Supergirl 2×18: “Ace Reporter”

AVISO DE SPOILERS

¡Hola kryptonianos!

¿Qué tal habéis llevado el parón? ¿Bien? ¿Mal? ¿Sin más? Yo no sé cómo me siento si os soy sincera. CAT GRANT Y SUPERMAN VAN A VOLVER PARA EL FINAL DE TEMPORADA SEÑORES. ¿Me oísteis gritar cuando leí la noticia?. Sí, se que he cortado mucho el rollo, PERO NECESITABA DECIRLO. Volviendo al capítulo, por una parte tengo los feels all over the place, y por otro… pues también. No os voy a engañar, me ha gustado TANTO este capítulo por lo que nos ha dado que todo lo malo, que aunque sea poco, siempre va a haber, se me hace pequeñito. Muy pequeñito. Si además, una vez terminado el capítulo, el regustillo que se me queda es bueno, de decir ¡oye mira! pues no ha estado mal, significa que el parón le ha venido muy bien a la serie para coger fuerzas de cara a la recta final de la temporada (porque sí chicos, este ha sido ya el capítulo 18 de la segunda temporada)

 

Los más importante que hay que destacar de este capítulo es sin duda el protagonismo de Lena Luthor. Por fin podemos ver por qué se va a convertir en un personaje regular y no han podido encontrar mejor manera para hacerlo: a través de su relación con Kara. Tanto es así que no sólo no hemos echado de menos a Alex y Maggie (de las cuales la primera sólo sale en una escena al principio del episodio de manera bastante secundaria y la segunda ni sale).

Además también hemos tenido una mini trama con James, Winn y Lyra. han sido pocos minutos en pantalla que han servido para tratar de introducir a la alienígena en las dinámicas de grupo de la serie. Desencuentros y reconciliaciones, con James liándola parda de fondo y luego deshaciendo el entuerto, al final lo más bonito se resume en los siguientes gifs, que escenifican la que muy probablemente sea mi propia reconciliación con este personaje.

 

Este es el episodio por excelencia de Katie McGrath. Lo queríamos y lo necesitábamos. Un poquito de background story no viene mal, y como la de Maggie en el anterior capítulo, ésta nos ha ayudado a familiarizarnos más con la hermana pequeña de los Luthor.

A través de una historia sobre unos nanobots creados por un filántropo multimillonario para curar que resultan ser más peligrosos que un seriéfilo con una cuenta de Netflix, no sólo conoceremos a alguien del pasado de Lena, el susodicho multimillonario Jack Spheer, sino que también veremos cómo Kara se desenvuelve en el mundo del periodismo fuera de CatCo gracias a las oportunidades que su amiga le brinda.

 

Esto no es algo que a Snapper, que anda también detrás de la historia, le guste, pero al final entre ambos consiguen averiguar que hay detrás de la tecnología de Biomax: resulta que Jack no es el malo de la película, sino que es su directora financiera, interpretada por Claudia Dourmit (Timeless), la que quiere matar a todo el mundo. Por suerte, el gran trabajo e Kara le permitirá ganarse el respeto de Snapper, que la readmitirá en CatCo.

Durante todo el episodio vemos esa Lena que ya conocimos en el capítulo “Luthors”, su vida personal fuera de los muros de L Corp.
Como todo el mundo, ella también tiene su pasado, incluyendo algo con lo que muchos se sentirán identificados: una persona que constituye tu debilidad, ante la que siempre caes.Ver a Lena con la típica sonrisa de niña tonta por ver a su antiguo amor me ha dado la vida entera. La hace humana, igual que el resto, y sobre todo ver cómo le pide ayuda a Kara para que no caiga de nuevo, como haríamos cualquiera con nuestro mejor amigo, para acto seguido decirle que no lo haga porque… no nos vamos a engañar, nunca está de más darle una alegría al cuerpo. Es una situación tan habitual en la vida real que hasta hace gracia ver a nuestras dos protagonistas viviéndola como si fueran cualquiera de nosotros.

 

Más allá de esto, habría que hablar de cómo va evolucionar el personaje de Lena, sobre todo de cara a la última temporada. Esto tiene que ver sobre todo con la parte final del episodio, con los eventos de la muerte de Jack Spheer, la intervención de Supergirl y sus consecuencias. Lena se ve obligada a elegir entre la heroína que la ha salvado en más de una ocasión y uno de los grandes amores de su vida. Nociones de lucha aparte (porque vaya golpe le da aquí a nuestra amiga la mala), Lena hace lo correcto al dejar que los nanobots de Biomax que tienen controlado a Jack sean desactivados, aunque suponga la muerte de éste, para poder salvar a Supergirl.

¿Conclusión? Supergirl y Kara viven, pero Jack muere (aunque por suerte, esta vez no es en Titanic). Esto deja absolutamente destrozada a Lena, a la que Kara va a visitar de paisano para ver cómo se encuentra. Si algo hemos sacado en claro en este capítulo es que es bastante probable que Lena termine sucumbiendo al lado oscuro de los Luthor, Al igual que su hermano mayor Lex, no me extrañaría que el inicio del fin sea precisamente la misma obsesión que le llevó a él a convertirse en malo: las dudas sobre la verdadera identidad de Supergirl.

 

No han sido pocas las malas excusas de “estaba tomando un café con Kara Danvers”, o “Supergirl me ha dicho que no estabas bien”, y cualquier persona con dos dedos de frente sería capaz de ver que aquí hay algo muy sospechoso (sin hablar del eterno dilema de las malditas gafas). Entre eso y la frase de este capítulo de Kara cuando está consolando a Lena que le dice literalmente “Yo siempre voy a estar a tu lado. Yo siempre te protegeré”, con la consecuente mirada nada reveladora de Lena nos hace pensar que el motivo de que hayan convertido al personaje de Katie McGrath en regular para la siguiente temporada se puede deber a que se convierta en la villana.

 

Lo que ya no tenemos tan claro es si su transformación comenzará ya al final de esta, pues justo después de marcharse Kara de su despacho, aparece nada más y nada menos que Rhea para proponerle algo. Una madre que ha perdido a su hijo, y una hija que ha perdido a sus padres y a su hermano. Ambas vulnerables y con ganas de llenar el hueco que les ha dejado, y todo parece indicar que las dos van a encontrar lo que buscan la una en la otra.

Sin embargo, nos dejan con las ganas para la semana que viene, en un capítulo más que intrigante no sólo por las preguntas que os ha dejado éste sino por el título del próximo. No sé si lo habréis visto, pero se llama “Alex”, y los carteles promocionales de la serie sacan a Supergirl con un título que dice “Ahora es personal”.

Una semana más, National City está a salvo gracias a Supergirl

Por Paula: (Twitter: @PaulaGN_94)

(Visited 197 times, 1 visits today)

Autor entrada: paulagn94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *