Recomendaciones veraniegas: The Good Wife

¡Hola, seriéfilos! Bienvenidos un año más a las recomendaciones veraniegas, que este año llegan un poco más tarde, ¡pero con las mismas ganas! La primera recomendación (sin spoilers, por supuesto) de este mes de agosto es un drama legal que acabó hace algunos años: The Good Wife.

Alicia Florrick es la esposa del fiscal general de Chicago, que acaba de ser descubierto en una trama un poco bastante turbia con prostitutas. Ante esta situación, ella decide volver a trabajar de abogada en el bufete de un amigo, para poder pagar las facturas y mantener a sus hijos.

A mí al principio esto no me atraía demasiado. Uf, otro drama legal, con una señora mansa de protagonista, con lo que me gustan a mí los personajes femeninos sin pelos en la lengua. Pues oye, sillazo en la cara para mí, porque no es otro drama legal. Es un drama político-legal con humor, que traslada a la ficción los entresijos del sistema americano. Además, utiliza a la mayoría de personajes para hacer sus reivindicaciones, que no son pocas.

También sillazo en la cara para mí, porque Alicia Florrick tiene una de las evoluciones más grandes que he llegado a ver. No necesariamente hasta un punto en el que la ame, pero desde luego, no puedo decir que la protagonista de The Good Wife no sea una mujer fuerte.

Pero por si sois igual de insensatos que yo y queréis un personaje femenino que os conquiste desde el piloto, permitidme que os presente a Kalinda Sharma. Es la investigadora del bufete y lleva las tramas más turbias de todas. Es el tipo de mujer que, en lugar de hablar, deja que sus acciones hablen por sí mismas. Su amistad con Alicia es una de las cosas más bonitas que aparecen en esta serie.

En general, todas las mujeres son una mina de oro, lo que tiene como resultado una ficción con buena representación feminista. ¿Os hablo de Diane Lockhart, cofundadora del bufete? ¿O de la maravillosa Elsbeth Tascioni? Creo que mejor os dejo que las descubráis vosotros mismos.

De los hombres no puedo decir lo mismo, porque por ejemplo Peter Florrick se me queda atragantado de principio a fin. Sin embargo, tengo que reconocer que es un personaje bien construido que da su interés cuando corresponde. Y no es el único hombre: no puede hacer sombra a Will Gardner, otro cofundador del bufete y amigo de la universidad de Alicia. Tiene sus mases y sus menos, pero Gardner es de los buenos. Y la evolución de su amistad con Diane es una de las cosas que, en mi opinión, hacen que esta serie merezca la pena.

No me olvido de Cary Agos, pero todo lo que pueda decir de él va a ser probablemente un spoiler. Así que voy a dejarlo en que no le juzguéis a la primera, porque a pesar de tener pintas de tiburón, por dentro es un blandito y le quiero mucho. Y tampoco de Eli Gold, encargado de la campaña de Peter Florrick, un genio con mucha picardía, el Olivia Pope de The Good Wife. Otro del que poco puedo decir sin adelantarme a los acontecimientos.

Pero lo que me conquistó de esta historia no fue un personaje (mentira, sí lo fue, Kalinda Sharma, pero dejadme que os cuente más), sino la trama en general. Los casos autoconclusivos me tuvieron amarrada a la silla durante la maratón que me metí entre pecho y espalda. Pero  la historia no se limita a un drama episódico, como por ejemplo hacía la buena pero sexista Boston Legal. La vida de Florrick  y sus amigos y enemigos es un hilo que continúa haciendo evolucionar la situación temporada tras temporada. Y para mí, eso es lo que marcó la diferencia.

Oh, y hay OTPs. Muchas OTPs. Para todas las edades y todos los gustos. De las cuales, por supuesto, no puedo decir nada.

Hay cosas criticables, por supuesto, y lo cierto es que la última temporada me está costando acabarla. Pero se trata de un viaje que, si te llama un poquito lo que acabas de leer, merece la pena comenzar. Y como está completa en Netflix, si eres de esos afortunados que tienen cuenta, puedes descargarte los episodios y bajártelos a la piscina en el móvil… Porque el mono de series no se va de vacaciones.

Por otro lado, si la has visto ya y lo que vienes buscando es una serie parecida, estás de suerte. ¡Échale un ojo al spin-off de Diane Lockhart, The Good Fight! Y ya que estamos, luego vienes, y nos cuentas qué tal está.

(Visited 98 times, 2 visits today)

Autor entrada: Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *