Supergirl 2×06: “Changing”

¡Hola kryptonianos!

Chicos esta semana está siendo muy loca. Entre Acción de Gracias, Trump encerrado en su torre como la princesa de Shrek y la locura de episodio que nos ha tocado tragarnos me han dejado absolutamente catatónica. Están pasando muchas, muchas cosas ahora mismo en la serie y hay que hablar tanto de ellas que no sé por dónde empezar. Prometo dar lo mejor de mí para este post chicos, porque definitivamente esta serie se lo merece todo con el subidón que ha pegado. Sólo me falta dar las gracias a la CW, a pesar de haberme quitado a Cat Grant (que no te olvidamos), y como siempre, be aware of the spoilers… ¡Empezamos!

AVISO DE SPOILERS

¿Alguien más quiso gritar con el inicio del capítulo? ¿No? Porque yo me partí por la mitad a carcajadas viendo cómo Mon-El y Kara se emborrachaban en el bar de los aliens. Ver a Kara en la fase cheesy de una borrachera creo que ha sido una de las mejores cosas que nos ha dado este capítulo (de una muy larga lista y todavía seguimos contando). Lo cierto y verdad es que todos están allí, hasta Hank, que está hablando con Megan, y Alex que hace lo propio con Maggie. Es genial ver que Maggie es un apoyo para Alex en la transición que está sufriendo para aceptar quién es ahora, y la tuve que alabar muy fuerte cuando le recomendó que se lo contara a Kara, porque es muy necesario que su familia sepa quién es y cómo se siente.

Por desgracia deberá ser en otro momento, no porque Kara no esté al 100%, que también, sino porque tanto Alex como Hank reciben un aviso del DEO sobre un asesinato producido en extrañas circunstancias. En este capítulo nos enfrentamos a un alienígena parásito que se dedica a chupar la fuerza vital de la gente para recomponerse… y ya, porque no hay nada más. Al principio será complicado vencerle, Kara y Hank sufrirán un envejecimiento prematuro del que se recuperarán y al final Supergirl terminará con el bichejo. La verdad sea dicha, lo que viene siendo la trama de baddies de cada episodio está resultando ser un poquito floja, pero sinceramente el resto de la serie está tan bien que a mí personalmente me da lo mismo, siempre y cuando continúe manteniendo una coherencia claro.

Drunk Kara is the best! 😂😂

Este hecho, sin embargo, produce que a veces la trama del capítulo se diluya, como en este caso, que básicamente sólo ha servido para tres cosas: en primer lugar, para presentarnos un plot twist en la trama de Hank, puesto que al verse afectado por el envejecimiento prematuro, Megan se ve obligada a hacerle una transfusión de sangre para que se recupere, y aunque no sabemos qué puede implicar que un marciano verde reciba sangre de un marciano blanco, todo nos ha dado a entender que hay algo malo, muy malo, en que ello ocurra.

Por otro lado, por fin presentamos a The Guardian, y me reafirmo en decir que James se ha convertido en el John Diggle de la serie, mezclándomelo con Batman y Ghost Rider en un mejunge extraño que me da tanta pereza como esperaba. ¿Nadie más se ha dado cuenta de que el rollito que lleva James de “sé quien eres Supergirl, pero tú no sabes quién soy yo aunque soy un amigo”, es sólo una excusa para intentar volver a gustarle a Kara? Es que es como un niño pequeño que quiere jugar al juego de los demás y se hace el interesante cuando consigue entrar a jugar porque tiene lo último, pero en cuanto salga a torear le van a dar palos por todas partes. De nada te va a servir ir con casco y tener una moto súper chula como si fueras un sucedáneo de Capitán América James, me apuesto lo que quieras a que te van a dar de leches hasta en el carné de identidad por querer jugar con los mayores.

Por último, tenemos a Mon-El, que sufre una auténtica crisis de identidad. La verdad es que este personaje se nos está presentando como el Yang de Kara, una persona con una personalidad opuesta que desafía a nuestra protagonista a hacer cosas que nunca ha hecho, como emborracharse al principio del capítulo. Sin embargo, las diferencias entre ambos también hacen sufrir al daxamita, que no se ve capaz de actuar como el superhéroe que se espera que sea porque su forma de ser no está dominada por la bondad y el altruismo. Esto no quiere decir que el mozuelo sea malo, simplemente que la sombra de Kara es demasiado alargada, y él no piensa que esté a la altura de lo que se le pide.

Por ello, durante el capítulo vemos cómo Mike se rebela ante la tutela de Kara, que se termina hartando de intentar sacar lo mejor de él, porque ya tiene ella suficientes cosas encima como para preocuparse de ello, y Mon-El no reaccionará hasta que Alex no le ponga las pilas como sólo ella sabe hacerlo, y esta vez sí que funciona porque lo que él necesita no es una niñera que le diga todo lo que tiene que hacer, sino básicamente que alguien le diga el famoso “a que no hay huevos…?” para retarle a conseguir lo que cree que no puede.

Efectivamente este tipo de estímulo funciona, y Mon-El trata de comportarse como se supone que debe. Una pena que su primera buena acción fuera intentar ayudar a un falso vagabundo que en realidad le noquea para entregárselo a Cadmus. Y he aquí un mini spoiler del capítulo de la semana que viene: tiene toda la pinta de que nuestro daxamita favorito se va a convertir en Cyborg Superman.

He just wanted to be nice!! 😭😭

Pasemos ahora a la chicha buena: SANVERS. Sí amigos, nuestra otp favorita ya tiene nombre oficial. Retomándolo donde lo habíamos dejado, Alex se decide a contarle a Kara todo lo que está pasando. Cierto es que la pobre se explica fatal cuando se lo cuenta todo a su hermanastra, pero es que ni siquiera ella es capaz de asimilar del todo todavía que es homosexual, no porque no lo acepte, sino porque no sabe cómo sentirse al respecto. De hecho, poco más y casi se le olvida mencionar la palabra gay en la conversación, como si intentaras jugar a tabú y explicar que eres vegetariano sin decir la palabra “vegetariano”. No me malinterpretéis, Alex ha aceptado que es gay, y de pronto, cientos de momentos de su vida han cobrado sentido debido a ello, como el caso de su mejor amiga del instituto, de la cual no era consciente que estaba enamorada porque ni siquiera lo contempló, pero ahora es capaz de explicarse lo que estaba ocurriendo, y se siente mal por no haberlo sabido todo este tiempo.

La noticia pilla totalmente por sorpresa a Kara, a pesar de que estoy completamente segura de que algo se olía. Sin embargo, Alex se explica tan mal que malinterpreta la reacción de su hermana creyendo que no le parece bien cuando lo que en realidad ocurre es que no le deja tiempo para asimilarlo. Ella se marcha avergonzada y durante un tiempo en el capítulo se dedica a evitarla. Tendrá que ser Kara la que saque de nuevo la conversación, una vez ya ha tenido tiempo para pensarlo, para poder hablar más tranquilamente del tema.

Creo sinceramente que esta es una de las mejores conversaciones de toda la serie, que nos reafirman lo bien que funcionan los personajes de Alex y Kara como hermanas, y lo bien que actúan Chyler Leigh y Melissa Benoist (aunque realmente me da la impresión de que no les costará demasiado porque en la vida real se llevan absolutamente genial). Por primera vez Kara deja hablar a Alex, la deja expresarse y contar lo que siente, por una vez ella es la importante, la protagonista y no su hermana. Kara se disculpa por haber acaparado la atención durante toda su vida debido a su identidad extraterrestre anulando a su Alex en el proceso.

Ahora es ella la que quiere escuchar, la que quiere estar ahí para su hermana, y según podemos ver en la escena Alex no puede estar más agradecida. Toda la rabia y la impotencia que siente de pronto se libera, y cuenta todo lo que siente, que de pronto se ha dado cuenta de que ha estado reprimiendo una parte de ella durante muchísimo tiempo, algo que Kara entiende demasiado bien. No soy capaz de explicar con palabras (y benditos sean los gifs por existir, porque hacen ese trabajo por mí) cómo se le ilumina la cara a las dos cuando Alex comienza a contarle todo lo que le gusta de Maggie, todo lo que siente por ella, y a Kara le emociona ver por primera vez a su hermana expresarse así, de esa manera, sobre alguien.

Toda esta escena nos llena de energía positiva para el momentazo del capítulo, para el reencuentro de Sanvers una vez Alex ya se lo ha contado todo a Kara. La euforia de la agente del DEO es tan fuerte que nada más llegar al bar extraterrestre, donde había quedado con Maggie, no duda en besarla. Seis dulces y agónicos capítulos hemos tenido que esperar para este momento, y tal cual vino se nos fue, porque Maggie friendzonea a la pobre Alex explicándola que están en puntos muy diferentes, porque Alex acaba de descubrir su homosexualidad y está ahora mismo en un mundo color de rosa, mientras que ella hace mucho que abandonó esa etapa. Sin embargo, ella no se aleja, no se marcha, sino que le deja bien claro que está ahí para lo que necesite, aunque sea como amiga.

Definitely me watching this scene... Why not? 😭😭Hablemos de esto por favor un momento, porque deja absolutamente destrozada a Alex, que no concibió en ningún momento que Maggie fuera a rechazarla cuando por fin se lanzara a intentarlo. Lo cierto es que nadie se lo podía esperar, aunque es cierto que así les da un poco más de juego la relación en la serie. Hay una escena final en la que vemos a Kara irrumpiendo en el apartamento de Alex (primera vez que lo vemos por cierto, que hasta ahora yo me pensaba que ella y Kara vivían juntas) para enterarse de todo lo que ha sucedido, porque su hermana se ha sumido en una fase de negación de su condición sexual por culpa del rechazo, aunque sabemos que para el siguiente capítulo la reacción que va a tener como una auténtica badass que es va a ser ponerle los dientes largos a Maggie para que vea lo que se está perdiendo.

Estoy segura de que Maggie sí que tiene que sentir algo por Alex, y que lo único que pretende con esto es darle algo más de espacio a la relación para ver qué es lo que quiere Sawyers de ella, porque quién sabe si a lo mejor ahora ella no busca una relación estable después de su anterior ruptura y no quiere jorobar su relación con Alex. En cualquier caso, yo sólo os digo que no os preocupéis por esta otp chicos, porque antes o después terminará ocurriendois meant to happen. Hasta la propia Chyler Leigh, actriz que hace de Alex, se ha puesto en su bio de twitter el hastag #Sanvers, así que hay esperanza para todos chicos.

He de confesar que tengo ganas de volver a verme el episodio sólo para poder revivir todos los grandes momentos que nos ha dejado. ¿Y vosotros? ¿Qué os ha parecido el episodio? Espero de verdad que hayáis gritado en varias ocasiones como hice yo, porque de verdad os digo que me emociona muchísimo esta serie. Si a vosotros también, ¡contádnoslo en comentarios aquí o en redes sociales!

Una semana más Sanvers ha vuelto a copar los feels de National City

Por Paula (Twitter: @PaulaGN_94)

(Visited 31 times, 1 visits today)

Autor entrada: paulagn94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *