¿Qué debes hacer si a tu pareja no le gusta ver series? ¡La solución!

Celos, discusiones fuera de tono, infidelidades… Muchas son las situaciones que pueden llevar a una pareja al extremo y darse el adiós definitivo. Eso sí, ninguna de las situaciones que se han mencionado anteriormente son tan graves como la que venimos a plantearte a continuación: ¿Y si a tu pareja no le gusta ver series?

La opción rápida sería “Pues coges y la dejas” pero como sabemos que el amor nos tira mucho, y que los maratones en Netflix no son lo mismo si no hacen en buena compañía, de momento vamos a descartarla. Hoy venimos a proponerte cinco soluciones, unas más legales y menos penadas por la ley que otras, pero soluciones a fin de cuentas, para hacer frente a esta dramática situación que la vida o el karma podría poner en tu camino. Si estás pasando por este trágico momento de tu vida solo tienes que seguir leyendo y empaparte de nuestra sabiduría.

Coge lápiz y papel y ponte a tomar nota de todo lo que te vamos a decir porque la solución definitiva a esa crisis que parece insuperable entre tu pareja y tú podría estar a nada de llegar a su fin. O no. Sea como sea, y pase lo que pase, desde Seriéfilos Enfurecidos nos queremos lavar las manos absolutamente ante el posible resultado de aplicar alguna de estas ideas.

Resultado de imagen de aria money pretty little

1. Netflix a traición: ¿No quieres caldo? Pues toma dos tazas. Como bien sabemos gracias a nuestros amplios conocimientos en medicina fundamentados única y exclusivamente en la visualización de catorce temporadas de Anatomía de Grey: Lo mejor ante las situaciones complicadas es la terapia de choque. Una de las mejores posibilidades a seguir ante el difícil momento en el que tu pareja te comunica que no le gusta ver series no cabe duda que es recurrir a la plataforma de pago y que ésta con su magia haga el resto.

Es tan sencillo como conseguir el pin de su tarjeta de crédito (si no está por la labor recuérdale todas las cenas con su familia que te has comido por él/ella desde que estáis juntos y haz un poco de drama) y la tarjeta, evidentemente. ¿O pensabas que encima todo esto lo ibas a pagar tú?

2. Modifica su ADN: El pasado mes de noviembre salía a la luz la gran noticia de que por primera vez en la historia se había modificado el genoma de un ser humano, ¿por qué no utilizar los avances de la ciencia para evitar una ruptura inminente? Solo necesitas algo más de novecientos euros, y muy pocos escrúpulos, para ponerte de camino a California (Aquí te dejamos información de los vuelos), donde con un poco de suerte podrán tratar a tu pareja de su trastorno genético.

¿Qué podría salir mal? Todo. Tu pareja podría morir durante su modificación de ADN pero si previamente has intentado el primer paso al menos ahora podrás apropiarte de su suscripción a Netflix. No hay mal que por bien no venga.

Resultado de imagen de aria ezra fight

3. Darle apoyo (y suscripción a Netflix a traición): Supongamos que eres buena persona, cosa que dudamos si has seguido leyendo hasta aquí, quizás ha llegado el momento de sentarte y escuchar sobre su enfermedad. Porque sí, amiga, que no te gusten las series es una enfermedad recogida por la OMSDMC (Organización Mundial de la Salud De Murcia Creo) y por ello debes mostrar tu comprensión en todo momento. Debes tener paciencia pues no es una situación fácil de manejar.

Sentaos y hablar sobre los posibles hechos traumáticos durante la infancia que le han podido llevar al rechazo de un buen maratón seriéfilo acompañado de un suculento bol de palomitas de medidas inhumanas. Tras la charla obviamente no olvides suscribirle sin su consentimiento a Netflix durante dos años, porque recuerda, hay terapias que funcionan lentamente.

4. Las series como religión: Una pequeña mentirijilla puede salvarnos de situaciones peliagudas como esta. La solución que te proponemos llegados a este punto es rápida, realista y eficaz, no hemos venido a perder el tiempo. Comunícale que tu padre acaba de darte la noticia de que eres descendiente de la tribu “Apualemui”, una tribu de origen germánico asentada en Europa durante los siglos XV y XVI, cuyo principal ente de adoración eran las series de televisión.

No puedes renunciar a las creencias de tus antepasados porque para ti tus raíces son muy importantes. Si quiere continuar contigo debe respetar tu decisión y convertirse junto a ti al “Apualemuismo” cuanto antes. Si no te convence el nombre de la tribu o la religión siempre puedes darle rienda suelta a tu imaginación y llamarla como desees.

 

5. Corta la relación: Si nada de lo anterior ha funcionado ha llegado el momento de volar por libre. No necesitas a nadie para maratonear durante siete horas seguidas. Te lo digo yo que mi novio me dejó viendo la cuarta temporada de American Horror Story y yo continué viéndola por mi cuenta (Aquí he dejado un fun fact sobre mi vida sentimental para quién lo quiera). Cero regrets. Si no sabe apreciar tu bien más preciado es que claramente no te merece y no lo digo yo, porque seguro que hay algún artículo en la Constitución Española que nos ampara. Así que sigue lo dicho por Raffaella Carrà en uno de sus hitazos y: “Búscate a otro más bueno y vuélvete a enamorar”.

Una vez utilizadas nuestras ideas no olvides comunicarnos cómo de efectivas han resultados ser nuestras recomendaciones a la hora de tratar esta horrible situación por la que cada año pasan miles de españoles. Ánimo, de todo se sale y tú no vas a ser menos que nadie. Seguro que aplicando nuestros conocimientos (de mierda) sacarás a flote tu relación tristemente desgastada por este traumático acontecimiento.

(Visited 90 times, 1 visits today)

Autor entrada: EhEhFran

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *