Shadowhunters 3×15: ‘To the Night Children’

¡Hola, cazadores! En este episodio de Shadowhunters parece que las cosas se han salido de madre, pero yo tengo fe en que cuadren de nuevo antes de que acaben la temporada y nos dejen colgando. ¿Verdad? ¿VERDAD? Podéis leer qué pasó anteriormente aquí.

Clary entrando en paniquito.

Clary ya en el episodio anterior quedó loco a los Shadowhunters cuando no conisguió noquear a su hermano malvado para entregarlo a la Clave. Y las cosas no pintan muy bien porque pierde los estribos en una pelea con Aline, la hija del Cónsul Penhallow. Hay algo malo dentro de ella y además parece estar conectado con su hermano.

Por si fuera poco, a Luke le detienen y aunque Jace y Clary intentan sacarle de la comisaría, Luke no quiere. Clary se queda sola a excepción de sus compañeros Shadowhunters. ¿Será esto lo que haga que vuelva con Jonathan? ¿Hay algo con respecto a la runa que no sabemos y que está contaminando de alguna forma a Clary? Chica, espabila.

The Night Children

Los Shadowhunters están intentando averiguar quién hizo la masacre del Jade Wolf, y descubren que Maia está viva. Pero antes de que Maia pueda decirles quién ha sido, Heidi aparece y cuenta una milonga curiosa y Alec se lo cree ¡¡¡¡!!!!

Simon y Maia se ponen a buscar alguien quien pueda darles pruebas de que Heidi fue la que lo organizó todo. A todo esto, Maia parece tomarse la justicia por su cuenta y se harta de agua bendita. Cuando Heidi, después de poner en coma a la testigo, se lanza a por Maia, ésta la está esperando. Y sin más, después del por saco que ha dado, Heidi muere.

Simon no está muy contento y los Shadowhunters tampoco: Maia ha encontrado un vacío legal. Sí, Heidi la atacó primero, pero estaba envenenada. Pero aquí no acaban todas las historias de los vampiros: Heidi revela cómo Raphael la tuvo encerrada y la torturó durante semanas, y cómo Isabelle lo sabía. No le queda otro remedio al Instituto que detenerlo. E Izzy quiere hacerlo y hablar con Raphael una vez más. Escenas que rompen el corazón. No les perdonaré por hacerle esto a Raphael.

Problemas en el paraíso

Y por paraíso me refiero por supuesto a MALEC. Sabemos que Magnus ha recuperado sus poderes. Pero también sabemos que algo no marcha bien. No sólo el mago está en el Instituto viviendo con los demás Shadowhunters, lo cual crea un poco de tensión, haya o no tortitas para desayunar.

También parece que Magnus se pone un poco celoso porque Alec es amigo de Underhill, otro Shadowhunter muy atractivo. Pero al final todo se arregla porque Alec decide que los dos se vayan a mudar juntos. AY, mi ship. Sin embargo, antes de que se acabe el episodio, Magnus al aceptar irse a vivir con Alec, empieza a sangrar por la nariz y se desmaya. Lorenzo le devolvió los poderes a Magnus, pero parece que su apartamento no es el único precio a pagar.

Podéis ver la promo del siguiente episodio de Shadowhunters aquí.

Autor entrada: Cass

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *