‘Sex Education’ y por qué tienes (o no) que verla

‘Sex Education’ es la nueva serie de Netflix, que se estrenará el próximo 11 de enero en la plataforma. Es una de sus producciones más extravagantes hasta la fecha. Esta ficción, que sin duda destaca por su tratamiento directo y burdo del sexo, busca representar la adolescencia y su relación con el tema prácticamente sin tabúes. ¿El resultado? Una serie fresca, novedosa, pero que en ocasiones puede abrumar por la crudeza de su lenguaje.  

La serie cuenta la historia de Otis (Asa Butterfield), un joven estudiante de secundaria, hijo de una psiquiatra sexual. Interpretada por Gillian Anderson, ahí tenéis la primera razón para ver esta serie. Otis trata de desentrañar los misterios del sexo que, pese a los conocimientos teóricos que tiene inevitablemente a causa del oficio de su madre… En la práctica suponen para él un verdadero dilema. Particularmente interesante es el personaje de Anderson, Jean, una mujer totalmente dueña de su propia sexualidad como pocas se han visto en televisión antes. Recuerda en cierto modo a la Virginia de ‘Masters of Sex’, pero con todavía menos pelos en la lengua.

‘Sex Education’ es una serie brillante, pero no es para todo el mundo. Utiliza la narrativa propia de las series adolescentes para hablar del sexo de una forma nunca vista antes en este tipo de narrativa. No hablamos de la romantización del sexo que sí se ha visto, sino de una representación que incluye también los aspectos más desagradables del mismo. Traslada la libertad con la que se habla del sexo en ‘Girls’ a una edad en la que la mayoría no sabe bien lo que hace. Y ese es el objetivo de esta serie: Otis intenta trasladar sus conocimientos a sus compañeros, pero él mismo tiene mucho que descubrir. 

¿Qué encontrarás en ‘Sex Education’? 

Resulta imposible ver ‘Sex Education’ si se está buscando una serie ligera para pasar el tiempo, o una comedia de humor blanco que no resulte inquietante. Sobre todo, no veas esta serie si buscas algo que no te incomode o prefieres que no te haga pensar.  Se trata de una ficción adolescente que va mucho más allá de los dramas habituales. Y que profundiza mucho más en la realidad del sexo. En cierto modo, busca también hacer evidente el desconocimiento del tema que suelen tener habitualmente los adolescentes. 

Eso sí, que ‘Sex Education’ te obligue a pensar no significa que no te haga reír. Te hará reír en alto con las situaciones más extrañas e inverosímiles (en ese sentido me recuerda un poco a Californication, pero con un discurso mucho más cuidado. Y respetuoso con las mujeres y los colectivos minoritarios… en realidad, no se parece tanto a Californication). Pero esto tampoco invalida sus momentos más dramáticos, que también ocupan su parte en la historia. 

En resumen, como todo lo que rompe moldes, esta serie tiene tanto aspectos positivos como aspectos negativos: 

Por qué sí deberías ver ‘Sex Education’ 

Por su honestidad, por su irreverencia respecto a los tabúes habituales en el sexo. Su representación del colectivo LGTB+, por la constante destrucción de mitos respecto a la sexualidad. Por el retrato del feminismo que hace, por el lado tierno de sus personajes. Y por la inevitable comedia que nace de las situaciones más extravagantes posibles. 

Por qué (tal vez) no deberías ver ‘Sex Education’ 

Es posible que a ti, como individuo, no te gusten determinadas cosas en las series que ves. Si es el caso, pueda que no quieras ver esta ficción por lo descarada que es en ocasiones. Principalmente, por lo desagradable de algunas escenas, por lo reiterativo del tema sexual en todas las tramas y personajes. Esto no significa que la serie sea mala, ya que está construida a propósito de esta forma. Pero resulta innegable que no está hecha para todo el mundo. 

¿Serás lo suficientemente atrevido para verla? Nosotros esperamos que sí. 

Autor entrada: Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *