Shadowhunters 2×15: A Problem of Memory

Esta semana Shadowhunters nos ha dejado gritándole a la pantalla continuamente: POR QUE. Y es que cuando te lees unos libros y luego ves que en la adaptación no hacen ni una bien, te mosquea. Lo bueno de esta serie es que al menos las historias inventadas son entretenidas. Eso y que nos dan Malec. Si no, nos hubiéramos bajado del carro al segundo capítulo. Pero vamos a ver que ha pasado esta semana para tener esa reacción. Rezad por el Ángel que vienen curvas.

Vamos a empezar hablando de Simon, el cual está de capa caída desde que en la corte de las hadas, Clary le plantó a Jace aquel apasionado beso al nivel de la película Casablanca, y Simon tuvo que verlo todo sin poder hacer nada, ya que era la única forma de poder salvarse todos.

Our poor, heartbroken Simon. 😫

                                                               Poor Simon, si yo pudiera quitarte ese dolor…

 

Y claro, es sabido en el mundo entero que para curar los males amorosos, lo mejor es beberse hasta el agua de los floreros, con la diferencia que Simon bebe sangre (le gustan las cañas de 0 negativo, por si algún día le queréis invitar). Y estará falto de amor, pero desde que los subterráneos se han enterado que es un vampiro diurno, no le falta alguien al lado para hacerse “amigo” de él y de paso sacarle un poquito de información, y es cuando entra en acción Quinn, un vampiro que descubre a Simon los placeres de las bebidas fuertes vampíricas, el plasma (el equivalente al Tequila o Jägermeister aquí vamos)

The hard stuff. *gulp*

                                                                           Mmm que color más apetitoso…

Así que os podéis imaginar como acaba toda esta historia. Si a los simples mundanos una resaca ya nos mata, a un vampiro que prueba el plasma por primera vez, va a pasarle mucha factura. Y es que al día siguiente Simon no se acuerda en su totalidad de lo que ha pasado, pero se levanta lleno de sangre de otra persona, y el último recuerdo que tiene es el de estar bebiendo sangre de una rubia PELIGRO, PELIGRO, POSIBLE ASESINATO A LA VISTA.

Con el cuerpo en mitad de un callejón y un decorado digno de Tarantino, lo normal es que la policía intervenga; la suerte es que el policía encargado del caso no es otro que Luke y su nueva acompañante, la cual ya empieza a sospechar de todos estos casos tan bizarros. Total que cuando creíamos que Simon no había tenido nada que ver con el asesinato, hay una coincidencia de ADN que lo implica de lleno, haciendo dudar al mismo Luke de lo que ha pasado.

“18 year old from Brooklyn. Named Simon Lewis.” Oh. My. God.

                                                                                   RUN SIMON, RUN

Simon ya no sabe a quién más pedir ayuda, y el único recurso que le queda es Rafael, el cúal tonto no es, y se “ofrece a ayudar” a Simon, siempre y cuando le diga cómo se ha convertido en diurno. Rafael cabrón.

A todo esto la investigación sigue su curso y es la compañera de Luke la que lo detiene al encontrarlo en la escena del crimen (listo sabemos que no es el apellido de Simon), pero Simon sabe que él no ha sido el culpable porque la víctima tenía mordeduras en los pies, parte del cuerpo que le da ASCO EXTREMO a Simon.

And the anti-foot fetish sets Simon free.

No va a permitir pagar por algo que no ha hecho, así que haciendo uso de su fuerza vampírica escapa del coche policía y se dirige al club donde todo pasó, para arreglar cuentas con Quinn (ese que le invitó a plasma), el que realmente mató a la chica. Y es aquí cuando nace un nuevo Simon. Ahora si que podemos decir que es asesino de verdad.

                                                                   *Bam.*

Todavía siguen quedando hilos sueltos en esta historia. Bueno en realidad solo queda la inspectora, que se ha coscao de todo el mundo Shadowhunter, y para protegerla, Rafael esta vez si que sirve de ayuda y le hace olvidar todo lo que ha visto y oído durante el caso.

 

Por otro lado tenemos a Magnus, que ya sé lo que estáis pensando, mago de prestigio con un shadowhunter de toma pan, moja y chúpate los dedos como Alec, viviendo juntos en un loft bebiendo cocktails, siendo felices y sin problemas…pues no. Tras despertarse y no ver a Magnus en la cama, (gracias por esta escena por cierto), Alec se dirige al comedor donde ve a un Magnus ido completamente…

“Mama.” 😭

Y es que aunque al principio dice que no le ocurre nada, y tras unos momentos adorables en los que los dos se recuerdan que está el uno para el otro tanto en lo bueno como en lo malo, Magnus revela que tras ser torturado mientras estaba en el cuerpo de Valentine, la runa de la agonía le recordó a un momento de su niñez donde después de presenciar el suicidio de su madre, su padrastro lo encontró y le recriminó que su madre se había suicidado por su culpa, por haber dado a luz a una abominación (HOW DARE YOU PADRASTRO DE MAGNUS), por lo que tras un subidón de rabia e ira, lo quemó vivo.

“I burned him, Alexander.” 😱

That’s my boy.

Tras esa revelación Malec vuelven a ser adorables máximos y nos dan momentitos de frases y abrazos que tengo que enseñaros en el post porque es de bien nacido ser agradecido.

ALL love.

#Malec. Forever. 💖

                                                                                  Yo mataba por esta pareja.

Y Jace. AY JACE. El pobrecito nuestro desde que volvió del Reino de las Hadas y tras ese beso con Clary, tiene un cacao en la cabeza que ni una runa podría arreglarlo. Es por lo que acaba sincerándose con Izzy, la cual, como persona razonable, le aconseja que no se meta en la relación entre Simon y Clary (aunque por favor, métete ya de pleno Jace, porque esa relación está más que muerta y no aguantamos más ver a Clary llorar)

#Clace, we see you…

Que fuera Jace el único que no ve clara la relación de Simon y Clary, bueno, pero es que Clary, como corazón y cerebro que tiene (a veces) también tiene dudas aunque esté emperrada en seguir adelante con Simon. Decir que esta relación en la serie ha durado más que en los libros, ya que en los libros se queda en un intento (más por parte de Simon), y es que los que nos hemos leído los libros queremos que Simon esté libre para así poder acabar con ________ (para más información, leerse la saga).

Menos mal que Izzy vuelve al ataque como la ami máxima y tiene una conversación con ella que le ayuda a tener las ideas un poquito más claras.

Izzy pep talk.

Bueno, esa conversación, y la que tiene con Simon seguida de ésta, porque con toa su cara bonita se presenta en la casa Simon (también llamado almacén #GetSimonADecentHome) para aclarar su situación, pero el vampiro, en medio de su crisis asesina, también tiene tiempo para dejarle las cosas bien claras a la pelirroja. Que olé tu cara por hacerlo, todo sea dicho, porque la muchacha tiene un lío en la cabeza nivel su pelo cuando tiene que salir de la ducha. Y ojito a la frase que le dice Simon tras Clary decirle que le quiere:

“Look me in the eye, and tell me that you don’t have any feeling for him.” Uh oh…

                                                                              Booooooya. Esto huele a ruptura.

Y si con eso no había tenido suficiente, le suelta: “Intentar ser más que amigos ha sido un error”. Yo aquí sentí pena por Clary y todo.

Aclarar que al final del capítulo se vuelven a hacer amiguis. No máximos, pero se dan un tiempo. Que yo no sé vosotros, pero a mi eso de darse un tiempo me huele a ruptura. Pero eh, como amigos Simon y Clary si que son la BrOTP máxima.

 

Por otra parte está Sebastian, que sí, cada vez que habla las bragas y calzoncillos vuelan hasta Australia, pero esta semana ya se ha descubierto lo tocado, frío, traidor y asesino que es. Y es que su pastel empieza a descubrirse cuando Aline, una prima de Sebastian aparece de la nada en el instituto para verlo, ya que según ella lleva medio año desaparecido y tanto ella como su familia estaban preocupados y querían asegurarse de que estaba bien (Tranquila Aline, Sebastian está bien. Bien metido en un armario amordazado).

Boo? 👻

¿Una prima que aparece de golpe y de la que no tiene constancia? Eso Sebastian no lo puede admitir, ya que juega en su contra, por lo que no le queda de otra que amenazar al verdadero Sebastian.

WOAH. WOAH. WOAH. 😳

Y si, al principio sale todo bien ya que tiene una conversación con Aline como si se conocieran de hace años, pero lo que el fake Sebastian no contaba era con la huida del true Sebastian, y claro eso le rompe todos los planes. Y justo cuando el Sebastian bueno está A METROS de su prima Aline y de Izzy, el sazzy British lo alcanza y le mete un dagazo por detrás dejándolo muerto en el suelo. Bye bye Li’l Sebastian.

Resultado de imagen de bye bye lil sebastian gif

Con tanto lío amoroso y familiar parece que los muchachos no trabajan, pero no, aquí hay tiempo para todo, y el fin del capítulo de esta semana es trasladar a Valentine a Idris para que pueda ser juzgado por la Clave, ya que hasta ahora sigue prisionero en el Instituto. Para eso necesitan la ayuda de Magnus y la creación de un portal directo hacia la ciudad, el cual todo va a la perfección y Valentine acaba prisioneroJAJAJAJAJ QUE NO. Que tras una tres cuarenta del fake Sebastian, chantajea a uno de los que custodian a Valentine con su familia y acaban los dos en un sótano, acabando el capítulo con una escena de Sebastian on fire

“Hello, father…” 😳

 

CHAN CHAN. A los lectores esto nos ha pillado un poco EING (como toda la serie en realidad), pero tenemos muchas, muchas, muchas ganas de ver como se resuelve todo este lío. Así que os esperamos la semana que viene!!

(Visited 84 times, 1 visits today)

Autor entrada: Seriéfilos Enfurecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *