Propósitos Seriéfilos 2k21

Hacemos una lista de posibles propósitos de entrada de año

¡Muy buenas, mis Seriéfil@s! Antes de nada, feliz Año Nuevo y esas cosas. Espero que os hayáis comido todas las uvas durante las campanadas. Yo no, este año he decidido que en lugar de comerme doce uvas, lo que iba a hacer era recordar grandes momentos seriéfilos por cada campanada: spoiler, todos los momentos fueron de Schitt’s Creek.

Para empezar el año, he decidido hacer una lista de propósitos seriéfilos para este 2k21. No engaño a nadie que necesitaré bajar el listón… por favor, que no sea tan horrible como el anterior. Ordenaré los propósitos, del número 1 al número 10. Aunque realmente no hay orden como tal, todos son igual de importantes.

Número uno, ¿recordáis cuando os dije que todos los propósitos eran igual de importantes? Pues mentí, este es el propósito seriéfilo más importante de todos: este año me propongo seguir sin engancharme a una serie de The CW. Por favor, Dios de las series, no me dejes caer en la tentación. Aleja a la CW de mi vista, no dejes que se me acerque, soy alérgico.

Número dos: seguir riéndome con el final de Supernatural. Cualquiera diría que lo mío con The CW es personal, (te miro a ti Arrow), pero los últimos coletazos de las serie de los hermanos Winchester me han mentido con vida durante estos dos últimos meses de nuestro querido 2k20. Qué grandes momentos he pasado buscando memes en Tumblr. 2021, por favor, que sigan llegando.

Número tres: ¿Sabéis esa sensación que tienes en el estómago cuando vas por el cuarto pedazo de turrón de chocolate y no puedes más, pero sigues comiéndolo igualmente? Pues es justo lo que me pasa a mí con Star Wars y Marvel. Que no paren las series, que aunque esté hasta arriba de contenido me las veré todas. Y es que Disney+ parecía Oprah regalando series a todas sus franquicias durante la conferencia del mes pasado.

Propósitos Seriéfilos 2k21
Sólo de Marvel para este año. ¿Las veré en contra de mi voluntad? Por supuesto.

Número cuatro: plataforma de streaming. Hago desde aquí un llamamiento a Mercadona para que saque su propia plataforma de visionado directo. Sería como Netflix pero con series baratas y de marca blanca (o sea, como Netflix). La plataforma de Mercadona tendría series de marca blanca de series famosas: Juego de rollos (de papel higiénico), Baking Bread, Pretty Little Rice, El desorden que dejas…

Número cinco: asumir que tu lista de series pendientes tiene que cambiarse de nombre y apellidos a “Lista de series que un día quise ver y no encontré el momento para hacerlo y ya es demasiado tarde”. Y es así, querid@s seriéfil@s, hay series que llevan en mi lista más de cuatro años y ya he asumido que nunca veré. Pushing Daysies, lo siento por ti, pero ya tengo claro que nunca te veré. Lee Pace, yo te quiero igualmente aunque nunca vaya a ver tu serie.

Número seis: ver más de dos animes a lo largo del año te convierte automáticamente en otaku. Creedme, esto me cuesta reconocerlo más a mí que a nadie. El anime se ha convertido en un referente en cuantoa ver series. Son disfrutones, con buena animación, tramas loquísimas y banda sonora de infarto. Este año le tengo echado el ojo a un par de estrenos y los espero con muchas ganas. Así que si os encontráis en la misma situación que yo, es hora de que sepáis que nos tocará bañarnos poco

Propósitos Seriéfilos 2k21

Número siete: aprender a bloquear jáscas (grande Noemí Argüelles). El uso de las redes sociales los días de estreno de una serie puede ser muy peligroso. Hay gente que tiene una afición: verse la serie de un sólo día para poder spoilear a gusto. Hay gente cabrona, ¿qué le hacemos? Por eso, mi propósito para este año es aprender a bloquear los dichosos hashtags. Se supone que somos una generación de nativos digitales, pero a mí aún hay cosas de este amplio mundo de internet que se me atragantan.

Número ocho: un revisionado al año no hace daño. ¿Tenéis en mente esa serie que os cambió la vida, con la que llorasteis y reísteis casi al mismo tiempo? Pues es hora de revisionarla. Si algo me enseñó la pandemia es revisitar los happy places seriéfilos. Aunque el revisionado siempre conlleva un riesgo… Voy a ponerme un poco metafísico, puede ser que ya no seas la misma persona que vio esa gran serie por primera vez y con el revisionado te encuentres ante algo que te deja más descolocado que otra cosa… Yo soy de los que piensan que en la vida seriéfila a veces hay que correr riesgos, ya lo dice el propio propósito.

Número nueve: ¿Es necesario adaptar absolutamente todos los libros habidos y por haber? Es una pregunta muy fuerte que yo me hago (imaginaos a mi que estoy cruzado de brazos y con al cara seria). Este propósito es un llamado a las musas: por favor, visitad la sala de guionistas. Queremos más series con ideas originales. (Y ninguna de ellas centradas en la Covid, el confinamiento o la pandemia mundial, la realidad ya es suficiente).

Número diez: como decían Tom y Donna en Parks and Recreation: treat yo’ self. ¿Tu serie favorita tiene funkos? Date un capricho y compra un par de ellos. ¿Buscas una camiseta con Grogu y no la encuentras? En nuestra tienda la encuentras fácilmente. El merchandising seriéfilo es a la vez una bendición y una maldición (para la cuenta corriente, concretamente) pero, usado con moderación, nos salva más de un mental breakdown.


Y hasta aquí los propósitos seriéfilos 2k21. Tenedlos en mente para cuando acabe el año volver aquí para saber si todos se han cumplido.

Recordad que ahora podéis encontrar merchandising de vuestras series favoritas aquí, en la tienda online de Seriéfilos Enfurecidos.

The following two tabs change content below.

Rubén

Si no echo bilis y le saco puntilla a todo lo que veo no me quedo tranquilo. Dejo series a medias y no me arrepiento de nada. Comiquero, gamer y procrastinador a tiempo parcial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Propósitos Seriéfilos 2k21

de Rubén Tiempo de lectura: 4 min