Smash, la serie que nos dejó ver Broadway desde dentro

Una serie musical centrada en la vida de una actriz tan icónica y polémica como fue Marilyn Monroe era el reclamo que la NBC nos vendía para que viésemos Smash. Sin embargo, esta producción es la ideal para cualquier loco por los musicales, como yo misma me declaro. La serie nos permite conocer Broadway desde su interior: todo el trabajo que hay detrás de esas 2 o 3 horas de actuación, todos los problemas que pueden aparecer a la hora de montar una obra, la terrible competitividad por ser el centro de todos los focos, los líos amorosos entre camerinos …

AVISO: A partir de aquí contiene pequeños SPOILERS

2

Todo empezaba con dos aspirantes a protagonista  pidiéndonos que les dejásemos ser nuestra estrella. Por un lado, la exuberante Ivy Lynn (Meghan Hilty), experta corista en Broadway con una autoestima muy baja que la lleva a un problema con el alcohol y las pastillas; por otro, la ingenua Karen Cartwright (Katharine Mcphee), joven debutante de la campiña que llega a la gran ciudad con el sueño de convertirse en una estrella de Broadway. Ivy hará lo que sea necesario protagonista de Bombshell, y no solo porque la obra está centrada en Marilyn, a quién ella idolatra, sino porque de esta forma podrá demostrarle por fin a su madre, afamada ex actriz, que no es una inútil, hecho que se encarga de recordarle a la mínima oportunidad. Sin embargo, Karen no se lo pondrá nada fácil pues su encanto y dulzura naturales encandilarán desde el primer momento a Derek, el egocéntrico y mujeriego director de la obra, quién la convierte en su musa. Esto enfurecerá aún más a Ivy, ya que precisamente con Derek tiene una extraña relación amorosa.

3

Pero, esta no es la típica serie donde solo dos o tres personajes se llevan todo el protagonismo, en Smash cada uno de los personajes tiene igual importancia y una historia igual de interesante con la que llenar el guión. Desde una productora con problemas financieros por culpa de su controlador exmarido, pasando por un divertido compositor preocupado por su lío amoroso con uno de sus bailarines o una letrista que entra en crisis matrimonial por tener una affaire con el protagonista masculino de la obra, hasta el prometido de Karen, un joven político más preocupado por el éxito de su carrera que por su pareja.

4

Otra cosa que a mí me sorprendió de la serie es que no solo se centra en las canciones originales creadas para ella, sino que también podemos disfrutar de maravillosas covers en voz de los personajes. Canciones que van desde éxitos de Adele o Rihanna hasta Snow Patrol o Florence+the machine.  Después de tantos líos y canciones la primera temporada se despedía con el estreno de Bombshell, con Karen como protagonista emocionando al público pidiendo no ser olvidada. Y nosotros no la olvidamos pues pronto llegaría una segunda temporada….

5

.. y llegaba cargada de nuevas historias, nuevos personajes pero sobre todo nuevas canciones con un ritmo más actual. Hit List, un nuevo musical creado por dos camareros con mucho talento, montado con poco presupuesto, mucha ilusión y mucha ayuda de Karen, es el centro de esta temporada y el gran competidor de Bombshell.

6

Precisamente uno de los personajes que más llama la atención de esta segunda temporada es Jimmy (interpretado por el actor de Broadway Jeremy Jordan). El talentoso compositor de Hit List, que más tarde será convertido en protagonista del mismo por sus dotes artísticas, conquista a Karen desde que lo escucha cantar una noche en un bar. Esto complicará aún más el triángulo amoroso (Karen-Derek-Ivy), que quizás en esta temporada podríamos calificar como un ¿pentágono? Además algo que en mi opinión hace interesante al personaje de Jimmy es su turbulento pasado, del que no tendremos conocimiento hasta mitad de la temporada.

7

Otro de los aciertos de la temporada fue la incorporación como un personaje recurrente de Jennifer Hudson. Sin embargo ella no fue la primera famosa en pasarse por la serie, pudimos disfrutar también de los cameos de Nick Jonas, Uma Thurman o Ryan Tedder.

8

Pero ni la incorporación de famosos al elenco de la serie, ni el drama generado por tanto lío amoroso y por la muerte de un personaje, ni las potentes voces de Jeremy, Meghan y Katharine, ni los originales números musicales pudieron salvar a Smash de su bajada de audiencia que hizo que la serie pusiese un punto y final en esta segunda temporada.  En mi opinión pocas series han conseguido un broche final como él de Smash. Un final no del todo cerrado ni abierto, un capítulo centrado en la gala de los Tonys, un buen final para todas las historias abiertas de los personajes y unos mejores números musicales entre los que destacan la versión acústica de Broadway here I come y  una gran apertura de capítulo con la acertada cover de Under Pressure interpretada por TODOS los personajes de la serie. Y es que como nos cantan nuestras eternas rivales favoritas  en los últimos minutos de la serie “tan solo dales ese gran final y déjalos deseando más”.

 

Por Esther (Twitter: @Esther_ERS_)

(Visited 15 times, 1 visits today)

Autor entrada: Seriéfilos Enfurecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *