Shameless 8×01: We Become What We… Frank!

¡Holwiiiiii, pequeños enfurecidos! ¿Qué podemos decir de este inicio de temporada? ¿Está Shameless volviendo a sus orígenes? ¿Está volviendo a ese humor ácido y grotesco que nos enamoró en la T1? Puede ser, enfurecidos, puede ser. No quiero adelantar acontecimientos, pero en menos de 60 minutos que dura este capítulo (por mí podía durar toda la vida) se han abierto tramas que prometen, y mucho.

Y no, esta review no está libre de spoilers, para nada, vaya.

Vosotros huyendo de los spoilers que tiene el artículo.

Sta. FIONA GALLAGHER

Bendito sea el Señor, la Virgen y las tres Marías porque esta temporada nuestra mamá favorita la va a liar muy pero que muy parda. ¿Por dónde empiezo con ella? Ah, sí… ES PROPIETARIA. Señores, Fiona Gallagher #StraightOuttaSouthSide ES PROPIETARIA. Tras verla triunfar con la lavandería, Fiona ha decidido lanzarse de lleno al alquiler de pisos y en menos que canta un gallo ha conseguido arrendatarios. Sí, como lo leéis, Fiona va a ganarse 950$ al mes por su pisito en pleno sur de Chicago, ¿no me creéis? Ved el capítulo y ya me contáis. Si pensabais como Lip que la mayor de los Gallagher (si no contamos a la loca de Sammi, que mejor ni la menciono porque me enervo) no era capaz de lanzarse al mundo de los negocios, os equivocabais. Fiona ha demostrado una vez más ser capaz de llevar a su espalda el peso de muchísimo más que una familia. Muchos la daban por perdida, pero una parte de mí siempre ha confiado en su capacidad y mirad, no me ha decepcionado. Cierto es que durante algunas temporadas solo la veíamos metida en problemas relacionados con el sexo y el amor, porque no podemos negar que le hemos visto hasta el alma en más de una ocasión, pero tras su fallido matrimonio con Gus (al que por cierto, yo adoraba) y su desafortunada boda con Sean, Fiona se ha centrado en sí misma (que ya le hacía falta a la pobre). Esta temporada Fiona se nos presenta como una mujer más segura de sí misma, con las ideas más claras y que no sé yo por qué, pero puede que hasta se deje caer por la otra acera….

¿Que por qué digo que nuestra Fifi se va a cambiar de acera? Mu’ sencillo, os presento a Nessa, una maravillosa (y preciosa, dicho sea de paso) chica que vive con su novia en el edificio de nuestra todopoderosa Fiona. Apenas hemos tenido cinco minutos de este personaje en la pantallas y yo no sé vosotros, pero mis feels han saltado fuertemente y yo ya veo matrimonio. Quizá sea por las ganas que tengo de que Fiona sea feliz, o quizá sea porque los guionistas son unos torturadores y están otra vez utilizando el queerbaiting para atraer público, pero desde luego entre estas dos veo tensión. Al principio del capítulo Fiona dice que va a dejar de utilizar Tinder porque se ha cansado del sexo aburrido y sin placer que le provoca quedar con tíos que no conoce, ¿será Nessa la solución? Yo ya estoy pensando en los posibles ship names #TeamFionessa #TeamNesiona sea como sea, la relación entre ellas va a dar mucho de qué hablar, estoy segurísima.


St. IAN GALLAGHER

Señor, llévame pronto porque yo todavía no he superado la ruptura Gallavich y ya me tenéis dramas otra vez con Ian y Trevor #PlataformaParaQueIanTengaUnNovioDecenteYQueLeDure. Mi Gallagher favorito parece que al fin ha encontrado la estabilidad que necesitaba, tiene su trabajo y lo hace bien, tanto es así que hasta compra preservativos para los chicos con los que trabaja Trevor. Esto último quizá lo haga para captar la atención de Trevor, quien parece que no le va a perdonar nunca que le dejase tirado por Mickey. Por ahora parece que la trama de Ian se va a centrar en Trevor y en qué va a hacer con el dinero que ha ganado al vender la meta que le dejó su madre en herencia, pero en Shameless nunca se sabe, lo mismo hasta le compra el coche a Trevor…

Hola Trevor, quiero darte amor.
Hola Ian, ni con un palo te tocaba.

 

 

 

 

 

 

 

P.D.: espero que todos estéis de acuerdo conmigo en que Trevor, a.k.a Elliot Fletcher NO PUEDE SER MÁS GUAPO.


St. LIP GALLAGHER

Cuando los de la R.A.E introdujeron en el diccionario el término amor/odio, está claro que estaban pensando en mi relación con Lip. Vamos a ver Philip, ¿a ti qué te pasa en la cabeza? Después de ser expulsado de la universidad, caer en el alcohol, pelearse con el exnovio de Sierra y que esta le deje por borracho, parece que nuestro niño está resurgiendo de sus cenizas. De hecho, parece que ha decidido que de verdad quiere a Sierra y está dispuesto a luchar por ella. Tanto es así que el dinero que ha conseguido de vender la meta de Monica lo ha invertido en pagar las facturas de luz de Sierra, además de hacer de niñero mágico con Lucas mientras Sierra está otra vez con el padre de su hijo, porque claro, la lógica de esta muchacha es que merece darle una oportunidad… Mentira, Sierra, mentira, otra oportunidad merece Lip. Dicho sea de paso al niño no le queda mal el papel de mecánico, no es el futuro que queríamos para él, pero oye, es un trabajo muy honrado y que le mantiene distraído del alcohol, porque seamos sinceros, Brad le está ayudando mucho. La temporada pasada veíamos imposible que Lip se reconciliase con sus demonios, pero en esta estamos viendo indicios claros de que quiere hacer las cosas bien. Vamos, hasta le va a pagar la rehabilitación a su querido profesor. Ojalá volvamos a ver al Lip centrado e inteligente que nos enamoró en las primeras temporadas.

 


St. CARL GALLAGHER

Todos sabíamos que este niño prometía, lo que no sabíamos es que prometía tanto. Ya no se trata solo de lo increíblemente guapo que está, sino de la evolución que ha tenido. Hemos pasado de ver a un niño que estaba en el reformatorio, a un niño que antepone América y la libertad de expresión a cualquier cosa. Se levanta a las 6 de la mañana, le hace el desayuno a toda la familia y encima iza la bandera, ¿hola? ¿Carl, eres tú? Pues sí, es él, el mismo que está encargándose de venderle la meta a toda su familia, porque, como dice él, ¿qué hay más americano que el libre mercado? Nada, Carl, nada, tú sé libre y danos muchas alegrías esta temporada que todos apostamos por ti.

 


Sta. DEBBIE GALLAGHER

Bueno, bueno, bueno, ¿qué puedo decir de la menor de los Gallagher? No voy a negaros que cuando decidió tener a Frankie me decepcioné y hasta me enfadé, pero lo cierto es que la niña lo está llevando con un par de ovarios. Madre soltera, porque por mucho que adoremos a Neil, lo que es ayudar, ayuda lo justo, está sacando adelante a su hija sin ayuda de Fiona. Resulta que ahora trabaja por las mañanas en un parking y por las tardes va a clase para ser soldadora, increíble, ¿verdad? Pues sí, señores, está convirtiéndose en un claro ejemplo de lucha y poder, tiene muy claras sus ideas y su personaje está evolucionando como nadie se esperaba. En este primer capítulo ha aparecido un peluquero que parece tener interés en ella, y no parece que a ella le desagrade demasiado la idea de que le hagan caso, porque la pobre la verdad que ha tenido un recorrido muy triste para lo joven que es. Cabe decir que Frankie es bonita no, lo siguiente y que aunque para trabajar la tenga que meter en una jaula, la muchacha se curra lo de ser madre. No podemos olvidar que es una Gallagher y está condenada a ser un desastre por mucho que intente ir por el buen camino. El propio nombre del capítulo ya nos lo recuerda: we become what we… Frank!


St. FRANK GALLAGHER

Ahora, sí, ahora estamos metiéndonos de lleno en Shameless, aquí viene la perfecta representación de lo que es el South Side. Con todos ustedes, Frank Gallagher, el mejor ejemplo de fracaso. Siempre hemos sabido que Frank estaba enamorado de Monica hasta las trancas y que mantenía con ella una relación tóxica como la que más. Ahora que su angelito se ha ido, parece que Frank quiere reconciliarse con todo el mundo, porque según él, todo el mal que ha hecho en la vida ha sido por culpa de Monica, que lo absorbió cuando tenía 20 años. La mejor forma de rendirle tributo que se le ha ocurrido ha sido fumarse la meta que le dejó y llorarle. Sus hijos tampoco es que le hayan echado demasiado de menos, pero él quiere hacer las cosas bien con ellos y ha ido uno por uno pidiéndoles perdón por todo. Empezó con Carl, con quien sabemos que siempre ha tenido una relación especial, después con Fiona, quien como de costumbre no le ha hecho ni caso, y así va, poco a poco, pidiendo perdón por cosas que hizo hasta en el año 95. ¿Está redimiéndose de verdad? No me fío ni un pelo, en la T4 cuando le hicieron el trasplante también lo vi muy convencido de que quería cambiar, y mirad, ni para atrás. Vamos a darle tiempo porque Frank promete esta temporada, como siempre, claro.


St. LIAM GALLAGHER

¡Que levante la mano quien se haya dado cuenta de que han cambiado a los actores de Liam! Pues sí, actores a parte, parece que por fin Liam está tomando algo de protagonismo y, si os soy sincera, me encanta la trama que están tratando con él. Como bien sabéis está en un colegio privado donde se trabaja la diversidad y la inclusión social, así que cada vez que viene una visita al colegio, él tiene que salir al patio a hacer el paripé de que tiene un montón de amiguitos “blancos” y que está super integrado. ¡Mentira! El menor de los Gallagher pasa olímpicamente de todos y de todo, porque sí, porque después de todo lo que ha visto, un puñado de niños jugando en el patio no son un problema para él. Un detalle que me llamó mucho la atención fue el cuadro que estaba pintando en clase, supongo que muchos de vosotros os daríais cuenta, pero el niño estaba pintando una especie de casa en negro y con manchas de sangre, ¿tendrá Liam algún trauma o algún trastorno? Tampoco me extrañaría, para qué engañaros…

 


Sta. VERONICA FISHER y St. KEVIN BALL

¿Puede salirles algo bien a Vero y Kevin, ya, por favor? Después del épico fracaso que supuso el trío con Svetlana, nuestra pareja favorita de todos los tiempos parece no salir de la mala racha. No es que a nosotros nos moleste ver a Kevin trabajando en el club porque la verdad… Es una alegría para la vista, pero sabemos que él no es feliz dejando que pervertidos toqueteen su torso desnudo a cambio de 200 pavos. Sí, Kev, son 200 pavos, pero sabemos que a ti no te mola en exceso hacer eso, y si lo haces es por tu familia. 

El amable señor que se ofreció a pagarle 200$ a Kev solo por tocarlo ha resultado ser médico y ha encontrado un bulto en su pecho derecho que resulta que tiene que ser extirpado de urgencia. No nos han dado muchos más detalles sobre qué puede ser, pero el mero hecho de tener que extirparle algo y que esté en oncología no nos da buenas vibras, y para nuestro Kev no queremos nada malo, ¿verdad?

Tampoco lo queremos para Vero, quien no supera ni para atrás el chasco que le dio Svetlana. Es cierto que Svetlana se encargaba de toda la administración del bar y que ha sido una gran ayuda, pero las cosas bien, bien, no las ha hecho. Y ya sabéis lo que se dice “Don’t fuck with a Gallagher”, que Vero no será una Gallagher de sangre, pero ahí lleva desde la 1T siendo parte de la familia. Y Svetlana no sabía dónde se metía… Tras ver cómo Inmigración se llevaba a la mitad de la plantilla del Patsy’s, Vero decidió llamarles para que hicieran una redada en lo que quedaba de Alibi, que ahora resultaba ser un bar ruso con la cara de Putin en todas las paredes. Y así, sin más, es como Vero se ha vengado de Svetlana por partirle el corazón, dejando que Inmigración se la lleve en una furgoneta a vete tú a saber dónde.

Podría matarla con mis propias manos y hacer hamburguesas con sus restos…
Podrías venderlas aquí, la carne te saldría gratis!

 

 

 

 

 

 

 

Fascinante.

 


Y así, queridos enfurecidos, ha dado comienzo la 8 temporada de nuestra serie favorita. ¿Qué os parece? Yo no puedo esperar hasta la semana que viene para ver qué van a liar los Gallagher, pero promete, y lo sabéis. Aun así, vamos a dejar un minuto de silencio en memoria de Monica, transmisora de trastornos y enfermedades, dadora de vida y fracaso de madre, quien más que alegrías nos ha traído penas, pero bueno, al menos ahora los Gallagher tienen un jacuzzi gracias a ella. Algo es algo, ¿no?

(Visited 72 times, 4 visits today)

Autor entrada: Alba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *