Shadowhunters 3×14: 'A Kiss from a Rose'

¡Hola, nephilim! Una semana más en Shadowhunters la cosa está que arde y a nosotras nos ha pillado con la bata, en pijama y con la peluca llena de rulos. Antes que nada, para ir al día con nuestros cazadores y subterráneos favoritos, podéis leernos por aquí. ¡Por el Ángel!

Image result for shadowhunters gif

Accio Incesto

Nuestra preocupación por la salud mental de Jonathan nos tiene en tanto nivel de preocupación que ya hemos tenido que buscar en Google sus síntomas y le han diagnosticado 30 enfermedades mentales y anginas por ir sin rebequita cuando aprieta la fresca. ¿Por qué decimos esto? Abrimos el episodio con Clary y Jonathan en el apartamento multidimensional teniendo una conversación sobre irse a Madrid sin remordimiento a ver museos. Say WHAT? A Madrid vas a comerte un relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor y ya estaría. Obviamente, la pantomima se huele hasta en Júpiter, pues el joven ha decidido marcarse un Cole Turner (el mozo de las Embrujadas originales) y contratar a una «doble» para hacerse pasar por la pelirroja. ¿Para qué quieres ir de museos si tú solito eres ya un cuadro?

Image result for that's the tea gif

En NYC descubrimos —ojo al dato— algo que se le da mal a Jace Herondale. Sí, estás leyendo bien. El romanticismo Clace nos está pareciendo hasta aceptable, pero tampoco vamos a pasarnos. Tras una noche recreando el Kamasutra (ya se sabe de la estamina de los Shadowhunters), el rubio teñido decide llevarse a Fairchild a patinar sobre hielo. Con esto, todos los astros se han alineado para sumar a la lista ostentada por patos algo que a un Herondale se le da mal: patinar sobre hielo.

Todo se tuerce en el momento en que Jonathan se persona allí, noquea al rubio y le suplanta. No obstante, la cita sigue. Clary se da cuenta del percal cuando su ¿hermano le come la boca? y llama a Izzy ponerla sobre aviso. Con todo, Jonathan al final escapa porque su hermana es incapaz de pararle los pies out of the blue.

Magnus, Lorenzo y pon tu casa en un programa de Divinity

Nuestro brujo favorito sin magia está más perdido que nuestras pelucas con Malec en escena. Tras darle vueltas durante aproximadamente cinco minutos de reloj, se dirige hacia la casa de su archienemigo aka el Gran Brujo para solicitar su socorro. Magia potagia, bididibadidibú y Magnolio recobra la magia. Seriously?

Maia y Jordan

Maia y Jordan acaban metidos en la cámara frigorífica tras el ataque en el Jade Wolf. Desafortunadamente, este tiene una herida muy fea provocada por un arma de plata que casi le lleva al otro barrio. Suerte la suya que Simon y Luke les salven pero con un alto precio: Luke acaba entre rejas. ¿Por qué? NYPD le sigue la pista y entra en escena justo cuando se disponen a salvar a Jordan, con toda la ristra de cadáveres de hombres lobo como único mobiliario.

Los Lightwood tienen sus propias preocupaciones. Izzy sigue tras la pista de los maltratos por parte de la Clave a subterráneos; Alec sigue en busca del lucero del alba. Este último se ve ayudado por las habilidades recientemente recuperadas de su pareja, y está preocupado por él y el precio que ha tenido que pagar por la transfusión: su apartamento. A la postre, vemos a un Magnus con efectos secundarios por la magia; a Isabelle encontrando un pen drive en un cadáver y a Alec amenazando a Lorenzo por el chantaje a su pareja. Tela marinera, con estos Shadowhunters…

Al final Jonathan sigue libre como el sol cuando amanece, Clary traumatizada por el complejo Lannister de su hermano y Jace en modo comprensivo. Menudo trío de ases nos han ido a encasquetar, ¿eh?

¡Y eso es todo, Shadowhunters! Por aquí os dejamos el tráiler para que se os pongan los dientes más largos que a Simon en Halloween.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: