doctor who

Recomendaciones veraniegas: Doctor Who

¡Hola, seriéfilos! Llegamos a la tercera semana de las recomendaciones veraniegas y os traigo un clasicazo, una historia que todo el mundo debería ver (o al menos, dar una oportunidad). Hablo de la serie de sci-fi británica Doctor Who.

De forma simplificada, Doctor Who cuenta la historia de un alienígena, el Doctor, que viaja en el tiempo y el espacio en una nave espacial con forma cabina azul: la TARDIS (que por cierto, es más grande por dentro y es maravillosa). Se lleva siempre amigos con él, normalmente terrícolas, y aunque no siempre lo pretende, termina salvando el mundo en diferentes épocas y planetas.

Todo esto suena muy loco y un poco absurdo al principio. Pero una vez empiezas a ver la serie te das cuenta de que va mucho más allá. Doctor Who utiliza una premisa muy simple para modelar el mundo a su manera, para enseñar la vida desde las perspectivas más diversas (y con muchas situaciones absurdas).

Las companions son totalmente distintas entre sí, y eso enriquece muchísimo la historia. Además, el aspecto del Doctor cambia cada vez que “muere”, ya que en realidad no lo hace, sólo se regenera… en una nueva cara con una nueva personalidad, pero los mismos recuerdos. Por tanto, la serie no se parece en nada, por ejemplo, en la temporada 2, a la misma serie en la temporada 7.

Efectivamente, es algo rarísimo, pero es parte de la esencia de Doctor Who. Las despedidas, los comienzos, el cambio de las cosas es lo que define la historia y a sus personajes. Ninguno de los que viajan con el Doctor sale de la TARDIS siendo la misma persona que entra.

Igual que las relaciones entre nuestro alien favorito y sus compañeros serán completamente diferentes. Habrá OTPs épicas, grandes amistades, amores más allá del tiempo y el espacio. Y también pérdidas enormes, cosas que algunas veces serán recuperables… y otras no. Pero eso no hará que nuestros protagonistas dejen de intentarlo nunca.

A lo largo de toda la historia, conoceremos infinidad de personajes. A la dulce Rose Tyler, la más inocente y buena, la primera compañera. Y a la intrépida Martha Jones, una doctora (pero de verdad, de las de hospital) de color, la más inteligente, que será valiente hasta el fin del mundo.

tumblr_n6569bQlzf1rxxynvo8_250.gif (245×135)

Oh, y una de las favoritas del fandom es Donna Noble, la mujer más importante del universo, que defenderá lo mucho que vale allá donde vaya. No podemos olvidar a la independiente Amelia Pond, la niña que esperó, la niña que creyó, ni a Rory Williams. Y por supuesto, mi favorita, la genial Clara Oswald, la chica imposible.

Todos suenan especiales, lo sé. Porque lo son. Para comprobarlo, sólo tenéis que darle al play. Y no sólo ellos. River Song, Jack Harkness, Craig, Vastra, Jenny, Strax… Incluso los enemigos del Doctor son fascinantes, y van desde los odiosos Daleks hasta los propios humanos, pasando por Cybermen y todo tipo de aliens.

Doctor Who mezcla la felicidad, el humor y la alegría de vivir con la tristeza y amargura de comprobar que las cosas no siempre salen bien. El Doctor compagina de forma excelente las dos caras de su personalidad. Por una parte, es un ser que ha vivido centenares de años y que ha visto cosas maravillosas. Tiene fe en que la humanidad puede ser buena, y pese a que sus enemigos son peligrosos, su única arma es un destornillador sónico.

Pero, por otra parte, es el último de su especie y ha sufrido más pérdidas que nadie. Al doctor no le gustan los finales e intenta evitarlos a toda costa… pero eso no siempre es posible, y menos aún para un Señor del Tiempo. Así que de vez en cuando podemos atisbar una parte de él que se mantiene rota por dentro. Es una de las razones por las que siempre viaja acompañado: la soledad lo hace más despiadado.

Y llegados a este punto, tengo que prevenir de una cosa. Necesito que sepáis que si habéis venido a ver Doctor Who, habéis venido a llorar. De felicidad, de tristeza, de emoción. Pero vais a llorar, porque esta serie alcanza la patata en el mejor de los sentidos. La que avisa no es traidora.

Feliz viaje.

 

¿Cómo ver Doctor Who?

Si bien las primeras temporadas los episodios tienden a ser autoconclusivos con cierta trama general, sobre todo de la 1 a la 4, a partir de la 5 con el cambio de showrunner, la cosa cambia. Las temporadas tienen enrevesadas historias que incluyen paradojas temporales, cosa que, en mi opinión, mejora la serie brutalmente.

Respecto al Classic…

Doctor Who es una de las series más largas de la historia si tenemos en cuenta las primeras temporadas de los años 50.  ¿Mi consejo? A riesgo de que los fans del Classic Who de toda la vida me tiren tomates a la cara: no las veáis.

¿Por qué? Por un lado, porque las tramas son lentas y en general, hasta donde yo vi, mucho peores que las del New Who de 2005. Por otro lado, una de mis cosas favoritas de Doctor Who es el progreso. Como ya he dicho, las temporadas cambian, y por tanto, la representatividad mejora cuanto más se acerca a la actualidad. PEQUEÑO SPOILER: De hecho, la actual companion, Bill Potts, es abiertamente lesbiana, y la próxima regeneración del Doctor será  una mujer, interpretada por Jodie Whittaker. FIN DEL SPOILER.

(Visited 89 times, 1 visits today)

Autor entrada: Irene

1 thought on “Recomendaciones veraniegas: Doctor Who

    SebaSz

    (20 agosto, 2017 -1:10 pm)

    Aclaro que no soy objetivo, para mi Doctor Who es la mejor serie del mundo mundial.
    Si bien es una serie de ciencia ficción, está lleno de capítulos de suspenso, terror y aventura solo por citar algunos. Además, los distintos personajes están bien construidos y difícilmente sean chatos. No puedo dejar de mencionar tampoco la cantidad de escenas épicas, esas escenas que te hacen aplaudir no faltan.
    Si bien los efectos de las primeras temporadas (2005) no son los después mejoran mucho. Igual lo más importante no son los efectos, las historias son lo que importan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *