¿Qué series habéis visto este verano?

Primero es lo primero: ¿qué tal estáis? ¿Habéis pasado un verano mediocre? Ya no digo malo, digo mediocre por subir un poco el listón.

¿Y qué series habéis visto este verano?

Porque de eso mismo voy a hablar en este artículo.

¿Os pensábais que os libraríais de mí? ¡Pues no! Aquí sigo al pie del cañón listo para daros la turra en todo lo que pueda.

Vamos a hablar un poquito de series de este verano si os parece bien y si no…pues también, que aquí he venido yo a hablar de mi libro verano. Si la temporada anterior abrí con un lista me he dicho: «pues, oye, no hay que perder las costumbres».

Así que vamos a comentar un poquito algunas series que han pasado por nuestras plataformas de streaming en este bochornoso verano.


Memorias de Idhún

Y para bochorno un botón.

Desde que se anunció hace más de un año que Netflix se haría cargo de llevar a cabo la adaptación de una de las trilogías más importantes para una generacion, el miedo y la emoción corrían por internet. Después de imágenes, tráilers, memes y polémicas, finalmente pudimos ver la primera temporada y madre mía con el resultado.

Pero, ¿de qué trata esta saga de libros/anime?

Memorias de Idhún cuenta como la vida de Jack cambia de la noche a la mañana, al ver como sus padres son asesinados por humanos de otro mundo llamado Idhún. Gracias a la ayuda de la Resistencia, formada por Alsan, Shail y Victoria, él y sus nuevos amigos se prepararán para acabar con la tiranía de Ashran, el Nigromante, y su hijo Kirtash, para salvar su planeta. Literatura juvenil por un tubo, vamos.

En si, la adaptación de la mitad del primer libro es bastante fiel; el problema, como todos sabéis, viene del doblaje (y la animación, aquí no engañamos). Hasta la voz de Michelle Jenner me sonaba mal porque desentonaba por el buen trabajo que hacía.

Ahora, os digo una cosa, si vais con la idea de que lo que vais a ver y oír es regular, es disfrutable, entretenido y cómico.


Jurassic World: Camp Cretaceous

Seguimos con animación para bingo y pasamos a la primera serie ambientada en el universo de Jurassic Park.

Darius, uno de nuestros jóvenes protagonistas, gana la oportunidad de pasar unos días en el Campamento Cretácico de Isla Nublar, junto a otro grupo de elegidos. Allí podrán tirarse en tirolina, aprender más sobre investigación y clonación y estar cerca de dinosaurios.

¿Qué puede salir mal?

Todo, obviamente. El chollo se les acaba rápido a este variopinto grupo de adolescentes y deberán unirse para sobrevivir a los peligros que se ocultan en la isla y escapar lo antes posible.

Si soy sincero iba con cero expectativas al ver esta serie y, una vez vista la definiría como sencilla. Es que no tiene más. Son niños huyendo de bichos grandes, y en sus ratos libres resuelven sus conflictos personales con alguna evolución de personaje.

Lo que sí destaco de Camp Cretaceous es sus referencias y guiños a las dos trilogías. Se nos nombra a la doctora Ellie Sattler, vemos al científico Henry Wu, al Indominus Rex e, inlcuso, la Raptor Squad. Y dinosaurios, muchos dinosaurios que alegrarán a más de un Seriéfil@.

En definitiva, si queréis ver algo ligero y cortito poned Netflix y a disfrutar de ver sufrir a niños.


Made in Abyss

Y hablando de niños que sufren, animación y Netflix (os juro que este artículo no esta sponsorizado) ¿alguién ha visto este anime?

Transcurre en Osu, un pueblo al filo del Abismo, un agujero con cientos de kilómetros de profundidad, al que solo los Exploradores deben bajar para descubrir antiguos artefactos y reliquias. Riko, nuestra protagonista, desea ser una Exploradora como su madre y recorrer el abismo en busca de aventuras, la cual comienza cuando descubre un robot con forma humana.

Este anime me resultó curioso. Es de temática fantástica con un toque más adulto pero con una animación muy colorida, más infantil, por decirlo de alguna forma, para luego darte la hostia a mitad de temporada.

Combina muy bien esos dos conceptos que, a priori, pueden parecer opuestos. Están tan bien mezclados, con una historia tan bonita y cruda, que hizo que Made in Abyss se convirtiera en uno de los grandes descubrimientos de este verano.

¿Qué más se puede destacar? Serie protagonizada por niños que no son repelentes. Se les coge cariño, e incluso podemos temer mucho, pero mucho, por su seguridad.

No sé a qué estáis esperando para verla.

Y vosotros, pequeñajos, ¿habéis visto muchas series de anime en el verano?


Raised by Wolves

Otra joyita del verano si os gusta la ciencia ficción.

Producida por Ridley Scott (Alien y Blade Runner) esta serie cuenta cómo la guerra entre ateos y religiosos ha llevado a la Tierra a un nivel inhabitable. Por ello, dos androides llamados Madre y Padre son enviados a un desértico planeta. ¿Su misión? Cuidar de una nueva colonia de humanos alejada de los antiguos conflictos que llevaron a la catástrofre nuestro planeta.

Con solo 10 episodios (con segunda temporada confirmada), Raised by Wolves se convirtió, para mí, en una de esas series a ver, sí o sí.

Trata la religión, evolución, o el conflicto humano consigo mismo, a través de la guerra y la supervivencia en un mundo lleno de obstáculos.

Estéticamente está muy bien cuidada con elementos que nos recuerdan a Alien, Blade Runner o Terminator. Con una ambientación fría y lúgubre que acompaña estupendamente con nuestros personajes, entorno y música.

Mención especial a Amanda Collin en su papel de Madre. Solo con el episodio piloto ya notamos que le queda como un guante: violenta, fría y protectora, capaz de arrasar con todo por cuidar de su familia.

Vamos, que estáis tardando en verla siempre que tengáis HBO MAX o TNT (porque más sitios no se puede ver que yo sepa).

Lovecraft Country

Y por último, pero no menos importante tenemos Lovecraft Country.

La serie, que transcurre durante los años 50, nos lleva de viaje. De viaje por los Estados Unidos blancos y racista, con Atticus, su tío George y su amiga Letitia. Todo ello para encontrar a su desaparecido padre.

Lo que empieza como una misión de búsqueda pasa a ser de rescate, con elementos sobrenaturales de por medio.

Una imagen más que clara del trato que recibía gran parte de la población: segregación, miradas de desprecio, asesinatos y experimentación. Todo ello utilizando elementos propios de la ciencia ficción y la fantasía más oscura y perturbadora; aunque, eso sí, acompañado todo de una música que chapó por el que se le ocurrió.

La magia, monstruos y fantasmas dan su chungo, sí, pero eso es más que una excusa para mostrarnos el verdadero horror de la serie.

El racismo constante en todos los aspectos a los que se ve sometida la comunidad afroamericana estadounidense. Es un viaje a un pasado macabro, con unas historias que enganchan desde el primer momento y tiene unas escenas potentes y muy, muy bonitas.

Si os interesa la ciencia ficción, elementos sobrenaturales y el racismo poneos a ver ya Lovecraft Country, porque estáis tardando lo más visto en engancharos.


Como último dato, solo quiero comentar que también ha sido el final de los finales de Agentes de SHIELD y madre mía qué llorera más tonta me pegué. No voy a hablar de los últimos episodios porque para eso os dejo este artículo por aquí para que lo leáis y se os caiga alguna lagrimilla como a mí.

¿Y vosotros? ¿Qué series habéis visto este verano?

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué series habéis visto este verano?

de Rubén Tiempo de lectura: 6 min
0