Scream Queens 1×11: Unas compras de muerte

No hace falta que me lo digáis, lo sé, estáis tristes. Tristes porque tan solo queda una semana para que todo este espectáculo de ropa inspirada en los 90’s, chistes crueles, extensiones y sangre, llegue a su fin. Pero para eso aún nos quedan unos días, ya nos flagelaremos entonces. ¡Centrémonos porque aquí hay aún mucha tela que cortar! Te avisamos que si necesitas un desfibrilador puedes adquirir uno aquí.

¿Estáis listos? No olvidéis que este post contiene un 110% de spoilers. Si no has visto aún el capítulo, mejor no sigas leyendo, si lo haces es bajo tu responsabilidad. ¡Empezamos!

¿Hay algo más bonito que la Navidad? ¿Hay algo mejor que pasar tiempo con tus seres queridos  y las calles decoradas con esas pequeñas bombillas propias de esta época del año? La respuesta es sí, el Black Friday. ¡Este día es algo fantástico, y no es que lo diga solo yo.

“El Black Friday se trata de comprar barato adrede. Comprar regalos de Navidad totalmente olvidables para los amigos (…) eso les hace mucho más fáciles de manipular” – Chanel Oberlin, presidenta de KKT.

Muchos de vosotros diréis “¿En serio van a salir de casa por la madrugada habiendo un psicópata suelto? ¡No tiene sentido!”, pero Scream Queens es así, nada tiene sentido, ¡viva!

Nuestras chicas, que solo tienen miedo a que no les pase la tarjeta de crédito en el momento del cobro, se plantan en el centro comercial más cercano, o no, quién sabe, y comienzan a hacer sus respectivas compras. Todas son invadidas por un espíritu navideño excepcional y quieren lo mejor para sus amigas, en lo que regalos se refiere. ¡Que bonito, tía!

Pero claro, todos sabíamos de sobra que a Las Chanels ni de compras les iban a dar un respiro y más a solo dos capítulos del final de la temporada, así que sí, Red Devil aparece y se lía un pifostio bastante gordo en el lugar.

Imaginad, un centro comercial desierto, un asesino armado con una ballesta persiguiéndote y ni un solo policía en el lugar, oh, espera, ¡Mama Denise ha vuelto! ¡Y ahora es policía! Aunque la aparición de nuestra diva de color no evitó que la Oberlin recibiera un señor flechazo. Si, aunque sin grandes consecuencias.

 

 

Después de atentar contra la vida de la presidenta de las Kappa todo se vuelve mucho más oscuro y siniestro, y es que, todas las chicas de la hermandad, optan por matar a la Decana Munsch, como el que decide cambiar de colchón, vaya.

Lo más sorprendente de todo es que este nuevo escuadrón está encabezado por Chanel, obviamente, y Grace. GRACE. ¿Hola? ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Qué significa exactamente esta nueva faceta de la hija de Wes? ¿Podría ser ella el diablo rojo?

Pero no nos adelantemos a los acontecimientos. Las chicas piensan que la decana es Red Devil, y estén equivocadas o no están decididas a matarla. ¿Lo consiguen? No.

No sabemos de qué material está hecha Munsch, o con qué superhéroe de Marvel guarda parentesco, pero haciendo uso de veneno de pez globo logran acabar con ella, ni siquiera congelándola a -200ºC. Nada funciona.

Pero dejémonos de intentos de homicidio y demás cosas feas, vayamos a lo que realmente nos apasiona. El amor. Sí, el amor nos encanta, aunque sea la sosa de Grace la protagonista de esas escenas románticas que tanto nos encantan.

¿Pasan a la acción Pete y ella? Después de once capítulos creo que ya es hora de lanzarse. Pero no. Grace parece no estar muy decidida y le hace un poco la cobra al pobre Pete, que no hace nada más que investigar e investigar para ella. Tras este batacazo sentimental, se descubre algo que podría ser verdaderamente relevante en toda esta historia tan absurda, y es que Gigi nunca estuvo en aquella escena de la bañera, pero si que estuvo su hermana, quién se quedó inicialmente con los bebés hasta que se suicidó, entonces fue cuando Gigi se volvió un poquito loca, se quedó con los niños e ingresó en el manicomio.

Vaya, eso sí que nadie lo esperaba. ¿Pero sabes que es lo que menos nos esperábamos aún? Finalmente Grace decide dejar de calentar al pobre Pete a lo tonto y decide lanzarse a la piscina (insertar audio de aplausos aquí), pero ahora es Pete quién le para los pies. La rubia no entiende nada y nosotros mucho menos.

¿Qué pasa? ¿Por qué no simplemente se acuestan y nos hacen al fin felices? Pues resulta que Pete le para los pies porque dice, y cito textualmente: “No quiero que tu primera vez sea con un asesino”.

¡PAM, HERMANA! ¿Cómo te quedas? Nosotros aún estamos más perdidos que antes. No creo que Pete sea el asesino, ni la decana, ni la propia Chanel Oberlin. Cambio mi apuesta, señores. Ahora más que nunca lo tengo claro. Red Devil es Grace, y lo suelto así, a pelo, sin vaselina ni nada que lo suavice.

¿Quién creéis vosotros que se esconde bajo el disfraz del diablo rojo? Solo queda una semana para salir de dudas. Mientras tanto, se aceptan apuestas.

Por Fran Luna (Twitter: @EhEhFran)

(Visited 24 times, 1 visits today)

Autor entrada: EhEhFran

1 thought on “Scream Queens 1×11: Unas compras de muerte

    Lua

    (4 diciembre, 2015 -11:20 pm)

    Yo también creo que Grace es el otro diablo rojo, es más, creo que Boone esta vivo y que su muerte ante Gigi fue solo una pantomima otra vez, porque había dos diablos en el centro comercial. Ademas por lo que nos hemos enterado, Boone y Grace son hermanos y se supone que la hermana de Boone es la otra asesina, una pista que a mi me dejo claro que Grace era el otro diablo es que cuando Boone esta hablando con su hermana le pregunta por como esta Zayday, y quien va a saber mejor como esta que su amiga Grace? Pero eso no significa que ella sea el otro bebé que nació en la bañera. Me apuesto a que eso otro bebé, la melliza de Boone es Chanel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *