosas buenas que sí ha hecho esta temporada ha sido introducir más personajes femeninos regulares. Sigo diciendo que me da pavor cómo va a acabar Sam con todo el lío de Reign. Al igual que Lena a la que la herencia familiar y la recurrente influencia de su madre no hace más que augurar que la locura de los Luthor puede estallar en ella en cualquier momento. Sin embargo, creo que con estas dos geniales incorporaciones vamos a llevarnos una de cal y otra de arena al final de la temporada.

Mientras tanto, podremos verlas dándose apoyo mutuo. Siendo dos mujeres fuertes. Dos personas que han roto el techo de cristal. Que se apoyan y que se ayudan. Tanto a ellas como a Alex y Kara y viceversa. Women supporting women en definitiva, y eso siempre es bien. Todas las escenas que nos den sobre esto serán bien recibidas y acogidas. Que claro, para una serie que tenemos con más presencia femenina que masculina, esto como que se debe notar.

Kara más centrada en Supergirl para evitar pensar en otras cosas

Eso sí, sobre esto tengo que pegarle un tironcillo de orejas a los guionistas, porque el “women supporting women” lo hemos visto al principio de la temporada en muchas y diferentes ocasiones, pero en los últimos capítulos, y especialmente desde el crossover, como que esto ha ido desapareciendo. Juro que no tengo nada en contra de Winn y J’onn, Mon-El o Brainy/Cerebrín (por James sí pero ya sabéis que es que me da mucha pereza). Pero la serie se llama Supergirl, por Dios. Eso significa que la serie tiene que ir de ella aunque sea un poquito. Sin embargo, en los últimos cuatro o cinco capítulos la acción ha consistido en ver cómo Supergirl se enfrenta al baddie of the week rodeada por todos los hombres de la serie. No esta Alex, tampoco Imra, y si me apuras la única presencia femenina es la de Reign.

El único capítulo que se saltó esto fue el 3×11, el de Fort Rozz. En un glorioso suicide squad femenino, Kara pide ayuda a Livewire, Psi e Imra para ir a averiguar más información sobre Reign, Pestilence y Purity. Aquí quiero hacer un pequeño homenaje a Leslie, que pereció en la batalla. Un capítulo emotivo y lleno de momentos muy interesantes a pesar de que se sacaran de la manga la conveniente nueva localización de Fort Rozz.

Aparte de esto, Kara ha tenido que lidiar con la vuelta de Mon-El. Bueno, no sólo la suya. Porque como se suele decir, “yo soy yo y mis circunstancias”, y está claro que Mon-El llega con unas cuantas. No solo viene del futuro, acompañado de Brainiac y como miembro de la Legión. También viene casado, y no con cualquiera. Imra parece una diosa esculpida en suave mármol, y eso no ayuda mucho a superar los sentimientos que Kara tiene por Mon-El. Encima, y por hacer las cosas un poco más fáciles, la chica resulta ser un absoluto amor de persona y encima fan de póster de Supergirl.

Eso sitúa a Kara en la nada cómoda situación de no poder odiarla porque la chica es que no hace nada mal y encima es súper supportive. Y cómo pica estar en la situación de no poder odiar a alguien que te encantaría hacerlo. Mientras tanto, Mon-El se debate entre su amor por Imra o los sentimientos que está redescubriendo por Kara.

El resto del Squad

Dado que me niego en rotundo a hablar de James, porque para qué, sólo quedarían Winn, J’onn y su padre. Más asentados que nunca, esta semana hemos visto que ambos marcianos se enfrentan al tiempo. M’yrnn está desarrollando la variante del alzheimer que tienen los marcianos. Poco a poco se va a olvidar de todo hasta lo irreversible. Un golpe duro para J’onn después de haber recuperado a su padre. Tristemente, y más tarde o más temprano, tendrá que enfrentarse de nuevo a su pérdida.

Por su parte, Winn ha seguido muy en su línea hasta precisamente este último capítulo. Su padre, Winslow Schott Senior, fallece. Sin embargo, el también conocido como Juguetero no se iba a ir sin un último espectáculo. Un cúmulo de atentados con juguetes acosan no sólo el DEO sino a Winn y a su propia madre, que reaparece con la intención de reconciliarse con su hijo después de verse forzada a abandonarle por las amenazas de Schott Senior.

Como dato curioso, me hizo gracia que la actriz encargada de darle vida fuera la misma que hace de la madre de Sheldon Cooper en The Big Bang Theory. Además, paradójicamente ambos personajes se llaman Mary. A pesar de todo, y tras descubrirse que era una admiradora del Juguetero la que estaba detrás de los ataques, Winn encuentra alivio al darse cuenta de que nunca se pareció a su padre, sino que siempre fue como su madre.

La semana que viene más…

¿Qué os ha parecido el capítulo? Tenía muchas ganas de contar mis impresiones sobre el nuevo capítulo y los anteriores. Si bien seguro que me he dejado muchas cosas en el tintero, lo cierto y verdad es que me gustaría darles una colleja a los de la CW por semejante ajuste de calendario de series. Cortar la emisión de Supergirl en enero y alternarla con Legends por el estreno de Black Lighting me cabreó muchísimo. Sólo les ha salvado la pedazo de temporada que se han marcado con LoT y por hacernos sentir blessed con Avalance.

¿Os gustaría un post analizando los momentos Avalance más preciosos de la temporada? ¡Hacédnoslo saber y nos pondremos manos a la obra!

Una semana más, National City esta a salvo gracias a Supergirl

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

(Visited 36 times, 1 visits today)

Autor entrada: paulagn94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *