Outlander: Season 4 Review

¡Bienvenid@s de vuelta, Sassenachs! Después de casi un año, el droughtlander está a punto de llegar a su fin – Taing do Dhia! -. Con este post, una servidora se une oficialmente a Laura, Cass e Inés para comentar con todos vosotros las nuevas aventuras de los Fraser. Y vamos a empezar con algo jugoso para que podáis prepararos para todo lo que está por venir. Aquí tenemos recién salido del horno un review sin spoilers de los primeros 6 episodios de la temporada. ¡Vamos allá!.

Tras la abrupta llegada de Jaime, Claire, el joven Ian, Fergus y Marsali a las costas de Georgia en la temporada anterior, los volvemos a encontrar unos meses después ya establecidos en tierras americanas. América será la nueva ubicación de la serie, tras la maravillosa Escocia y París. 

El cambio de ubicación trae también consigo un nuevo cambio para la serie. Desde los decorados hasta el vestuario, todo se ha renovado marcando el inicio de una nueva época para los personajes.

image

Con el tema de fondo de los nativos americanos, sus costumbres y su relación con los Frasers, los primeros episodios de la nueva temporada nos muestran al principio la belleza de América, tierra de oportunidades, de nuevos sueños…pero pronto nos enseñan la cara más amarga de una tierra desconocida. América viene con sus propios desafíos y sufrimientos y la familia Fraser va a tener que luchar con uñas y dientes para que sus sueños se cumplan si deciden establecerse allí. 

Jamie y Claire se dirigen al norte mientras deciden si regresar a Escocia o establecerse en las colonias. Pero en Outlander nada es tan fácil, hay innumerables distracciones en el camino, incluida la aparición de un hombre inquietante llamado Stephen Bonnet y una parada memorable para visitar a la tía de Jaime: Jocasta, propietaria de River Run, una plantación de Carolina del Sur. Os lo adelanto, ¡la vais a adorar!. Es toda una Mackenzie de armas tomar. Encantadora, manipuladora y retorcida.

image

Es en River Run donde Jaime y Claire se enfrentan cara a cara con algo tan horrible como la esclavitud. Claire y Jocasta tienen visiones muy diferentes y chocantes sobre ello, lo que hace crecer la tensión entre ellas. Por ello, tienen una relación complicada, queriendo gustarse la una a la otra pero destinadas a no entenderse. 

River Run es todo lo que os esperáis. Aunque fugaz, cuando lo veáis vais a querer mucho más, os aseguro que no os va a decepcionar. Han sabido captar la esencia de la historia pero comprimirla para que puedan contar más historias interesantes.

En estos episodios, la relación entre Jaime y Claire es más madura, profunda y asentada. Eso hace que lo que ambos se preguntan cómo pareja sea: ¿qué hace un hogar? ¿Podrán formar uno en las colonias?. Es algo que ambos desean desde hace eones. América parece que les da esa oportunidad. Ambos son inmigrantes en una tierra extraña que deben decidir cómo y dónde quieren que sea su hogar. Es la primera vez que tienen libertad para hacerlo. Durante estos primeros episodios, solo buscan paz. La paz que sólo un hogar conjunto y familiar puede darles y tratan de decidir dónde y cómo hacerlo. Se están asentando. Echando raíces por primera vez.

image

Es un ambiente más doméstico que no hemos visto en la serie hasta ahora. Es encantador pero lo cierto es que comienza de forma repentina. Deberían habernos explicado cómo logran establecerse en las colonias y cómo solucionan ciertos cabos sueltos que quedaron pendientes en la temporada anterior. Así nos hubiésemos hecho una idea más precisa de la situación. Y nos hubiese ayudado mucho más a decirle adiós a Escocia y abrazar con fuerza las colonias.

Mientras sucede esto, Jaime y Claire terminan en medio de las crecientes tensiones entre los cherokees y los colonos. En este sentido, la serie hace un buen trabajo introduciendo a personas marginadas e incomprendidas, principalmente comparándolas con los escoceses de las Tierras Altas (tanto en su historia como en sus cualidades personales: siendo ambos pueblos guerreros, místicos, pioneros y protectores de sus clanes). Aunque, si bien su introducción es maravillosa, me esperaba algo más sobre su desarrollo. Considero que deberían haber tenido un mayor peso en la trama ya en estos primeros episodios. 

La serie gana muchísimo cuando se enfoca en Jaime y Claire. Y eso es principalmente lo que hacen en estos capítulos. Vemos cómo le dan respuesta a sus preguntas sobre el futuro y el hogar, cómo construyen uno y echan raíces. Es maravilloso y precioso. Los vemos disfrutar juntos sin la amenaza inminente de una posible separación. Sin embargo, esto es un arma de doble filo porque al centrarse tanto en ellos descuidan un tanto a los personajes secundarios que deberían de haber tenido más peso en las tramas.

image

Dicho esto, una vez que los Fraser están asentados en las colonias, el ritmo de la temporada se acrecienta. Tanto los Fraser como la serie encuentran su lugar. Es entonces cuando nos sumergimos completamente en la vida de la familia, con nuestra pareja protagonista complementándose y trabajando juntos. 

El vestuario, los cuidados detalles y los entornos naturales de Carolina del Norte, tan parecidos a la siempre amada Escocia, ayudan a que las colonias atenúen nuestra sed de Lallybroch y sean aceptadas como el nuevo hogar de la familia Fraser. 

Junto a este magnífico entorno, lo que más clama “hogar” en estos episodios son Jaime y Claire. Su química y magia en pantalla siguen tan frescas como el primer día. Incluso se han visto influenciadas para bien por la buena relación que mantienen los actores que les dan vida. Jaime y Claire se complementan a la perfección, se hacen mejores el uno al otro y cada uno tiene en cuenta las fortalezas del otro y ambos, en todo momento, están ahí para apoyarse y mostrarse mutuamente – además de al espectador – todo lo que significan el uno para el otro. Los vemos realmente felices juntos. En definitiva, su relación es más sólida que nunca. 

Además, otro punto a destacar es la relación entre el joven Ian, Jaime y Claire. Realmente parece como si él fuera hijo de ambos. Ian es parte de ese ambiente doméstico y hogareño. Él se está empezando a descubrir a sí mismo y el camino que quiere seguir en su vida, mientras que Jaime y Claire son su ancla y su guía. Es totalmente adorable.

image

Mientras tanto, en el siglo XX, Brianna y Roger están empezando a descubrir su amor y a preguntarse lo que Outlander se preguntó antes con Jaime y Claire: ¿qué es el amor verdadero y qué sacrificios conlleva?. El viaje emocional que ambos realizan lleva aparejadas tramas donde la emoción, el sacrificio, los secretos y la entrega están presentes. Sin embargo, ese arco a dos se bifurca una vez que vemos que Brianna debe saber quién es y encontrarse a sí misma antes de aventurarse a descubrir quién puede ser y dónde puede llegar con otra persona a su lado.

image

La verdad es que los puntos más importantes de la trama aún siguen “bajo secreto de sumario” pero la conclusión de estos seis primeros episodios es que la temporada va in crescendo. Mejora a cada paso mientras descubrimos conexiones con temporadas anteriores a la vez que nos hace revivir las emociones que nos enamoraron de la serie y crea otras nuevas. Sin duda, abre un nuevo capítulo pero no se olvida de su pasado, si no que lo revisita y lo recuerda. Trabaja a partir de él. En ese sentido, no es un punto y a parte, si no más bien un punto y seguido. ¡Lo vais a amar!.

Este inicio del hogar Fraser es un hito en la serie y en la vida de nuestros protagonistas. En el futuro, les esperan muchos desafíos. Por ejemplo, la Revolución Americana ya acecha en el horizonte. En estos capítulos, se pueden ver las primeras brasas que encenderán esa llama. Sin duda, Jaime, Claire y el resto de la familia Fraser superarán ese reto y todos los que se pongan por delante. Y nosotr@s estaremos allí para verlo.  

Bonus: Personajes muy queridos aparecerán de una forma sorprendente. 

Hasta aquí la crítica de estos primeros episodios. La semana que viene mis compañeras os harán un repaso de la temporada 3 para que estéis más que preparados para la premier. A partir de entonces, cada martes, las cuatro comentaremos con todos vosotros las aventuras de la familia Fraser en tierras americanas. ¡Hasta la semana que viene, Sassenachs!. 

Por Raquel

(Visited 323 times, 2 visits today)

Autor entrada: Raquel

1 comentario sobre “Outlander: Season 4 Review

    […] Al acabar el coloquio, Movistar tuvo la deferencia de hacer un sorteo de merchandising de Outlander y, aunque no nos tocó nada (*crying in gaelic*), nos pareció ¡FA-BU-LO-SO! Del capítulo poco podemos decir salvo que si la temporada sigue así, será una temporada maravillosa, muchísimo mejor que la tercera. Si queréis saber de qué trata el capítulo sin spoilers, no os perdáis este post. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *