Sherlock 4×03: The Final Problem

Nunca pensamos que llegaría este momento. Literalmente la hemos esperado AÑOS para esta temporada y cuando ha llegado parece que se nos ha escapado de los dedos sin saber cómo, ni cuándo, ni qué vamos a hacer ahora. Nos hemos vuelto locos con tanta teoría y POR FIN, tenemos las respuestas que buscábamos. Ahora tiene todo un poco de más sentido excepto nuestras vidas. En las Oficinas Enfurecidas se reparten mantas por el shock y chocolate caliente.

No sólo tenemos el corazoncito encogido por ser el último capítulo de la temporada sino que además el mismo episodio empieza de la forma más creepy que os podáis echar en cara. Mycroft en su casa siendo atacado por payasos, niños corriendo por los pasillos, yo muertica de miedo en mi sofá, mi compañera de piso mirándome como si estuviera loca…

Por si fuera poco y POR SUPUESTO, es Sherlock poniendo a prueba a su hermano y confirmando la teoría que John le ha dicho de que hay una tal Eurus que dice ser su hermana. Pero SEÑORES, ¿no acabó el capítulo anterior con Eurus disparando a John? Bueno pues resulta que era un dardo de estos para dormir. Y Mycroft cuando por fin se decide a contar el tema de la hermana desaparecida lo hace en el salón de Sherlock y John, como si fuera un caso más. Pero el mismo título del capítulo lo dice, no es un caso más ES EL PROBLEMA FINAL SOMEONE HOLD ME.

Y entonces Mycroft nos desvela como él no siempre es la persona más lista de la habitación. Que su hermana Eurus era más inteligente que nadie y que estaba un poco descontrolada. Así que la encerró en Sherrinford con otra gente loca y cuando había algún problema de estado acudían a ella y ella ayudaba… por un precio. Al mismo tiempo Sherlock ha borrado de su memoria a su hermana por el evento trágico que le pasó en su juventud: su perro Redbeard desapareció un día y todos sabían que había sido Eurus, quien seguía cantando una canción con supuestas pistas para que Sherlock lo encontrara. Y todo porque Sherlock no quería jugar con ella.

Averiguamos que uno de los regalos que Mycroft le hizo a su hermana por haber ayudado fue pasar cinco minutos, SIN SUPERVISIÓN, a solas con Moriarty. Y llegamos al flashback que me resucitó y bendijo mi alma por ser la mejor escena: Moriarty cinco años antes, llegando a la isla de Sherrinford en todo su esplendor y con “I want to break free” de Queen sonando de fondo. Que hablen de entradas espectaculares…

Y entonces todo cobra sentido. En sólo esos 5 minutos dos personas obsesionadas con Sherlock traman todo lo que empieza a pasarle a continuación a nuestros protagonistas. Y Eurus lo consigue, consigue su plan y consigue convertirse en una villana, que da al mismo tiempo una sensación de incomodidad y desesperación porque nunca sabes por dónde va a salir.

Y cuando Sherlock, John y Mycroft se cuelan en Sherrinford se dan cuenta de que desde que Eurus conoció a Moriarty fue controlando uno a uno a cada persona hasta que quien controlara todo el cotarro no fuera nadie menos que ella misma. De esa forma podía salir y venir cuando quisiera y mantener la fachada de que seguía interna para Mycroft. Y entonces el juego comienza. Como no iba a ser menos, Mycroft, John, y Sherlock se embarcan en el juego diseñado de Eurus hacia Sherlock que NOS HARÁ SUFRIR A TODOS y Molly Hooper es un CIELO.

Que siempre hay dramas familiares, pero ¿como los de la familia Holmes? De verdad que necesitan una sesión de terapia hermosa y eterna. Después de la primera prueba en la que el director del internado se vuela la tapa de los sesos, los tres sobrantes van pasando pruebas tremendamente emocionales que jugaran con todos ellos de una forma u otra. ¿Pero como consigue hacer que jueguen? Porque por lo visto hay un avión volando por el mundo en el cual todos están dormidos excepto esta niña pequeña que ha conectado con Sherrinford y pide ayuda. Por cada prueba, tienen unos minutos con la chica para intentar ayudarla. MIENTRAS hay nada menos que vídeos de Moriarty que grabó antes de su muerte para ponernos a todos nerviosos.

Y hay dos escenas en las que los FEELS no nos dejan ni beber chocolate caliente sin morir de dolor porque Sherlock tiene que conseguir que Molly Hooper le diga que le ama a menos que quiera que explote su casa. Y PASA ESTO ¿VALE? ¿VALE?

YEP. Pero no nos muramos aún que queda chicha. Sherlock tiene una pistola con una sola bala y en la siguiente prueba Sherlock tiene que matar a uno de los restantes. ¿A quién matará: Mycroft o John? Y entonces Mycroft empieza un sucio juego en el que intenta convencer a Sherlock de que mate a John, que para las siguientes pruebas van a necesitar mentes inteligentes no sentimientos. ¿Y qué hace John? John estÁ DE ACUERDO. WHAT BITCH no ha costado a ninguno de nosotros sobrevivir 4 temporadas, ¿como para que ahora te quieras sacrificar?

PERO Sherlock se da cuenta de que es su hermano intentando enfadar a Sherlock para que en verdad se quede con John WOW MYCROFT, siempre haciendo de hermano mayor y yo sólo quiero llorar. Pero Sherlock es más listo que eso y apunta la pistola a sí mismo con lo cual Eurus los deja a todos inconscientes y los encierra en sitios distintos. Y ahora es cuando el plot twist final empieza a desarrollarse.

Sherlock se encuentra en su antigua casa del campo donde pasó tan buenos momentos con su perro Redbeard y donde borró todos los recuerdos de su hermana porque la casa de quemó por culpa de Eurus. Y Sherlock se encuentra de nuevo a manos del juego de su hermana porque ahora es John quien está encadenado al fondo de un pozo y el agua empieza a caer.

Y entonces Sherlock que habla al mismo tiempo con John y con Eurus, pide a su hermana que no haga lo mismo que con Redbeard, su perrete, que le ayuda a salvar a Sherlock, pero ella erre que erre que tiene pistas en la canción que siempre solía cantar. Y Sherlock desvela el misterio. Y se nos rompe el corazón cuando John de repente dice “HAY HUESOS AQUÍ ABAJO SHERLOCK”. Sherlock asume que es de su perro Redbeard. PERO JOHN ENCUENTRA ALGO MÁS. No son los huesos pequeños de un perro, son los huesos de un niño.

Redbeard era el nombre cariñoso de cuando Sherlock quería ser pirata con su mejor amigo, VÍCTOR. Nunca hubo ningún perro porque el padre era alérgico, y cuando Eurus fue rechazada para jugar con los niños, decidió tomar el asunto en sus manos y Sherlock se inventó al perro para cubrir un poco el trauma de su infancia.

Puñeteros Holmes en serio. Así que esta vez Sherlock va a salvar a John sí o sí y descubre que no hay ningún avión que va a estrellarse, es el palacio mental de Eurus y cuando la encuentra en la casa consigue hacer que se rinda y salvar el día. Tengo que decir que fue un poco random que de pronto se abrazaran y ella ya se volvió buena. Pero la actuación de Sian Brooke sólo da gusto de ver así que supongo que todo esta bien.

LO QUE NO ESTÁ BIEN ES PENSAR que puede ser el final de la serie. Parece que han dejado todo cerrado y resuelto y cosas como esta tienen sentido:

Episodio 1×01 queridos amigos

¿Puede ser de verdad el final de la serie? Volvemos a tener un mensaje de Mary pidiendo que se cuiden los unos a los otros. Y escenas MUY tiernas de Sherlock y John con Rosie. Mycroft confiesa a sus padres que Eurus sigue viva y no sabemos nada más. La temporada SE ACABÓ más rápido que las rebajas niños. Enterradme con Redbeard porque como no haya más temporadas voy a llorar mucho. The Game is Over.

(Visited 546 times, 1 visits today)

Autor entrada: casstully

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *