Supergirl 2×15: “Exodus”

¡Hola kryptonianos!

Espero que nos hayáis echado un poquito de menos a mí y a Supergirl esta semana, ya que la vida no me ha dado para poder teneros la review a tiempo. Menos mal que hemos tenido una semanita de descanso para que me diera tiempo a sacar la review porque señores, LA SEMANA QUE VIENE TENEMOS POR FIN EL CROSSOVER MUSICAL.

¿Estáis tan emocionados como yo? Espero que sí porque decir que lo que vamos a ver es una GLEE Reunion es quedarse cortito. No sólo vamos a tener a Melissa (Kara) y Grant (Barry) en pantalla cantando juntos, sino que además han traído a Darren Criss (Music Meister) para hacer del baddie of the week. Encima nos hemos enterado de que Carlos Valdés (actor que da la vida a Cisco Ramón en The Flash) fue compañero de universidad del propio Darren, así que, parafraseando a la película de Tú a Londres y Yo a California diré que el mundo es un pañuelo muy pequeño.

AVISO DE SPOILERS

Después de los eventos del último capítulo sabemos que Cadmus se ha hecho con la lista de registro de alienígenas en la Tierra que el DEO guardaba en sus servidores. Los temores de Kara y el resto se hacen realidad justo al inicio de este episodio cuando vemos cómo la organización regentada por Lilian Luthor secuestra a una familia entera que se disponía a abandonar National City para ponerse a salvo. Y no sólo eso, sino que acto seguido vemos cómo asaltan el bar de alienígenas como si fuera una redada anti-drogas.

En el momento del asalto, prácticamente todos los personajes de la serie están allí. Salvo Kara, Mon-El y J’onn todos están allí. Con James, Winn y Lyra por su parte y Maggie y Alex por el suyo, vemos una escena en la que por primera vez he sentido que Guardian ha servido verdaderamente para algo. Recordemos que Lyra es capturada junto al resto de los extraterrestres del local, y James aparece justo a tiempo como Guardian para salvar a Alex del mercenario que la tenía aprehendida.

Este mercenario de Cadmus será apresado por el DEO, lo que nos permitirá descubrir que efectivamente Alex no está del todo bien después de la traición de Jeremiah. A la mayor de las Danvers se le junta todo: la propia traición de su padre y el enfado de Winn que culpa a éste de la captura de Lyra; y claro, la presión le puede y termina “interrogando” a puntapiés al mercenario que han capturado para tratar de averiguar a dónde había llevado Cadmus a los alienígenas. De no ser por J’onn seguramente ese hombre hubiera muerto a golpes, así que es lógico que el marciano se quedase con la mosca detrás de la oreja al dudar si Alex traicionaría al DEO por su padre, y al comprobar que es cierto engañándola y haciéndose pasar por Jeremiah para ver cómo se confirman sus sospechas, la suspenda del trabajo.

No os voy a negar que se ha pasado tres pueblos, y que la ida de olla bien se merece un correctivo como el que le han dado, ¿pero realmente hubiéramos reaccionado de otra manera de haber estado en su lugar? Quiero decir, el DEO es, en teoría, una súper organización secreta que debería dejar por los suelos a cualquier servicio de inteligencia como la CIA tanto a nivel operativo como a nivel tecnológico y de recursos. Al fin y al cabo, hasta tienen trabajando con ellos a Supergirl. Así que ¡cómo es posible que la única idea que se les ocurra para tratar de evitar que Cadmus capture a más extraterrestres sea que Kara publique un artículo en reivindicativo en CatCo! Es decir, vale que Winn está muy afectado como para pensar con claridad, pero ¡señores! Quizás podrías hacer algo más…

En realidad entiendo que el circo del artículo en CatCo es la excusa para sacar a Kara de la trama argumentativa principal del episodio (que oye, está súper bien eso de deslocalizar a la protagonista con un papel de mierda) y así poder centrarse en Alex y su cruzada contra Cadmus en solitario con ayuda de Maggie, pero vamos… se podrían aprovechar mejor los minutos en pantalla.

De hecho me parece absurdo porque, al final toda la trama de Kara se resuelve con una negativa de su jefe para publicar el artículo, incluso con una fallida visita de Supergirl para intentar convencerle, pero claramente todo es en vano. Al final, Mon-El le sugiere que si tan importante es para ella publicar podría hacerlo en un blog independiente, y Kara piensa que e muy buena idea, aunque eso signifique saltarse una pequeña nimiedad llamada “exclusividad” que tiene firmada con CatCo.

 

Claro, es normal que Kara termine siendo despedida de la empresa, y me encantaría saber hacia dónde le va a llevar esto. ¿Podremos ver quizás una aparición estelar de Calista en algún momento cercano? ¿O sólo veremos cambiar la cabecera de la serie ya que Kara ya no podrá decir “I’m a reporter in CatCo Worldwide Media”?

Hay un asunto que me escama desde hace tiempo, y es que por mucho que ame a Sanvers empiezo a echar bastante en falta que se desarrolle el personaje de Maggie Sawyers, porque ahora sólo hace de la novia de Alex. Bien es cierto que hay una cosa que me encantó en este episodio y fue el apoyo que le dio cuando le dice que coincide con ella con respecto a Jeremiah y se ofrece a ayudar a Alex sin reservas en todo lo que necesita. Sin embargo, estaría bien que en algún capítulo sacasen algo de ella, que coja un poquito de protagonismo, para darle algo más a Floriana con lo que trabajar. Y sobre todo y más importante, dejando a un lado el tremendo potencial que tiene  como personaje, me da miedo que no quieran desarrollarlo porque no vaya a durar (Y ME NIEGO A CREER QUE AQUÍ VAYAN A DEJARNOS ROTOS OTRA VEZ CON EL SÍNDROME DE LA LESBIANA MUERTA)

En fin, el caso es que al final Alex termina encontrando por su cuenta (y antes que el propio DEO, que también es para decirle ole tú a la muchacha porque es pa ponerle la cara colorada a cierta organización secreta) y descubre que Cadmus, por mediación de Jeremiah que ha conseguido evitar que Lillian acabe con todos los extraterrestres, y en su lugar los va a meter a todos en una nave espacial para repatriarlos a sus respectivos planetas (que esto no es para nada una metáfora de la situación actual en Estados Unidos, no qué va)

Con Jeremiah de nuevo en el equipo de los buenos al ver que Lillian no va a respetar la integridad de su hija, Alex termina dentro de la nave espacial justo cuando despega (ya que no pueden evitar que lo haga). Por suerte esta maniobra alerta por fin a la gente del DEO gracias a que Winn estaba mirando casualmente la pantalla (si no aún estaríamos viéndoles sacándose mocos en el trabajo) y Kara acude para detener la nave en pleno despegue con una fuerza sobrehumana en una escena que pasará a la historia no sólo por “la escena en la que a Supergirl casi se le salta la vena del esfuerzo”, sino como la escena en la que Kara y Alex demostraron de manera definitiva lo unidas que están en ese momento en la que juntan sus manos a través del cristal.

Para nuestra mala suerte, Lillian vuelve a escapar, junto a Hank Henshaw que está ahí pero sin estar y sólo aparece en pantalla cuando se necesita que alguien retenga/noquee a uno de los personajes principales. Sin embargo, lo que sí nos sorprendió fue el final del episodio, que seguramente nos ha enseñado una parte importante del siguiente capítulo. Sí señores, hablamos de la aparición de Kevin Sorbo y Teri Hatcher como los mismísimos reyes de Daxam, o en otras palabras, los padres de Mon-El, dispuestos a conseguir traer de vuelta a su querido hijo.

 

 

 

Una semana más, National City y los extraterrestres están a salvo gracias a Supergirl

Por Paula (Twitter @PaulaGN_94)

 

(Visited 103 times, 1 visits today)

Autor entrada: paulagn94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *