Seriéfil@s Enfurecid@s: Furro Edition

Hoy hablamos de series protagonizadas por animales antropomórficos. Porque furro se nace, no se hace.

Si por algo destacamos la gente de los 90 no es por futuro incierto o por haber asistido a más eventos internacionales que generaciones pasadas, no. Alguien que ronde entre los 25 y 30 años podrá decirte con claridad dos cosas: un juguete en concreto que nunca le regalaron para navidad (el barco pirata de playmobil, joder) y una ristra de series de su infancia. Ojalá pudiera daros a cada uno de vosotros ese ansiado juguete, pero vamos a tener que hablar de la segunda opción que para eso estamos aquí.

Ya se hizo un artículo bien completito de series de nuestra infancia; sin embargo, hoy quiero darle un enfoque más…salvaje. Vamos a hablar de series de los años de la polca, sí, pero siempre y cuando sean de animación y protagonizadas por animales antropomórficos.

¿Listos? Pues vamos con lo que he llamado Seriéfil@s Enfurecid@s: Furro Edition.


En el reino animal hay mucho por elegir pero la familia de los felinos ha sido bastante usada para crear series que nos amenizaron muchas tardes.

Por ejemplo, si os hablo de un aventurero rubio, valiente, que viaja por todo el mundo en su hidroavión blanco en busca de artefactos y chafando los planes del malvado Lord Zero, ¿de quién estoy hablando? Nada más y nada menos que Montana, aquella serie a lo Indiana Jones con su característico saxofón. ¿Recuerdo desbloqueado?

Y de gato grande a gato grande, esta vez más conocido. Acompañado por su mayordomo y una enamorada princesa debe recorrer el mundo en 80 días, igual que aquella novela de Julio Verne. No es otro que nuestro querido Willy Fog.

Como dice el dicho, «se llevan como perros y gatos» solo que aquí todo el mundo se lleva bien; es solo para cambiar de punto.

El mejor amigo del hombre también ha sido utilizado para personificar otras entidades y entreternos durante un buen ratito. Si pensamos en serie antigua protagonizada por un perro, ¿cuál os viene a la mente? Pues eso, D’Artacán y los tres mosqueperros. Basada en la obra Los tres mosqueteros de Alejandro Dumas, vemos las aventuras de este perrete junto a Doggos, Pontos y Amis para convertirse en un mosqueperro. Canelita en rama de aquella época, mi gente.

Otro cánido antropomórfico, si se le puede llamar cánido, es Sylvan. Para nada me acordaba de esta serie de fantasía. Un mago rata (no estoy insultando a ningúna persona preadolescente que juegue al LoL) un rey león y una princesa perra acompañaban a nuestro protagonista. Otra cosa no, pero reciclar planos se les daba bastante bien.

Más series Furro Edition

Abandonamos los mamíferos para zambullirnos de lleno en los condrictios; es decir tiburones. Pero no tiburones que viven en el mar haciendo lo que sea que hagan, no. Estos viven entre nosotros, combatiendo el crimen a base de bocados y puñetazos. Street Sharks, con su «chaotic good energy», cuenta las aventuras de cuatro hermanos, mitad humanos y mitad tiburones, y cómo detienen una y otra vez a su archienemigo, el doctor Paradigma, acompañado de sus maléficas criaturas.

Y, por último, no van a ser todo series con más años que el mear. Una de las más modernas es Somos Osos, que te cuenta las vivencias de un panda adicto a la tecnología, un oso polar de pocas palabras y un pardo inepto en la gran ciudad. Nadie se pregunta qué hacen ahí tres osos parlantes que juegan al baloncesto o van a comer sushi y a mí me ponen nerviosísimo.

Si nos vamos a Netflix tenemos actualmente Beastars, un anime de instituto con animales en el que ocurre asesinato que pondrá en la cuerda floja la relación entre carnívoros y herbívoros. Si os mola la idea ahí la tenéis para verla del tirón aunque de infantil tiene poco.


Y hasta aquí Seriéfil@s Enfurecid@s: Furro Edition.

¿Os ha gustado? Si creéis que me he dejado alguna serie de la infancia comentádnoslo en nuestro Twitter.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seriéfil@s Enfurecid@s: Furro Edition

de Rubén Tiempo de lectura: 3 min
0